Bahá'í Library Online
. . . .
.
>>   BIC Documents
Abstract:
Informe presentado por la Comunidad Internacional Bahá'í acerca de las actividades de la Comunidad Bahá'í Mundial para mejorar la condición de la mujer durante el Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer y Programas Futuros para el Adelanto de la Muje
Written in Spanish.

Conferencia Mundial para el Examen y la Evaluación de los Logros del Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer: Igualdad, Desarrollo y Paz

by Bahá'í International Community

1985-06-15
original written in English.
Informe presentado por la Comunidad Internacional Bahá'í acerca de las actividades de la Comunidad Bahá'í Mundial para mejorar la condición de la mujer durante el Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer y Programas Futuros para el Adelanto de la Mujer

Tema 8 del programa provisional: Estrategias de aplicación orientadas hacia el futuro para el adelanto de la mujer hasta el año 2000 y medidas concretes para superar los obstáculos que se oponen al logro de las metas y objetivos del Decenio de las Naciones Unidas Para la Mujer: Igualdad Desarrollo y Paz y del subtema: Empleo, Salud y Educación, teniendo en cuenta la Estrategia Internacional para el Tercer Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo y el establecimiento de un nuevo orden económico internacional.

Nairobi, Kenya
15 a 26 de julio de 1985


--------------------------------------------------------------------------------

INTRODUCION
En octubre de 1983 la Comunidad Internacional Bahá'í envió a las Asambleas Nacionales Bahá'ís de todo el mundo un cuestionario acerca de las actividades que sus comunidades habían organizado durante el Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer a fin de alcanzar la igualdad de derechos, prerrogativas y responsabilidades de ambos sexos, así como para obtener información sobre los obstáculos a que esas comunidades hubieran hecho frente -- y enfrentaran todavía -- para alcanzar ese objetivo. Se pidió además a las Asambleas que suministraran información acerca de los programas y actividades en pro de la mujer que proyectaran después del decenio.

El presente informe se basa en información recibida de 77 de las 143 Asambleas a las que se envió el cuestionario, y abarca información de países de Africa, América, Asia y Australasia y Europa. Por lo tanto, es bastante representativa de la preocupación de los Bahá'ís a escala mundial por el adelanto de la mujer, así como de las medidas adoptadas por las comunidades Bahá'ís para colaborar con las Naciones Unidas en las actividades que vienen realizando desde hace tiempo para mejorar la condición de la mujer.

Las respuestas recibidas a los cuestionarios tanto de 1973 como de 1983 confirman la necesidad de cambiar las actitudes en que han hecho hincapié las Naciones Unidas y destacan la importancia de la educación para hacer realidad la igualdad del hombre y la mujer. Indican además que las comunidades Bahá'ís realizan muchas actividades innovadoras para propiciar el adelanto de la mujer y mantener a la vez la unidad de la familia y de la comunidad, condiciones que son esenciales, en opinión de los Bahá'ís, para hacer buenos progresos en el logro de la igualdad de los sexos.

Si bien las comunidades Bahá'ís evalúan con realismo los obstáculos que quedan por superar, están empeñadas en cambiar las actitudes y trabajan de manera sistemática y práctica para llegar a la meta de la igualdad de los sexos. Están empeñadas en la educación de la mujer, incluso con preferencia respecto de la del hombre, ya que la mujer, como madre, tiene mucha importancia sobre la vida de las generaciones futuros. Además, comprenden la importancia del potencial de la mujer para alcanzar la paz y el orden mundial a medida que la mujer participe en grado cada vez mayor en todas las esferas de la vida de la comunidad.

Cabe señalar que todos los Bahá'ís y todas las instituciones Bahá'ís se adhieren a la creencia de que las enseñanzas de su Fe están investidas de autoridad divina y que los principios de esas enseñanzas son la orientación a la que se dirigen continuamente para aumentar su comprensión de ella. Es inevitable en este momento de la historia de la comunidad mundial Bahá'í que haya grandes diferencias en cuanto a la comprensión, así como en cuanto a la aplicación, de esos principios y que el pleno reconocimiento de su significación y su demostración en la acción dependan de muchos factores en la vida del individuo y de la sociedad. Las comunidades Bahá'ís, aunque son muy diferentes unas de otras porque incluyen una gran diversidad de antecedentes culturales, son también muy semejantes. Expresan una unidad única en la diversidad: unidad en cuanto todos aceptan a Bahá'u'lláh, el Fundador de su Fe, como el Profeta Divino para este periodo de la historia humane y sostienen la visión mundial, los principios y las leyes que El trajo: diversidad en cuanto son una mezcla desusada de nacionalidades, razas, credos, clases y temperamentos, todos acogidos y apreciados en la Fe Bahá'í y su comunidad mundial.

DURANTE EL DECENIO DE LA ONU PARA LA MUJER (1976--1985)
Las actividades que han realizado las comunidades Bahá'ís revelan gran diversidad tanto debido a los retos específicos planteados en cada sociedad -- los diversos antecedentes étnicos y culturales representados -- así como por cuanto las comunidades Bahá'ís nacionales se encuentran en diferentes etapas de crecimiento y tienen mayor o menor número de miembros.

