Bahá'í Library Online
. . . .
.
>>   Personal compilations
Notes:
El texto ha sido escaneado y revisado, y no es autoritativo.
Written in Spanish.

Fuente de Todo Bien, La

by The Báb, Bahá'u'lláh, Abdu'l-Bahá, and Shoghi Effendi

compiled by Reed Chandler.
National Spiritual Assembly of the Baha'is of Chile, 1991

PRIMERA PARTE
La Fuente de Todo Bien

Acciones Puras

1. Sed justos con vosotros mismos y con los demás, para que las señales de justicia sean reveladas por vuestras acciones entre Nuestros fieles siervos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 184

2. Es por vuestros actos que podéis distinguiros de los demás. Por ellos puede ser derramado sobre toda la tierra el brillo de vuestra luz.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 202-203

3. Puesto que os hemos creado a todos de una misma sustancia, os incumbe ser como una sola alma, caminar con los mismos pies, comer con la misma boca y habitar en la misma tierra, para que mediante vuestros hechos y acciones se manifiesten, desde vuestro más íntimo ser, los signos de la unicidad y la esencia del desprendimiento.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #68

4. Dile, nadie en este mundo puede pretender relación alguna conmigo excepto aquellos quienes, en todas sus acciones y en su conducta, siguen mi ejemplo...
Bahá'u'lláh, DP, pág. 127

5. Todos deben manifestar acciones que sean puras y santas, pues las palabras son propiedad de todos por igual, en tanto que acciones como esas pertenecen solo a nuestros amados. Esforzaos con alma y corazón para distinguiros mediante vuestras acciones.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #76

6. Ocúpate, durante estos días pasajeros de tu vida, en acciones tales que difundan las fragancias del beneplácito divino y sean engalanadas con el ornamento de su aceptación.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 32

7. Deberían justificar su título de bahá'ís por los hechos y no por el nombre.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 32

8. Sea lo que fuere que la lengua del hombre hable, que lo pruebe con sus acciones. Si sostiene ser creyente, entonces, que actúe de acuerdo con los preceptos del Reino de Abhá.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 140-141

9. ...la mayoría de los hombres son bienquerientes de palabra, en tanto que la acción es lo mejor.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 70 t

10. Permitid que vuestras acciones expresen al mundo que sois verdaderos bahá'ís, pues las acciones son las que hablan al mundo y son la causa del progreso de la humanidad.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 76

11. ...esforzaos para que vuestras acciones sean a diario hermosas oraciones.
...Dios, Quien ve todos los corazones, sabe hasta qué punto nuestras vidas son el cumplimiento de nuestras palabras.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, págs. 76-77

2 Amabilidad

1. ...corresponde al hombre adherirse tenazmente a lo que promoverá la camaradería, amabilidad y unidad.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 103

2. Asociaos con todos los hombres, oh pueblo de Bahá, en espíritu de amistad y compañerismo. Si estáis enterados de cierta verdad, si poseéis una joya de la que otros están privados, compartidla con ellos en un lenguaje de sumo afecto y buena voluntad.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 14

3. Bendito es aquel que se mezcla con todos los hombres con espíritu de máxima amabilidad y amor.
Bahá 'u 'lláh, PEB, pág. 222

4. Una lengua amable es la calamita de los corazones de los hombres.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 14

5. En todo momento ocúpense en hacer una buena obra para alguno de sus congéneres, ofreciendo a alguien amor, consideración, atenta ayuda. No consideren a nadie como a un enemigo, o como deseoso de su mal, sino piensen que toda la humanidad es como sus amigos, contemplando al forastero como a un allegado, al extraño como a un compañero, permaneciendo libres de todo prejuicio, sin hacer distinciones.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 1-2

6. Poned en práctica la enseñanza de Bahá'u'lláh, de amabilidad hacia todas las naciones. No os conforméis en demostrar amistad con palabras solamente, dejad que vuestro corazón arda con amorosa amabilidad para todos los que se crucen en vuestro camino.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 59

7. Sed sinceramente amables, no solo en apariencia. Cada uno de los amados de Dios debe poner su atención en esto: ser la misericordia del Señor para el hombres; ser la gracia del Señor.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 3

8. ¡Oh vosotros, amados del Señor! Esta es la hora en la que debéis asociaros con todos los pueblos de la tierra con suma amabilidad y amor, y ser para ellos los signos y señales de la gran misericordia de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 20

