Bahá'í Library Online
. . . .
.
>>   BIC Documents
> add tags
Abstract:
Descripción de La Comunidad Internacional Bahá'í
Written in Spanish.

Descripción de La Comunidad Internacional Bahá'í

by Bahá'í International Community

original written in English.
HISTORIA DE COOPERACIÓN ACTIVA CON LAS NACIONES UNIDAS

La Comunidad Internacional Bahá'í es una organización no gubernamental (ONG) que abarca y representa a la comunidad mundial de la Fe Bahá'í, que incluye más de cinco millones de hombres y mujeres de mas de 2,100 grupos étnicos y casi toda nacionalidad, nivel económico, oficio y profesione. Hay comunidades bahá'ís importantes en 235 países y territorios, de los cuales 182 están organizadas como afiliadas nacionales (o regionales) con más de 12,500 comunidades locales organizadas. Como ONG en las Naciones Unidas, la Comunidad Internacional Bahá'í es una asociación de cuerpos administrativos nacionales conocidos como Asambleas Espirituales Nacionales.

La Comunidad Internacional Bahá'í tiene una larga historia de cooperación con los organismos internacionales. En la Sede de la Liga de las Naciones en Ginebra, una Oficina Internacional Bahá'í, establecida en el año 1926, sirvió de base para la participación bahá'í en las actividades de la Liga. En 1945 cuando la Carta de la ONU fue firmada en San Francisco, estuvieron presentes representantes bahá'ís. En 1948, la Comunidad Internacional Bahá'í se inscribió con las Naciones Unidas como organización internacional no gubernamental (NGO, siglas en inglés) y en 1970 se le otorgó estado consultivo (actualmente llamado estado "especial") con el Consejo Económico y Social (ECOSOC). Llegó a estado consultivo con el Fondo de Niños de la ONU (UNICEF) en 1976, y con la Fondo ONU del Desarollo de la Mujer (UNIFEM) en 1989. Una relación de trabajo con la Organización Mundial de la Salud (WHO) tambiJn fue establecida en 1989. A través de los años, la Comunidad ha trabajado estrechamente con el Programa del Medio Ambiente de la ONU (UNEP), con el Centro para los Derechos Humanos de la ONU, la Organizacion Educativa, CientRfica y Cultural de la ONU (UNESCO), y el Programa de Desarrollo de la ONU (UNDP).

La Comunidad Internacional Bahá'í tiene oficinas en las Naciones Unidas en Nueva York y Ginebra así como representaciones ante las comisiones regionales de las Naciones Unidas y otras oficinas en Addis Ababa, Bangkok, Nairobi, Roma, Santiago y Viena. En años recientes una Oficina para el Medio Ambiente y una Oficina para el Adelanto de la Mujer fueron establecidas como parte de su Oficina en las Naciones Unidas.

Una Oficina de Información Pública, basada en el Centro Mundial Bahá'í y con una sucursal en París, disemina información sobre la Fe Bahá'í por el mundo y publica un noticiero trimestral ONE COUNTRY (UN SÓLO PAÍS) Este noticiero, publicado en inglés, francés, chino, ruso, español y alemán, es distribuido a lectores en más de 170 países. ONE COUNTRY cubre proyectos de desarrollo socioeconómicos, relaciones con el sistema de las Naciones Unidas, así como cuestiones de alcance mundial de interés para quienes toman las decisiones.

OBJETIVOS Y ACTIVIDADES

Las comunidades bahá'ís en todo el mundo participan en actividades para ayudar a lograr los objetivos enumerados en la Carta de la ONU. Dichas actividades incluyen, pero no son limitadas a, la promoción de la participación a nivel de vecindario en iniciativas de desarrollo sostenibles, el adelanto de la condición de la mujer, la educación de los niños, la prevención del abuso de los narcóticos, la eliminación del racismo y la promoción de la educación en el campo de los derechos humanos. Actualmente las comunidades bahá'ís alrededor del mundo administran más de 1,600 proyectos, incluyendo 300 escuelas que son propiedad de los Bahá'ís y regentadas por ellos mismos y al menos 400 escuelas ubicadas en pueblos en calidad de tutoría.