La influencia positiva que con mayor frecuencia se menciona respecto a la integración de la mujer en la vida de la comunidad, según las respuestas al cuestionario, ha sido el orden administrativo Bahá'í. Por lo tanto, como la manera en que esas comunidades funcionan es parte del proceso de aprendizaje en que los Bahá'ís participan voluntariamente a medida que pasan a ser miembros con derecho a voto, corresponde decir alga acerca del carácter del orden administrativo que propicia el desarrollo de la comunidad Bahá'ís.

La estructura administrativa que los Bahá'ís encuentran tan eficaz -- que actualmente funciona en más de 140 países y en diversos medios culturales representando 2.000 antecedentes étnicos -- estimula la participación universal, en la consulta y la adopción de decisiones, desde la más pequeña comunidad hacia arriba. Un elemento importante de ese sistema es un proceso de elección por voto secrete, libre de la práctica de las nominaciones y las campañas electorales. Los miembros de la comunidad local eligen por voluntad propia los hombres y mujeres que consideran mejor calificados para adoptar decisiones respecto de muy diversas preocupaciones humanas. Se pide a los miembros "que consideren sin el menor asomo de pasión y prejuicio, e independientemente de toda consideración material, los nombres de aquellos que pueden combinar de mejor manera las cualidades necesarias de lealtad fuera de toda duda, devoción desprendida, mente bien adiestrada, capacidad reconocida y experiencia madura."

El consejo administrativo elegido consulta periódicamente con todos los miembros de la comunidad en general, basándose en la diversidad de puntos de vista que existe necesariamente en toda situación. Una vez que el consejo adopta las decisiones por unanimidad o por mayoría, todos los miembros de la comunidad están obligados a respetarlas, velando de esta manera por el apoyo unificado de la comunidad en general.

Este proceso conjunto de adopción de decisiones elimina los males de la militancia política que procure socavar un plan de acción e impide la influencia de los grupos de presión que promueven intereses especiales.

La importancia del papel que este sistema administrativo ha jugado en el adelanto de la mujer durante el Decenio puede verse en varias observaciones formuladas desde diversas zonas geográficas.

Por ejemplo, en un país del Africa oriental(l) en que la comunidad Bahá'í experimentó un crecimiento importante en los últimos diez años, primordialmente en el nivel de base, se informó que el desarrollo de orden administrativo de la Fe Bahá'í había sido "un factor clave de la participación de la mujer", habiendo "más mujeres que prestan servicios en instituciones baháis tanto designadas como elegidas". En otro país, del Africa occidental(2), se observó que "la igualdad de la mujer había sido realizada por una mayor experiencia administrativa", que la mujer a la vez está "incluida en la mayoría de los comités nacionales y regionales designados por la Asamblea Espiritual Nacional", y que "presto servicios además en muchas asambleas locales". La comunidad Bahá'í de un país centroafricano(3) observó además que las principales actividades organizadas por las instituciones Bahá'ís para mejorar la condición de la mujer hablan "tenido éxito con frecuencia debido a los esfuerzos sostenidos de las asambleas Bahá'ís locales", y que muchas mujeres prestaban servicios activamente en las comunidades Bahá'ís "sin experimentar discriminación".

En las respuestas al cuestionario se indicó además que no era desusado que la mujer prestara servicios tanto en las Asambleas Baháis Nacionales como en las Asambleas Locales, "con frecuencia como oficiales" (4), y que a medida que comienzan a funcionar activamente "aprendan a desempeñar papeles de dirección" (5) y a participar "sin restricciones en los procesos de consulta y de adopción de decisiones" (ó) en las funciones administrativas locales y nacionales de la comunidad Bahá'í: "las mujeres a la vez votan y son elegidas".(7)

Una de las explicaciones más claras de los cambios registrados en la mujer al abrazar las enseñanzas y los principios de la Fe Bahá'í y con su participación en las actividades de la comunidad Bahá'í se encuentra en la respuesta siguiente:

El acto mismo de convertirse en Bahá'í es la primera decisión personal importante que adoptan muchas mujeres de las zonas rurales. Posteriormente, a medida que profundizan en las enseñanzas babáis y en el papel que se espera que desempeñen en la actividad administrativa Bahá'i, cambian de ser miembros pasivos de un orden social existente a miembros dinámicos de un nuevo orden. Debido a sus funciones de servir en órganos administrativos Bahá'ís y de votar y de tener derecho a ser elegida, la mujer ha hecho grandes progresos en una sociedad dominada en gran medida por los hombres. En un número cada vez mayor de asambleas locales Bahá'ís hay miembros mujeres y se ha dada cuenta también de asambleas locales cuyos miembros son mujeres en su totalidad.(8)

Dos comentarios adicionales ayudan además a comprender el proceso:

La oportunidad que se da a la mujer de participar en las instituciones administrativas Bahá'ís es un factor que contribuye a mejorar su condición.(9)

Aunque tradicionalmente la mujer no desempeña un papel real en la adopción de decisiones, Bahá'ís para puestos administrativos Bahá'ís locales y nacionales. A medida que prestan servicios en estos cargos, educan a otras mujeres.(10)

En las respuestas al cuestionario se indica además que como resultado de este sistema administrativo el porcentaje de mujeres que participan como delegados a las convencionales nacionales Bahá'ís, que se convocan anualmente para elegir las Asambleas Nacionales Bahá'ís, ha aumentado. De hecho, la comunidad de un país observó que este "aumento significativo"era un "signo de cambio".(11)