9. Vuestro amor y bondad deben ser verdaderos, no sólo indulgencia; porque si la indulgencia no viene del corazón, es hipocresía.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 85

10. ...si vuestros ojos miran hacia Dios, entonces podréis amar y ser amables con los hombres, porque el mundo de Dios es el mundo de la perfección y completa misericordia...
‘Abdu'l-Bahá, AB, pág. 169

11. Los Bahá'ís deben derramar sobre quienes encuentran en su camino el caluroso y vivo espíritu de la Causa...
Shoghi Effendi MVB, pág. 42


Amor

1. No cometáis lo que contamine la límpida corriente del amor o destruya la dulce fragancia de la amistad. ¡Por la rectitud del Señor! Habéis sidos creados para mostrar amor el uno por el otro y no perversidad y rencor. No os enorgullezcáis en el amor por vosotros mismos sino en el amor por vuestros congéneros. No os gloriéis en el amor a vuestra patria, sino en el amor por toda la humanidad.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 161

2. Levantaos y aferraos firmemente a la Causa de Dios. Sed muy amorosos el uno al otro. Quemad el velo del yo con la llama del Fuego inextinguible por amor del Bienamado, y asociaos con vuestro prójimo con rostros alegres y radiante de luz.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

3. ¡Oh vosotros, bienamados del Señor! En esta sagrada Dispensación, el conflicto y la disputa no se permiten bajo ninguna circunstancia. Todo agresor se priva a sí mismo de la gracia de Dios. Incumbe a todos mostrar el mayor amor, rectitud de conducta, franqueza y sincera bondad a todos los pueblos y razas del mundo, sean amigos o extraños. ...el afecto y bondad de los siervos del Dios Único y Verdadero deben ser extendidos generosa y universalmente, a toda la humanidad.
Bahá'u'lláh, DAV; pág. 156

4. Cada uno ve en los otros la Belleza de Dios reflejada en el alma y, encontrando este punto de similitud, se sienten atraídos uno al otro, en amor. Este amor hará de los hombres las olas de un solo mar; este amor los hará estrellas de un solo cielo y frutos de un solo árbol. Este amor traerá la realización de un acuerdo verdadero y de una unidad real.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 41

5. La esencia de la Enseñanza de Bahá'u'lláh es el amor que todo lo abarca, ya que el amor incluye todas las excelencias de la humanidad.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 66-67

6. Una entre sus Enseñanzas es ésta: que el amor y la buena fe dominen de tal modo el corazón humano que los hombres consideren al desconocido como si fuera un amigo íntimo; al malhechor, como a uno de los suyos; al forastero, como a un ser amado; al enemigo, como a un compañero querido y cercano.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 85

7. El advenimiento de los profetas y la revelación de los Libros Sagrados son para crear el amor entre las almas y la amistad entre los habitantes de la tierra. El verdadero amor es imposible si uno no vuelve su cara hacia Dios y se siente atraído por Su belleza.
‘Abdu'l-Bahá, TAB, pág. 505

8. Mis oídos están pendientes del Oriente y del Occidente, del Norte y del Sur, para que pueda oír las canciones de amor y compañerismo cantadas en las reuniones de los fieles. Mis días están contados y no me queda otra alegría que ésta. ¡Oh, cuánto deseo ver a los amigos unidos como un collar de brillantes perlas...
‘Abdu'l-Bahá, AB, págs. 354-355

9. La mayor necesidad dentro de la Causa en todas partes es la de inculcar en los amigos el amor entre ellos.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 43

10. Este amor entre los creyentes es el imán que, más que ninguna otra cosa, atraerá a los corazones y hará que nuevas almas entren en la Causa.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 43

11. ...es evidente que la enseñanza - no importa cuan maravillosa sea- no puede cambiar el mundo a no ser que el espíritu del amor de Bahá'u'lláh se refleje en las comunidades Bahá'ís.
Shoghi Effendi, BL, pág. 11

4 Bondad

1. ¡Oh Hijo del Espíritu! Mi primer consejo es este: Posee un corazón puro, bondadoso y radiante, para que sea tuya una soberanía antigua, imperecedera y sempiterna.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #1