La Oficina de la Comunidad Internacional Bahá'í ante la ONU coopera como organización no gubernamental (NGO), comparte su experiencia y participa en las sesiones ordinarias de los organismos de la ONU tales como la Comisión de los Derechos Humanos, la Comisión del Estado de la Mujer, la Comisión del Desarrollo Social y la Comisión del Desarrollo Sostenible. Según su informe trimestral más reciente al Consejo Social y Económico de la ONU (ECOSOC), la Comunidad Bahá'í participó en aproximadamente 150 reuniones patrocinadas por la ONU entre enero de 1994 y diciembre de 1997 ofreciendo más de 80 declaraciones respecto a una gran gama de temas. La Oficina de la Comunidad Internacional Bahá'í ante la ONU también ha participado de lleno, junto con algunos grupos afiliados nacionales, en la reciente serie de conferencias internacionales sobre asuntos de importancia mundial y en actividades paralelas de los organismos no gubernamentales. Dichas conferencias incluyen la Cumbre Mundial del Niño en 1990, la conferencia de la ONU sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo en 1992 (La Cumbre de la Tierra) en Río de Janeiro, la Conferencia Mundial sobre los Derechos Humanos en Viena en 1993, la Conferencia Mundial sobre las Naciones Insulares Menores de 1994 en Barbados, la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo de 1994 en Cairo, la Cumbre Mundial para el Desarrollo Social de 1995 en Copenhagen, la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer de 1995 en Beijing, la Conferencia sobre la Población Humana (Hábitat II) de 1996 en Istanbul, y la Cumbre sobre la Alimentación de 1996 en Roma. Los foros de los NGO realizadas conjuntamente con estas conferencias de la ONU también ha atraído una participación entusiastica y sustantiva de bahá'ís de todas partes del mundo.

En sus relaciones con las Naciones Unidas, la Comunidad Internacional Bahá'í promueve los principios sobre las cuales se puede construir una paz duradera.

La unidad de la humanidad. El reconocimiento de la unidad de la humanidad es la base para la paz, la justicia y el orden el en mundo. Esto implica un cambio orgánico en la estructura de la sociedad.

La igualdad entre el hombre y la mujer. La emancipación de la mujer es un requisito para la paz. Por cierto, solamente cuando a la mujer se le acepte como copartícipe a la par con el hombre en todos los campos de la actividad humana, se podrá crear el clima moral y psicológico para que pueda sobresalir la paz internacional.

Una norma universal derechos humanos. Los derechos humanos son inseparables de las responsabilidades. Si han de establecerse la paz, el progreso social y la prosperidad económica, deben reconocerse y protegerse los derechos humanos en los ámbitos locales, nacionales e internacionales. Además, se les debe educar a los individuos para que reconozcan y respeten sus derechos propios y los de otros.

La justicia económica y la cooperación. Una visión de la prosperidad humana en el sentido más amplio, es decir, un despertar a las posibilidades del bienestar espiritual y material de todos los habitantes del planeta, ayudará a galvanizar la voluntad colectiva para vencer los obstáculos a la paz como la disparidad desmesurada entre ricos y pobres.

La educación universal. Ya que la ignorancia es la causa principal para la caída y decadencia de los pueblos y de la perpetuación de los prejuicios, no hay nación que pueda llegar el éxito a menos que todos sus habitantes reciban una educación, tanto mujeres como hombres. La educación debe promover la unidad esencial de la ciencia y la religión.

Un idioma auxiliar internacional. A medida que el mundo se haga cada vez más inter-dependiente, debe adoptarse y enseñarse en las escuelas del mundo entero un idioma y escritura universal auxiliar acordado universalmente como complemento al idioma, o idiomas, de cada país. La adopción de tal idioma mejorará la comunica-ción entre las naciones, reducirá los costos administrativos y promoverá la unidad entre los pueblos y las naciones.
Back to:   BIC Documents
Home Site Map Forum Links Copyright About Contact
.
. .