Se dio cuenta además de la participación regular de la mujer en número cada vez mayor, mediante elecciones, en las Asambleas Nacionales y Locales y, mediante designación, en los comités nacionales y locales. La comunidad de un país estimó que una contribución importante al Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer era el hecho de que la mujer "prestaba servicios en las Asambleas Locales y en los comités nacionales".(12) En una respuesta(13) se indicó que "más de la mitad de los miembros actuales de los órganos administrativos locales Bahá'ís son mujeres", y que "más del 30% de los miembros de la Asamblea Nacional son mujeres". En otro país(14) "la Asamblea Nacional Bahá'í está compuesta en una tercera parte por mujeres", y, lo que tal vez sea más importante, "el porcentaje es de una cuarta parte de mujeres en las Asambleas Locales, y la mayoría de esas comunidades Bahá'ís se encuentran en zonas rurales". Además, "una cuarta parte de los comités nacionales están compuestos de mujeres".

La experiencia general de las comunidades Bahá'ís parece indicar, como se expresa en un case concrete, que la mujer "comparte igualdad de derechos y participa plenamente en las actividades Bahá'ís".(15)

Además, el analfabetismo no ha disuadido la elección de mujeres a las instituciones Bahá'ís, como indican las elecciones en un país africano(1ro) a la Asamblea Nacional de una aldeana analfabeta (1976), una comerciante analfabeta (1977) y una dueña de casa analfabeta (1976). En 1983, la primera de esas tres mujeres fue reelegida a la Asamblea.

En un comentarlo se resumen los efectos del sistema administrativo Bahá'í sobre el desarrollo del potencial de la mujer:

La mujer ejerce auténticamente y en plenitud sus privilegios y responsabilidades en el trabajo de la comunidad. El éxito de sus esfuerzos se debe a un sentido de dignidad, a la seguridad espiritual y a la educación, así como al reconocimiento del papel de la mujer en todas las actividades de la sociedad. Como muchas mujeres participan en todos los aspectos de la administración Bahá'í y de la vida de la comunidad, esta parece ser la esfera en que el principio de la igualdad ha sido más fructífero.(17)

Las respuestas recientes al cuestionario indican además que las conferencias, los institutos, loa seminarios, los programas escolares y las clases de estudio han tenido un papel importante en la educación del hombre tanto como de la mujer en las familias y comunidades Bahá'ís. El establecimiento de escuelas, de proyectos de adiestramiento en alfabetización, programas de profundización sostenida, la publicación de información pertinente en los idiomas locales, así como las ventajas de la exposición transcultural, han tenido gran beneficio en las comunidades Bahá'ís. Es también claro que los Bahá'ís procuran no sólo obtener información sobre adelantos médicos, sine que promueven activamente principios de buena nutrición, higiene y otras prácticas benéficas de salud. La creencia en la importancia tanto de la ciencia como de la religión en cuanto aspectos de la realidad ha hecho que los Bahá'ís perseveren en esta práctica.

La importancia que los Bahá'ís asignan a La adquisición de estas cualidades morales y espirituales mientras procuran fortalecer el carácter humane afectan directamente el desarrollo del hombre y de la mujer que se someten a las influencias Bahá'ís. Las leyes matrimoniales Bahá'ís, los conceptos Bahá'ís de unidad de la familia y la responsabilidad de todos los miembros de la familia, un espíritu de cooperación amorosa entre el hombre y la mujer, y el estimulo, la asistencia y el apoyo en las comunidades Bahá'ís son elementos importantes de los progresos que están hacienda los Bahá'ís. Se verá que todas esas comunidades procuran la igualdad del hombre y la mujer, el fortalecimiento de la unidad familiar, y la unidad, el orden y la estabilidad de la comunidad.

DESPUES DEL DECENIO
En cuanto a los futuros programas de actividades para poner en práctica las metes de largo plaza en que están empeñados los Bahá'ís, muchas Asambleas Nacionales Bahá'ís no sólo señalan sus objetivos, sine que delinean formas concretes en que se proponen alcanzarlos. La orientación hacia el adelanto y el desarrollo de la mujer es clara, y la promesa para las generaciones futuros es todavía más llena de esperanzas a medida que los Bahá'ís profundizan la comprensión de los principios y las enseñanzas de su Fe y educan asimismo a sus hijos en ellas.

El alcance de los futuros programas de actividades puede desprenderse de los esfuerzos siguientes:

AFRICA
Entre los planes figura un proyecto de clases de alfabetización en las aldeas con el Intercambio Juvenil Bahá'í, en el que se incluirían mujeres. También habría colaboración con organizaciones de mujeres para lograr ciertos proyectos orientados hacia la mujer y la niña durante el Año Internacional de la Juventud y después. Se proyecta realizar una conferencia nacional de mujeres a la que se invitará a oradoras Bahá'ís del mundo francoparlante. Se espera que algunas de esas mujeres lleguen con anticipación o se queden después de la conferencia a fin de visitar a mujeres de las comunidades locales Bahá'ís, enseñando y estimulando actividades locales pertinentes. Mediante la colaboración con las Naciones Unidas y los organismos de salud y bienestar, llegarán nuevas ideas a las mujeres Bahá'ís que las ayudarán a mejorar sus condiciones de vida. (Benin)