2. Si sois conscientes de cierta verdad, si poseéis una joya, de la que otros están privados compartidla con ellos en un lenguaje de sumo afecto y buena voluntad. Si es aceptada, si cumple su propósito, habréis logrado vuestro objetivo. Si alguien la rehusará, abandonadle a sí mismo, e implorad a Dios que le guíe. Guardaos de tratarle sin bondad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 192

3. Esforzaos, oh pueblo de Dios, que quizá los corazones de las diversas razas de la tierra, a través de las aguas de vuestra indulgencia y amorosa bondad, puedan ser santificados y purificados de la animosidad y el odio, y se conviertan en merecedores y dignos repositorios de los esplendores del Sol de la Verdad.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 25

4. Es vuestro deber ser bondadosísimos con cada ser humano, y desearle el bien; laborar por la edificación de la sociedad; inspirar en los muertos al hálito de vida; actuar en conformidad con las instrucciones de Bahá'u'lláh, y caminar por su sendero; hasta convertir el mundo del hombre en el mundo de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 91


5. ...los amados de Dios deben asociarse en afectuosa camaradería con extraños y amigos por igual, demostrando a todos la mayor bondad, sin tener en cuenta el grado de su capacidad, sin preguntarse nunca si merecen ser amados. Que en todos los casos los amigos sean considerados e infinitamente bondadosos.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 25

6. Ahora, los amantes de Dios deben levantarse para llevar a la práctica éstas sus instrucciones: que sean padres bondadosos para los hijos de la raza humana...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 21

7. ¡No os contentéis con demostrar amistad solo con palabras; dejad que vuestro corazón se encienda con amorosa bondad hacia todos los que se crucen en vuestro camino.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 4

8. ...el hombre debe aprender la lección de bondad y beneficencia de Dios mismo. Así como Dios es bondadoso con toda la humanidad, así también el hombre debe serlo con sus semejantes.
‘Abdu'l-Bahá, FUM, pág. 135

9. Callar las faltas de los demás, rogar por ellos y ayudarles por medio de la bondad, a corregir sus defectos.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 86

5 Buen Carácter

1. El tercer Taráz concierne al buen carácter. Un buen carácter es, en verdad, el mejor manto de Dios para los hombres....¡Por mi vida! La luz de un carácter bondadoso sobrepasa a la luz del sol y su resplandor. Quienquiera lo haya logrado es considerado como una joya entre los hombres.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 39

2. Un carácter bondadoso es un medio por el cual los hombres son guiados al recto Sendero y son conducidos hacia el Gran Anuncio. Bienaventurado quien esté adornado con el carácter y los santos atributos del Concurso en lo Alto.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 39

3. Su objetivo es cubrir a cada hombre con el manto de un carácter santificado y adornarlo con el ornamento de acciones buenas y santas.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 198-199

4. El deber fundamental es hoy en día purificar vuestros caracteres, corregir vuestros modales y mejorar vuestras conductas. Los amados del Todo Misericordioso deben manifestar tal carácter y conducta entre sus criaturas que la fragancia de su santidad pueda derramarse sobre el mundo entero...dado que la finalidad de la Manifestación de Dios...es la de educar a las almas de los hombres y el de afinar el carácter de cada persona viviente.
‘Abdu'l-Bahá, AJD, págs. 41-42

5. Debe enseñarse a tener buen carácter. La luz debe esparcirse por doquier, para que, en la escuela de la humanidad, todos puedan adquirir las características celestiales del espíritu, y vean por sí mismos que, más allá de toda duda, no existe infierno más cruel ni abismo más ardiente, que poseer un carácter malvado e insano...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 137-138

6. Una cosa que mitiga sensiblemente la agobiante carga que pesa sobre mi corazón y mi mente, es el grado en que los bahá'ís conforman su vida privada y su carácter, al elevado código establecido por Bahá'u'lláh.
Shoghi Effendi, ETC, págs. 47-48

7. Lo que evidentemente está faltando en la vida moderna es una elevada norma de conducta y buen carácter... Shoghi Effendi, ETC, pág. 58

8. Debemos suplicar a Bahá'u'lláh que nos ayude a superar las fallas de nuestro carácter, y también a ejercer nuestra fuerza de voluntad para dominamos a nosotros mismos.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 56

