Bahá'í Library Online
. . . .
.
>>   Bahá'í Writings Books
> add tags

Siete Valles y Los Cuatro Valles, Los

by Bahá'u'lláh

start page single page chapter 2 next chapter

Chapter 1

Los Siete Valles y los Cuatros Valles

Los Siete Valles de Bahá'u'lláh

1

En el Nombre de Dios, el Clemente, el Misericordioso.
2

Loado sea Dios, Quien de la nada forjó la Creación, inscribió los misterios de la preexistencia sobre la Tabla del hombre; del Bayán le enseñó lo que ignoraba, hizo de él un Libro Luminoso para aquellos que creyenon y se sometieron; hizo que, en esta oscura y funesta edad presenciara la creación de todas las cosas (Kull-i-Shay´) y diese testimonio de ello con maravillosa voz sobre la cima de la eternidad en el Templo Excelente [1]: a fin de que todo hombre pueda atestiguar, en sí y por sí mismo, y en el rango de la manifestación de su Señor, que verdaderamente no hay Dios salvo Él, y para que todo hombre pueda así ganar la cumbre de las realidades, hasta que nadie contemple cosa alguna sin ver en ella a Dios.

3

Y alabo y glorifico al primer mar, que fluyó del océano de la Esencia Divina, y a la primera alborada que despuntó en el Horizonte de la unicidad, y al primer sol que brilló en el Cielo de la Eternidad, y a la primera llama que fue encendida por la Lámpara de la Preexistencia en el candil d3e la singularidad: aquél quien fue Ahmad en el reino de los excelsos, Muhammad en el concurso de los íntimos, y Mahmúd [2] en el dominio de los sinceros, "...invócalo por cualquier nombre qu deseéis. Él tiene excelentísimos nombres" [3] en los corazones de aquellos que saben. ¡Y que haya entre los Suyos y Sus compañeros abundante, eterna y perduable paz!

4

Además, hemos escuchado con atención lo que el reuseñor del conocimiento cantó desde las ramas del árbol de tu ser, y hemos aprendido lo que la paloma de la certeza pregonó desde la pérgola de tu corazón. Pienso que al leer tu carta ciertamente aspiré la fragancias de las vestiduras de tu amor y alcancé tu presencia. Y puesto que noté que mencionas tu muerte en Dios, y tu vida a través de Él, y tu amor por los amados de Dios y por las Manifestiones de Sus Nombres y los Albores de Sus Atributros, por tanto revelaré par tí los sagrados y resplandecientes signos de los mundos de gloria, praa atraerte a la corte de santidad, proximidad y belleza, y llevarte a una posición desde la cual no verás nada en la creación salvo el Rostro de tu Bienamado, el que merece honra, y contemplarás todas las cosas creadas como en el día en que ninguna poseía nombre.

5

Sobre esto cantó el reuseñor de la unicidad en el jardín de Ghawthíyyih. [4] Dijo Él: "Y aparecerá en la tabla de tu corazón un escrito sobre los sutiles misterios del "Teme a Dios y Dios te dará conocimiento´; [5] y el ave de tu alma recordará los sagrados santuarios de la preexistencia y ascenderá en alas del anhelo al cielo del `camina sobre los hollados senderos de tu Señor´, [6] y recogerás los frutos de la comunión en los jardines del `Aliméntate, entonces, con toda clase de frutos´¨.

6

Por Mi vida, oh amigo, si porbaras de estos frutos del verde jardín de capullos que crecen en las tierras del conocimiento, junto a las luces de guía de la Esencia, en los espejos de los nombres y atributos, un vivo deseo arrancaría de tu mano las riendas de la paciencia y el recato y haría temblar tu alma con luz centelleante; te arrastraría de tu hogar terreno hacia la primera morada celestial, en el centro de las Realidades; y te elevaría sobre la tierra y te haría deslizar sobre el agua como si corrieses por los campos. Por tanto, que ello nos recocije a Mí y a tí y a quienquiera se remonte al cielo del conocimiento y cuyo corzón sea, por esto, refrescado: las brisas de la certeza han soplado sobre el jardín de su ser desde el Sheba del Todo Misericordioso.

7

¡La paz sea con aquél quien sigue el Recto Sendero!

8

Y es más, se dice que siete son las etapas que jalonan la jornada del caminante desde la morada de polvo hasta la patria celestial. Algunos la llaman los Siete Valles, otros las Siete Ciudades. Y dicen que el caminante no alcanzará el océano de la cercanía y la unón, ni beberá del incomparable vino, hasta que no se desprenda de sí mismo y atraviese estas etapas. La primera es: ... [continued on next chapter]

Notes

    1. [La Manifestación.]

    2. [Muhammad, Ahmad y Mahmúd, son nombres y títulos del lProfesta, derivados del verbo "alabar", "exaltar".]

    3. [Qur´án 17:110.]

    4. [Sermón de `Alí, yerno y sucesor de Muhammad.]

    5. [Qur´án 2:282.]

    6. [Qur´án 16:71.]

    7. Idem.]

start page single page chapter 2 next chapter
Back to:   Bahá'í Writings Books
Home Site Map Forum Links Copyright About Contact
.
. .