Se estimulará a la mujer Bahá'í a que desempeñe un papel activo en todos los proyectos de desarrollo social y económico. La planificación de conferencias nacionales o regionales para la mujer, institutos y contactos con diferentes organizaciones de mujeres del país se consideran también importantes. El aumento del grado de conciencia del hombre respecto del papel que desempeña la mujer en la sociedad, especialmente en la educación, la salud, la paz y el empleo y en el desarrollo social y económico de una nación, es otro objetivo. (Burkina Faso)

Los Bahá'ís mantendrán centros orientados a la mujer. Entre estos figuran la educación espiritual, la salud y la nutrición, así como la alfabetización de la mujer. (República Centroafricana)

El componente espiritual del desarrollo humano y social parece ser nuestro principal recurso en Gambia. Tanto individuos como las instituciones administrativas Bahá'ís de Gambia colaboran con las actividades locales, nacionales e internacionales de desarrollo, ofreciendo conocimientos profesionales y los principios Bahá'ís. Parecería que el rápido fortalecimiento de las comunidades locales Bahá'ís es una necesidad para la ampliación de los programas futuros. (Gambia)

Se procurará que las mujeres Bahá'ís participen en las actividades Bahá'ís locales para designar mujeres a los comités y educar a la mujer mediante la organización de conferencias de mujeres. Se crearán escuelas profesionales para capacitar a la mujer en las esferas pertinentes y dar profundidad a su comprensión de los principios de la igualdad del hombre y la mujer. (Ghana)

La forma más importante en que puede ayudarse a la mujer es mediante el desarrollo continuo del orden administrativo Bahá'í, en particular, el establecimiento y el fortalecimiento de las asambleas Bahá'ís locales. La madurez en evolución de las asambleas locales asegura la mayor participación de la mujer debido a principios básicos de igualdad y participación universal. Entre las actividades concretas figura el estímulo para que la mujer participe activamente en todas las esferas de la vida de la comunidad, para aumentar el número de grupos de mujeres, tanto los de carácter oficioso como los más oficiales, y las cooperativas de autoayuda. A fin de colaborar en esta evolución, el Comité Nacional de Mujeres y Niños elaborará materiales adecuados, incluidos los disponibles en los ministerios gubernamentales. El Comité Nacional de Mujeres Y Niñas ya se encuentra en vías de preparar una serie de folletos destinadas a la mujer rural semianalfabeta. Entre los temas figuran: la creación del hogar espiritual, la enseñanza del buen carácter, el uso eficaz de la disciplina, el aprendizaje en el hogar y la escuela y la crianza de niños sanos. En los ministerios gubernamentales se cuenta con materiales en las esferas de la agrosilvicultura, alfabetización, tecnología apropiada y programas hídricos. Las conferencias en los planos local, regional y nacional han sido las herramientas más eficaces para el desarrollo de la mujer.

Un factor indispensable del logro de la igualdad de la mujer es la comprensión por el hombre del papel que ella juega; se dará mayor importancia al papel del hombre en la realización del principio de la igualdad.

El inicio de escuelas preprimarias administradas por asambleas locales contribuirá también al desarrollo de la mujer. En esas escuelas se contratará principalmente a maestras y se ayudará a velar por su capacitación. Habrá el mismo programa de estudios para niños y niñas y se enseñará la igualdad del hombre y la mujer. (Kenya)

La mujer participará en nuevos proyectos de desarrollo social y económico realizados por la comunidad Bahá'í. Seguirá habiendo un comité de mujeres que patrocinará actividades especiales para la mujer. Se prevé un aumento de las actividades de la comunidad. La mujer recibirá becas que le permitan asistir a conferencias, y se estimulará el apoyo de su marido en la gestión del hogar en su ausencia. (Nigeria)

Entre los futuros proyectos se incluirá la capacitación en alfabetización, la instrucción de la mujer en la enseñanza de los niños mediante folletos y la asistencia que se prestará a la mujer en las labores domésticas, la higiene y las responsabilidades sanitarias. (Rwanda)

La experiencia ha revelado que la profundización de la mujer en la comprensión de la Fe Bahá'í amplía sus perspectivas y le da mayor confianza en sí misma. Ello puede lograrse celebrando conferencias de mujeres en los planos local, regional y, tal vez, nacional tanto para profundizar en las enseñanzas Bahá'ís como para brindar un foro para la discusión de las ideas y preocupaciones de la mujer. Se podría complementar con la producción y distribución de una revista femenina, centrada en los mismos temas de la conferencia, dando especial importancia a la enseñanza de la nutrición, todo lo cual podría ser útil. (Tanzanía)

Entre los planes en la esfera del desarrollo figuran la organización de programas de alfabetización de la mujer Bahá'í mediante escuelas tutoriales y la organización de cooperativas por la mujer en algunas de las aldeas para la producción agropecuaria. Se organizarán institutos y conferencias de mujeres para educar a la mujer.