9. ...solo cuando los bahá'ís sean capaces de distinguir sus caracteres de forma plena y adecuada con el adorno de estas virtudes divinas, aparecerán ante los ojos del mundo de manera digna y apropiada y el nombre de Bahá'u'lláh incendiará el universo.
Shoghi Effendi, LB, pág. 35

10. ...nada salvo la pureza de nuestras vidas y la integridad de nuestros caracteres, puede demostrar a la larga nuestra afirmación de que el espíritu bahá'í es en este día el único medio que puede traducir un ideal tanto tiempo anhelado en un logro duradero.
Shoghi Effendi, LB, pág. 35

6. Castidad

1. La pureza y la castidad han sido y aún son los mejores ornamentos para las siervas de Dios. ¡Dios es Mi Testigo! El resplandor de la luz de la castidad derrama su brillo sobre los mundos del espíritu y su fragancia se difunde aún hasta su Más Exaltado Paraíso.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 15

2. Dios, en verdad, ha hecho que la castidad sea una corona para las cabezas de Sus siervas.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 15

3. ...si él encontrase la más hermosa y gentil de las mujeres, no sentiría su corazón seducido por la más leve sombra del deseo por su belleza. Tal hombre es, ciertamente, la creación de una castidad sin mancha.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 50

4. Verdaderamente, hemos decretado en Nuestro Libro una recompensa buena y generosa para todos quienes se aparten de la maldad y sigan una vida casta y santa.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 77

5. ¡Oh Hijo del Deseo! ¿Hasta cuándo volarás por los reinos del deseo? Te he dado alas para que te remontes hacia los reinos de mística santidad, y no hacia las regiones de fantasía satánica.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #79

6. Que vuestra vista sea casta, vuestra mano leal, vuestra lengua veraz y vuestro corazón esclarecido. No degradéis la posición de los eruditos en Bahá...
Bahá'u'lláh, TB, pág. 161

7. Cuidaos de que vuestras palabras estén purificadas de ociosas fantasías y deseos mundanos, y que vuestros hechos estén limpios de astucias y sospechas.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 160

8. Los ojos castos gozan de la beatífica visión del Señor y saben lo que este encuentro significa...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 148

9. ...el deseo es una llama que ha reducido a cenizas las cosechas de incontables vidas de eruditos, un fuego devorador que aún el vasto océano de su acumulado conocimiento jamás podrá extinguir.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 72

10. La norma bahá'í es muy elevada, particularmente cuando se la compara con la moral enteramente putrefacta del mundo presente. Pero esta norma nuestra producirá gente más saludable, feliz, noble e inducirá matrimonios más estables.
Shoghi Effendi, VCS, pág. 12

11. En cuanto a una vida casta y santificada, ésta debe ser considerada como un factor no menos esencial, que debe contribuir su medida apropiada al fortalecimiento y vitalización de la comunidad Bahá'í, de la cual, a su vez, deben depender el buen éxito de cualquier plan o empresa Bahá'í.
Shoghi Effendi, AJD, pág. 46

12. En estos días, cuando las fuerzas de la irreligión están debilitando la fibra moral y socavando las bases de la moralidad del individuo, la obligación que es la castidad y la santidad debe reclamar una porción creciente de la atención de los creyentes...
Shoghi Effendi, AJD, pág. 46

13. Una vida casta y santa debe ser el principio que gobierne el proceder y la conducta de todos los Bahá'ís tanto en sus relaciones sociales con los miembros de su propia comunidad como en su contacto con el mundo entero.
Shoghi Effend4 MVB, págs. 16-17

7 Cercanía a Dios

1. ¡Oh Hijo del Hombre! No te aflijas a menos que estés lejos de Nosotros. Y no te regocijes a menos que te acerques y vuelvas a Nosotros.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #35

2. Es el rebeldía del corazón que lo aparta de Dios y lo condena a estar lejos de Él... aquellos corazones que son conscientes de su Presencia, están cerca de Él y deben considerarse como que se han aproximado a su trono.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 123

3. ¡El Dios único y verdadero es mi testigo! Este muy grande, este insondable y ondeante océano está cerca, asombrosamente cerca de vosotros. ¡Ved, está más próximo a vosotros que vuestra vena vital!
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 217

4. Mi amor está en ti; conócelo, para que Me encuentres junto a ti.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #10