Como la unidad de la familia es una meta de los Bahá'ís se puede estimular a las mujeres a fin de que realicen reuniones de mujeres para que compartan los elementos de la vida familiar y la profundicen. El comité puede celebrar conferencias para crear una mejor comprensión de la unidad y la igualdad del hombre y la mujer. (Zimbabwe) --

AMERICAS
Habrá una reunión especial de mujeres Bahá'ís para celebrar consultas respecto de planes para una mayor integración de la mujer Bahá'í en proyectos sociales y económicos en las esferas de la educación, la salud y la familia, y para aprobarlos. En seminarios regionales que se realizarán con el mismo objeto se examinarán los problemas especiales de cada región del país. Otros objetivos que se persiguen son la publicación de un folleto especial con extractos de las Escrituras Bahá'ís respecto de la importancia de la mujer y su papel, el estimulo de la participación de la mujer Bahá'í en las comunidades locales y en las actividades sociales de carácter comunitario, la prestación de asistencia, por iniciativa de asambleas locales Bahá'ís, y el estimulo de su participación con otras instituciones que ya realizan actividades en la esfera social o que procuran el adelanto de la mujer. (Brasil)

Se puede estimular el desarrollo de la mujer mediante las siguientes actividades: 1) Seguir realizando actividades que mejoren la capacidad de gestión y dirección de la mujer; 2) Educar a las comunidades locales con respecto a la condición de la mujer; 3) Aumentar la comprensión de las Escrituras Bahá'ís con respecto a la mujer, y 4) Educar a la mujer joven con respecto a la vida en familia, los objetivos educacionales y el desarrollo y el uso de su capacidad.

Entre los objetivos propuestos figuran los siguientes: 1) Estimular la asociación con organizaciones de mujeres autóctonas y francocanadienses, 2) Organizar una Conferencia sobre la Mujer como parte del programa de la Asociación de Estudios Bahá'ís, 3) Realizar actividades de colaboración de la Asociación de Estudios Bahá'ís con organizaciones femeninas importantes del Canadá, 4) Hacer que por lo menos una mujer Bahá'í participe en todas las principales organizaciones de mujeres, 5) Realizar actividades de relaciones públicas para informar a los canadienses respecto de las cuestiones relativas a la igualdad del hombre y la mujer, 6) Comunicarse con todas las mujeres Bahá'ís respecto de estos objetivos, y mantener comunicación regular acerca de los progresos logrados a ese respecto. (Canadá)

La manera más eficaz de prestar asistencia al desarrollo de la mujer consistirá en 1) Estimular una mayor comprensión entre los Bahá'ís acerca de las enseñanzas Bahá'ís con respecto a la posición de la mujer, 2) Estimular una reorientación de la enseñanza de los niños, 3) Tomar medidas para la publicación de un boletín Bahá'í para la mujer, 4) Establecer vínculos más estrechos con los medios de comunicación y las publicaciones de mujeres, 5) Establecer vínculos más estrechos con organizaciones de mujeres, 6) Estimular la participación de los Bahá'ís en actividades organizadas para mejorar la condición de la mujer (seminarios, conferencias, entrevistas, programas, etc.), 7) Organizar conferencias regionales y nacionales sobre la mujer con la participación de otras organizaciones interesadas en la igualdad del hombre y la mujer, 8) Iniciar un programa de estudios sobre la mujer que incluya: a) los problemas de la mujer en las actividades técnicas y profesionales, b) los problemas de la mujer en diferentes periodos de la vida (la adolescencia, la juventud, la edad adulta y la edad anciana), c) los problemas del matrimonio, el divorcio, la viudez, segundos matrimonies, padres solteros, etc., d) consideración de la responsabilidad de la mujer con respecto a los niños, y e) discusión de las condiciones sociales generales que afectan a la mujer. Es importante dar menor importancia al machismo y cambiar la preferencia educacional que se suele dar a los niños varones. (Chile)

Consideramos que es importante dar a conocer los principios de la igualdad y los derechos de ambos sexos, no sólo entre los hombres, sine también entre las propias mujeres. Hay conciencia de la necesidad de que las niñas reciban educación y de que se les permita escoger carreras, oficios y profesiones con arreglo a sus propios deseos y capacidades.

A la vez que se ha de señalar que la ignorancia y el subaprovechamiento de la capacidad de la mujer en las comunidades se debe a las actitudes tradicionales, debe dejarse en claro que la igualdad de sexos que propician las enseñanzas Bahá'ís no concuerda necesariamente con las ideas de "emancipación sexual", que vienen de otros países. Es importante dejar en claro que los hombres mismos retrasarán su propio desarrollo si no progresan las mujeres. Es necesario que la mujer pose a ser una verdadera compañera en todos los aspectos de la vida de la familia y la comunidad. (El Salvador)

Las asambleas Bahá'ís locales, que suelen centrar su atención en la participación y el desarrollo de la mujer en sus comunidades, prestarán gran ayuda en el futuro. Las clases dedicadas a la infancia, que están a cargo principalmente de mujeres, fortalecerán la base de la comunidad. El funcionamiento de las asambleas Bahá'ís jugará un papel fundamental en el proceso de la educación, que tendrá efectos profundos sobre muchos aspectos de la condición de la mujer en Guyana.