5. Ten por cierto que en el Bayán la purificación está considerada como el medio más aceptable para lograr el acercamiento a Dios y la más meritoria de las acciones.
El Báb, SEB, pág. 95

6. Cuanto más puro y santificado llegue a ser el corazón del hombre, más cerca se aproxima a Dios y va revelándose en él la luz del Sol de la Realidad.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 95

7. Quienquiera que se acerque a Dios, es el más favorecido, ya sea hombre o mujer.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 80

8. La cercanía es, en verdad, del alma, no del cuerpo; y la ayuda que se implora, y la ayuda que llega, no es material sino del espíritu; no obstante, es mi esperanza que llegues a obtener la cercanía en todo sentido. Las dádivas de Dios abrazarán verdaderamente a un alma santificada, como la luz del sol lo hace con la luna y las estrellas; ten seguridad de ello.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 184

9. Mientras más nos acerquemos a Dios, más cerca Él está de nosotros...
‘Abdu'l-Bahá, TA, pág. 90

10. ...La cercanía a Dios es posible a través de la devoción a Él, a través de la entrada al Reino, y el servicio a la humanidad; ella se obtiene por medio de la unión con la humanidad y por el amor benevolente hacia todos...
‘Abdu'l-Bahá, DA Y; pág. 97


11. En una palabra, acercarse a Dios exige el sacrificio de sí mismo, el renunciamiento y el perderlo todo por Él. Cercanía es semejanza.
‘Abdu'l-Bahá, DAY; pág. 97

12. Debemos olvidamos del yo totalmente y dedicamos enteramente a Dios para que cada día y en cada momento deseemos hacer solamente lo que Dios quiere que hagamos y ello de la manera que Él desee.
Shoghi Effend4 MVB, pág. 95

8 Certeza

1. Este es el Día en que el Árbol del Loto clama en alta voz diciendo: ¡Oh pueblo! Contemplad mis frutos y mis hojas, inclinad vuestros oídos hacia mi susurro. Cuidaos, no sea que las dudas de los hombres os prive de la luz de la certidumbre.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 89

2. ...quienes ansían el vino de la certeza, deben purificarse de todo lo terrenal: sus oídos, de la palabrería ociosa; sus mentes, de las imaginaciones vanas; sus corazones, de las aficiones mundanas, y sus ojos, de aquello que perece.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 9

3. Siembra las semillas de mi sabiduría divina en la tierra pura de tu corazón y riégalas con el agua de la certeza, para que broten frescos y verdes los jacintos de mi conocimiento y sabiduría en la sagrada ciudad de tu corazón.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #33

4. ...la vida de la carne es común a hombres y animales, mientras que la vida del espíritu la poseen solamente los puros de corazón, quienes han bebido del océano de la fe y han probado el fruto de la certeza.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 78

5. Tal debería ser tu certeza, que si toda la humanidad presentara pretensiones que ningún hombre haya jamás presentado ni ninguna mente concebido, tú no harías caso de ellas, las desecharías y volverías tu rostro hacia Aquel Quien es el Objeto de la adoración de todos los mundos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 163

6. ¿Acaso no hemos de huir de la faz de la negación, y buscar la sombra protectora de la certeza?
Bahá'u'lláh, KI, pág. 29

7. Escucha las Palabras de tu Señor y purifica tu corazón de toda ilusión, para que la refulgente luz del recuerdo de tu Señor pueda derramar su brillo sobre él, y pueda alcanzar la posición de la certidumbre.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 213

8. ...concierne a las madres criar a los pequeños igual que un jardinero cuida sus tiernas plantas. Que procuren día y noche establecer la fe y la certeza en sus hijos...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 126

9 Comprensión

1. La comprensión de Sus palabras y la percepción de la melodía de las Aves del Cielo de ningún modo dependen de la erudición humana. Dependen solamente de la pureza del corazón, castidad del alma y libertad del espíritu.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 131

2. Puesto que se ha demostrado claramente que solo quienes se han iniciado en los misterios divinos pueden comprender las melodías entonadas por el Ave del Cielo, incumbe por tanto a cada cual buscar ilustración en los iluminados de corazón y en los tesoros de los misterio divinos, en cuanto a las complejidades de la Fe de Dios y las alusiones abstrusas que hay en las palabras de las Auroras de la Santidad.
Bahá'u'lláh, KI, págs. 119-120

3. La esencia del entendimiento es atestiguar nuestra propia pobreza y sometemos a la Voluntad del Señor...
Bahá'u'lláh, TB, pág. 182

4. No os conforméis con las palabras, sino esforzaos más bien por comprender los significados espirituales ocultos en el corazón de las palabras.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 45

5. Que vuestras almas sean iluminadas con la luz de las Palabras de Dios, y que os convirtáis en repositorios de los misterios de Dios, pues no hay mayor bienestar nI felicidad más exquisita que la comprensión espiritual de las enseñanzas divinas.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 45

6. Lo divino es demasiado profundo como para ser expresado en palabras comunes. Las enseñanzas celestiales son expresadas en parábolas para que sean comprendidas y preservadas durante edades por venir.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 46

7. Nuestra es la obligación de...esforzamos por ampliar nuestra visión y de profundizar nuestra comprensión sobre esta Causa, y de levantamos, resueltamente y sin reservas, a desempeñar nuestro papel, por pequeño que sea, en este el más grande drama de la historia espiritual del mundo.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 59

8. Estoy firmemente convencido de que debe mantenerse como primera obligación y como objeto del incesante esfuerzo de todo fiel adherente, el tratar de adquirir una comprensión más a adecuada del significado de la estupenda Revelación de Bahá'u'lláh.
Shoghi Effendi, DB, pág. 11

10 Conciencia Espiritual

1. Camina en lo alto sobre el mundo del ser a través del poder del Más Grande Nombre, para que puedas tomar conciencia de los misterios inmemoriales, y estés enterado de lo que nadie se ha enterado.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 166

2. Quien hoy crea firmemente en el renacimiento del hombre y esté plenamente consciente de que Dios, el Exaltadísimo, esgrime una ascendencia suprema y una autoridad absoluta sobre esta nueva creación, ciertamente, tal hombre es contado entre aquellos que están dotados de perspicacia en esta grandísima Revelación.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 166

3. ...el hombre se distingue muy por encima de los otros reinos. Además de que posee todas las virtudes de los reinos inferiores, él está dotado, también, con la facultad espiritual, la gracia celestial de la conciencia.
‘Abdu'l-Bahá, FUM, pág. 156

4. Que vuestros pensamientos se refieran a vuestro propio desarrollo espiritual, y que cerréis vuestros ojos a las deficiencias de las demás almas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 20

5. ...la espiritualidad es el más grande de los dones que recibimos de Dios. ...Ojalá que cada uno de vosotros pueda crecer diariamente en espiritualidad, que os fortalezcáis en toda bondad y que seáis ayudados más y más por la consolación divina...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 112

6. ...todas nuestras penas, sufrimientos, vergüenzas y dolores, nacen en el mundo de la materia; mientras que el Reino Espiritual nunca nos causa tristeza. El hombre que vive con sus pensamientos puestos en ese Reino, conoce la felicidad perpetua. Los males que toda carne hereda también pasan por él, pero solo tocan a la superficie de su vida; las profundidades están en calma y serenas.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 110

7. ...las cualidades del espíritu son el fundamento básico y divino, y que engalanan la verdadera esencia del hombre... Los bienamados de Dios deben dar gran importancia a este tema, y llevarlo adelante con mucho celo y entusiasmo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 139

8. Esforzaos día y noche hasta que una conciencia espiritual pueda penetrar vuestro corazón y alma.
‘Abdu'l-Bahá, BWF, pág. 362

9. Ruego a Él que te confiera un alma espiritual. y la vida del Reino, y que te convierta en una hoja fresca y floreciente en el Árbol de la Vida, que puedas asistir a las siervas del Misericordioso con espiritualidad y alegría.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 166

10. Hay una necesidad muy grande, en todas partes del mundo, tanto dentro como fuera de la Fe, de que una conciencia espiritual penetre e impulse la vida de los individuos. Ningún procedimiento administrativo o adherencia a las reglas puede sustituir esta característica del alma, esta espiritualidad que es la esencia del hombre.
Shoghi Effend4 MVB, págs. 18-19

11 Confiabilidad

1. El cuarto Taráz concierne a la confiabilidad. Verdaderamente esta es la puerta de la seguridad para todos aquellos que moran en la tierra y un signo de gloria de parte del Todo Misericordioso. ...La confiabilidad es el más grande portal que conduce a la tranquilidad y seguridad del pueblo. En verdad, la estabilidad de todo asunto ha dependido y depende de ella. Todos los dominios del poder, la grandeza y la riqueza son iluminados por su luz.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 40