Aunque se ha prestado atención a la vida de la familia, en la que la mujer desempeña un papel principal, y a la necesidad de que la mujer adquiera la capacidad de lectura y enseñanza general, otro aspecto importante que se ha de destacar es la consulta en familia, incluidos los elementos de confianza reciproca y de solución conjunta de problemas. (Guyana)

La comunidad Bahá'í debe organizar conferencias regionales y nacionales de mujeres, ya que en ellas la mujer aprende sus derechos y desarrolla el valor de hablar. La comunidad toda, incluidos los hambres, debe convencerse además de la importancia de los derechos de la mujer de manera que se puedan poner en práctica. Es muy importante que la mujer sienta el deseo de tener los mismos derechos que el hombre en las relaciones sociales y en la educación, y que exprese sus necesidades. De esta manera la comunidad desarrollará y expresará un nuevo nivel de bienestar. (Panamá)

Se prepararán boletines periódicos encaminados a alentar y estimular la participación de la mujer, y habrá mayor difusión del principio de la igualdad del hombre y la mujer mediante el uso de los medios de comunicación, la organización de conferencias y programas relativas a la familia. Debe darse importancia asimismo a la aceptación de la igualdad de la mujer de parte del hombre. (Paraguay)

Se planificarán programas educacionales sencillos relacionados con el desarrollo, la igualdad, la salud, el empleo y la paz a fin de estimular el adelanto y la participación de la mujer. En esta meta se incluirá la educación de los niños, a través de los que puede llegarse a las madres, así como un esfuerzo permanente para prestar asistencia a la mujer de todos los estratos sociales. (Perú)

El aumento del número de asambleas Bahá'ís locales y el establecimiento de programas de enseñanza de adultos habrán de conducir a un mayor desarrollo de la mujer Bahá'í, que adquirirá experiencia administrativa y mayor confianza en sí misma. (Santa Lucia)

Entre las maneras importantes en que la comunidad puede ayudar en el desarrollo de la mujer están: a) el establecimiento de comités nacionales de mujeres cuyo papel consistirá en 1) hacer que el tema de la igualdad del hombre y la mujer revista importancia nacional y concentre la atención de los Bahá'ís, 2) examinar detenidamente las actitudes y las tradiciones que impiden la igualdad del hombre y la mujer y formular maneras de cambiarlas dentro de la comunidad, 3) estimular la formación de comités femeninos Bahá'ís locales o regionales cuya preocupación sería organizar grupos oficiosos de estudios y conferencias locales para estudiar las necesidades y las preocupaciones de la mujer, 4) estimular la enseñanza no sexista de los niños, 5) estimular y apoyar a la mujer para que llegue a ser persona por derecho propio, 6) estimular y apoyar a la mujer para que estudie su papel en relación con el desarrollo social y económico y la paz mundial, 7) estimular y apoyar al hombre para que comience a estudiar su papel cambiante en relación con la igualdad del hombre y la mujer; b) la preparación de materiales didácticos especiales relacionados con: 1) la igualdad del hombre y la mujer, 2) relaciones interpersonales (relaciones hombre/mujer), 3) cooperación y mayor igualdad dentro del matrimonio, 4) crecimiento y desarrollo personales, 5) nuevas posibilidades de pensamiento y de conducta; c) comunicación con expertos Bahá'ís y no Bahá'ís en las esferas relacionadas con el tema. (Estados Unidos)

El matrimonio Bahá'í -- incluidas las leyes, prácticas y actitudes -- será un tema importante de conferencias, institutos y otros eventos Bahá'ís, especialmente los relativas a la juventud. Un comité sobre la vida Bahá'í, que se ha creado para identificar y aconsejar a la juventud que está estudiando la posibilidad de contraer matrimonio, estudiará los requisitos del matrimonio, una preocupación tanto de las asambleas Bahá'ís como de individuos Bahá'ís. Se destacará la importancia de la castidad antes del matrimonio y la lealtad después del matrimonio. Se seguirá prestando gran atención a los matrimonies en dificultades mediante la consulta de los cónyuges ayudándolos a resolver sus problemas. (Venezuela)

ASIA
Entre los planes generales figuran conferencias de mujeres, clases de estudio para mujeres, oportunidades de formación profesional para la mujer y la capacitación de maestras. (Bangladesh)

Se prevé la posibilidad de realizar cursos especiales de capacitación para la mujer también en el plano estatal. Otra meta importante consistirá en asegurar la participación total de la mujer en la administración Bahá'í y en la formación de los niños. Este último, en particular, es un paso muy importante en la formación de una nueva generación que practicará el principio de la igualdad del hombre y la mujer porque se les inculca desde una edad temprana. El desarrollo de escuelas tutoriales desempeñará asimismo un papel de importancia, y se mantendrá la publicación de boletines y revistas. (India)

Se considera que las actividades siguientes son importantes: 1) La influencia espiritual de la oración compartida en la familia, 2) La enseñanza de la mujer como madre y como educadora del niño, 3) Proyectos de servicios, como la atención de los ancianos y los impedidos, 4) Reuniones periódicas de automejora, compañerismo, hablar en público, motivación, prestación de primeros auxilios y otros temas de interés, 5) Asesoramiento para lograr que se dé amor y preocupación a las personas en épocas de necesidad, 6) Proyectos de desarrollo rural, incluido el énfasis en la higiene, la nutrición, la asistencia prenatal, durante el parto y la atención de los niños, y la orientación respecto de problemas matrimoniales. (Malasia)

Se estimulará a la mujer para que participe en actividades de organizaciones de mujeres. Se ha organizado este año un programa de educación sobre la crianza de los niños. Se estimulará también a la mujer a fin de que adopte metes personales en relación con las actividades de la comunidad. (Singapur)

Entre los planes para el futuro figuran: l) Enseñanza profesional, como clases de costura, mecanografía e hilado; 2) Crianza de los niños; 3) Enseñanza preescolar; 4) Participación de la comunidad, con mayor énfasis en la participación de la mujer en los aspectos espirituales y administrativos de la vida de la comunidad Bahá'í. Entre las actividades de las mujeres se han incluido clases de cocina, nutrición y artesanía para complementar el ingreso familiar. Además una Asamblea Local ha organizado clases especiales para mujeres en materia de alfabetización y prácticas de salud. (Tailandia)

AUSTRALASIA
La comunidad Bahá'í debe ayudar a fortalecer la trama social de la comunidad en general fortaleciendo sus familias. Lo que más parece necesario es el ajuste de las relaciones de familia para conservar la unidad de la familia en una sociedad en que la mujer es tan libre como el hombre. Las asambleas Bahá'ís locales y el Comité Nacional de Desarrollo de la Comunidad han organizado seminarios, programas de escuela de verano y grupos de estudio con tal objeto. (Australia)

Se estimulará a la mujer Bahá'í en el plano de la aldea y se estimulará a que asista a cursos de capacitación realizados por organizaciones gubernamentales encaminadas a educar y ampliar la visión de la mujer. Se realizarán conferencias de mujeres y se estimulará a la mujer a que participe en cursos que la capaciten para adquirir conocimientos que le permitan ganar dinero por sí misma.

Se realizarán cursos especiales de capacitación para la mujer y para futuras madres para educarlas en la formación de sus hijos, así como programas de estudio de orientación para el matrimonio. Se proyecta un método de capacitar a la mujer para que adquiera conciencia de la necesidad de participar activamente en el desarrollo. Entre los planes figuran la educación de los hombres en el principio de la igualdad del hombre y la mujer. Se desalentará la aceptación pasiva por la mujer de las decisiones adoptadas por los hombres. Algunos de los medios para lograr estos objetivas son los seminarios, los programas escolares y las conferencias de educación. (Fiji)

Profundizando su comprensión de las Escrituras Bahá'ís las mujeres pueden hacerse más fuertes, menos tímidas y temerosas y aprender a expresar sus ideas y sentimientos. Pueden aprovechar su capacidad en reuniones y actividades de toda la comunidad. Es necesario además educar al hombre respecto de la importancia de todas las personas, hombres y mujeres por igual.

Este año la Comunidad Bahá'í celebrará su Cuarta Conferencia Anual de las Mujeres Bahá'ís, en la que se examinarán numerosos temas relativas a la mujer. (Islas Marshall)

Se estimulará el reconocimiento de los derechos de la mujer en el medio melanésico y polinésico, destacando la participación cada vez mayor de la mujer en las actividades sociales y culturales. Con respecto a la enseñanza de los niños, la Asamblea Nacional Bahá'í cree que en una o dos generaciones se harán grandes progresos en esta esfera, ya que se educa a los niños en la igualdad del hombre y la mujer en el hogar, en las escuelas de verano e invierno, y en proyectos y campamentos de vacaciones. (Nueva Caledonia)

La mayoría de las asambleas locales Bahá'ís están haciendo planes para prestar asistencia en el desarrollo de la mujer. Hay reconocimiento universal de que ha de enseñarse el concepto de la igualdad en la enseñanza escolar de los niños así como mediante el ejemplo en la vida de la comunidad local. De esta manera las generaciones futuras tendrán una mejor comprensión del principio. Entre otros planes figuran seminarios de educación, reuniones intercomunitarias, clases de estudio -- especialmente para miembros nuevos -- y pleno apoyo de actividades como el Decenio de las Naciones Unidas para la Mujer. Se estimulará a las mujeres para que ocupen el lugar que les corresponde en todos los aspectos de la vida de la comunidad, dando con ello un ejemplo a otras mujeres. Se designará un comité de mujeres Bahá'ís que investigará las oportunidades que existan en la esfera del desarrollo social y económico. Habrá también consultas, seminarios, reuniones y conferencias con participación de hombres. (Nueva Zelandia)

La enseñanza de los principios Bahá'ís de educación, que dan énfasis a la educación de la mujer; la organización de proyectos de desarrollo en que participe la mujer y le proporcione ingresos, y la enseñanza a la actual generación de hombres con respecto a la condición de la mujer, son maneras importantes de hacer avanzar la condición de la mujer. ( Papua Nueva Guinea)

A medida que las mujeres participen en mayor medida en la enseñanza de la Fe Bahá'í, y profundicen en la comprensión de sus principios, compartirán su nuevo grado de "conciencia" con otras. Cuando la mujer, especialmente en el plano de la aldea, aprenda a conocer el papel que juega como madre y educadora, comprenderá la importancia del papel que desempeña en la sociedad.

Se examinan programas de desarrollo rural destacando la educación de la mujer, la atención de la infancia y la salud. Se examina la posibilidad de introducir proyectos como clases de costura, hilado, artesanía, etc., en cada aldea. Ello se haría con la asistencia de la Oficina de Desarrollo Rural local y con el estimulo de las asambleas locales Bahá'ís de cada comunidad. (Samoa)

Se ha planificado un programa regional para dar la oportunidad a la mujer de enseñar y participar en actividades administrativas, de realizar reuniones sobre la igualdad del hombre y la mujer, y de organizar conferencias para la mujer sobre el papel de la mujer. Sé ha designado un comité de mujeres para que planifique un Día de la Mujer, en el que se invitará a participar a mujeres destacadas. (Tonga)

EUROPA
Es importante que la mujer y el hombre adquieran mayor conciencia acerca de la promesa contenida en las enseñanzas Bahá'ís en el sentido de que "Cuando la mujer participe plena e igualmente en los asuntos del mundo cesará la guerra". La Asamblea Nacional de Austria destaca la declaración(1) presentada por la Comunidad Internacional Bahá'í en la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Viena en febrero de 1984: "Ellas deben hacer un esfuerzo permanente por adquirir y desarrollar virtudes y actitudes pacíficas, por comprender las cuestiones fundamentales relacionadas con la paz mundial incluidas las causes de la guerra -- y por dedicarse al objetivo superior de la solidaridad mundial en la cual todas las naciones y todos los pueblos deben desempeñar un papel, pero ninguno dominará ni controlará". (Austria)

Hemos destacado el principio de la igualdad de derechos del hombre y la mujer y la importancia de la mujer en la educación de los niños y su lugar esencial en el corazón de la sociedad. En nuestra comunidad y en nuestras instituciones estamos asegurando que la mujer halle su lugar y participe plenamente en la vida de la comunidad Bahá'í en todos los niveles. (Francia)

Ya sea porque comprenden mejor la cuestión o debido a los cambios sociales que ha habido en el país, las mujeres Bahá'ís de España están activas prácticamente en todas las instituciones Bahá'ís existentes, ya sea en los planos nacional, regional o local. En seis comunidades hay actividades especiales para la mujer, como reuniones periódicas organizadas y dirigidas completamente por mujeres Bahá'ís, a las que asisten mujeres de la comunidad en general. La mujer Bahá'í en nuestro país está asumiendo responsabilidades cada vez mayores, trabajando en forma armoniosa con el hombre. Se puede observar, como es natural en las familias Bahá'ís con niños pequeños, que la atención se comparte en forma alternada, permitiendo que ambos cónyuges participen en las actividades de la comunidad local. las comunidades Bahá'ís han propiciado el tema de la igualdad de derecho en conferencias públicas en muchas ciudades del país. Además hemos distribuido ampliamente el panfleto "La igualdad del hombre y la mujer: el punto de vista Bahá'í", preparado por la Comunidad Internacional Bahá'í. Hemos incluido además este panfleto en un expediente de información general presentado a los medios de comunicación, las autoridades y personalidades en general. Dentro de la comunidad Bahá'í hemos distribuido una recopilación de Escrituras Bahá'ís sobre la igualdad de derechos del hombre y la mujer, y el tema se ha examinado en las escuelas nacionales y regionales y en clases de profundización en las comunidades locales. (España)

La cuestión de la igualdad del hombre y la mujer se plantea en todas las reuniones Bahá'ís. Por lo tanto, las enseñanzas Bahá'ís sobre este tema se han dada a conocer y se darán a conocer cada vez que sea posible. Además, las mujeres Bahá'ís han tomado parte active en las reuniones de "Doune per la Pacet' (las mujeres por la paz) y han tenido discusiones activas con mujeres de organizaciones como "Amnesty International". En Lugano nos ha ayudado además el hecho de que una mujer es la presidenta de la Asamblea Local. En la zona germanoparlante de Suiza, es decir, en St. Gallen, nuestro Comité de Relaciones Públicas para esa región organice un simposio anual. El tema fue en 1981 "el rango de las mujeres en las religiones"; el tema de 1982 fue la paz. Hemos observado un interés mayor de la población femenina de Suiza oriental en nuestros simposios. (Suiza)

Miembros del Comité de Asuntos Exteriores participan en una serie de seminarios sobre "La mujer y la religión", patrocinados por el Goldemith College de la Universidad de Londres. Este comité ha estado alentando además a la mujer de toda la comunidad Bahá'í a unirse a las asociaciones de mujeres y a participar en sus actividades. Ha pedido a la comunidad Bahá'í que organice reuniones especiales para mujeres, invitando a sus asociaciones locales de mujeres, a grupos de señoras de las iglesias y a otros organismos, así como a individuos. (Reino Unido)

Notes

En un cuestionario anterior enviado a las Asambleas Nacionales Bahá'ís en 1972 se pedía información sobre el grado de aplicación en sus comunidades del principio de la igualdad del hombre y la mujer. Las respuestas recibidas se resumieron en un informe titulado "Encuesta preliminar acerca de la condición de la mujer en la comunidad Bahá'í mundial", distribuido ampliamente en el Año Internacional de la Mujer y en la Conferencia Mundial del AIM en ciudad de México.


Kenya
Nigeria
República Centroafricana
Jamaica
Jamaica
Paraguay
Paraguay
India
Panamá
Samoa
Países Bajos
Reino Unido
Hawaii
El Salvador
Australia
Benin
Nueva Zelandia
Back to:   BIC Documents
Home Site Map Forum Links Copyright About Contact
 
.
. .