2. Considera tu fe como un árbol. Sus frutos, hojas, tallos y ramos son, y siempre han sido, la honradez, la veracidad, la rectitud y la paciencia.
Bahá'u'lláh, LB, pág. 7

3. ¡Oh pueblo de Bahá! La confiabilidad es en verdad el mejor de los atuendos para vuestras sienes y la más gloriosa corona para vuestras cabezas. Adherios firmemente a ella a pedido de Aquel, Quien es el Ordenador, el Todo Informado.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 41

4. Los compañeros de Dios son en este día, la masa que debe levantar a los pueblos del mundo. Ellos deben manifestar tal sentido de integridad, de veracidad y de perseverancia, tales hechos y testimonio de conducta que todo el género humano pueda beneficiarse de su ejemplo.
Bahá'u'lláh, AJD, págs. 37-38


5. Yo soy la Confiabilidad y su revelación y su belleza. Recompensaré a quienquiera se adhiera a mí, y reconozca mi rango y posición y se aferre a mi orla. Yo soy el más grande ornamento del pueblo de Bahá y la vestidura de gloria para todos quienes están en el reino de la creación. Yo soy el supremo instrumento para la prosperidad del mundo y el horizonte de certeza para todos los seres. Así hemos hecho descender para ti lo que hará acercarse a los hombres al Señor de la creación.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 41

6. Demostrad tal empeño que todas las naciones y comunidades del mundo, aún los enemigos, depositen en vosotros su confianza, certidumbre y esperanza; que si algún individuo cometiera errores cien mil veces, aun así pueda volver su rostro hacia vosotros esperanzado en que vosotros perdonaréis sus pecados; pues él no debe llegar a la desesperación ni sentirse apesadumbrado ni desalentado.
‘Abdu'l-Bahá, TAB, pág. 436

7. Si un alma avanza espontáneamente hacia Dios, ella será aceptada ante el Umbral de la Unicidad, pues tal alma está libre de consideraciones personales, de codicia e intereses egoístas, y ha buscado refugio en el amparo de la protección de su Señor. El poseedor de tal alma será conocido entre los hombres como confiable y veraz, como moderado y concienzudo, de mente altruista y leal, incorruptible y temeroso de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 56

8. Cuanto más honrados y nobles sean los bahá'ís en su conducta, tanto más impresionarán al público con la vitalidad espiritual de la Fe en la que creen.
Shoghi Effendi, LB, pág. 44


12 Confianza En Dios

1. Aquel que se entrega por completo a Dios, ciertamente, Dios estará con él y aquel que pone toda su confianza en Dios, verdaderamente, Él le protegerá de todo lo que pueda dañarle y le escudará de la iniquidad de todo tramador de mal.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 155

2. La fuente de todo bien es la confianza en Dios, sumisión a sus mandatos, y complacencia con su santa voluntad y agrado.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 181

3. ¡Oh Móvil Forma de Polvo! Deseo comunión contigo, pero tú no quieres confiar en Mí. La espada de tu rebelión ha derribado el árbol de tu esperanza. Estoy en todo momento cerca de ti, pero tú estás siempre lejos de Mí. He escogido gloria imperecedera para ti; sin embargo, tú has elegido para ti mismo vergüenza sin límite. Mientras aún haya tiempo, vuelve y no pierdas tu oportunidad.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #21

4. Sé como una llama de fuego para mis enemigos y un río de vida eterna para mis amados y no seas de los que dudan.
Y si te sobreviniese aflicción en mi sendero, o degradación por mi causa, no te preocupes por ello.
Confía en Dios, tu Dios y Señor de tus padres...
Bahá'u'lláh, OB, pág. 128

5. En todos tus asuntos pon tu confianza en Dios, y déjalos a su cuidado. El te retribuirá con una recompensa que el Libro ha ordenado ser grande.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 72

6. No toméis en cuenta vuestras limitaciones y debilidad; fijad vuestra mirada en el poder invencible del Señor, vuestro Dios, el Todopoderoso....Levantaos en Su nombre, poned toda vuestra confianza en El y estad seguros de la victoria final.
El Báb, RA, pág. 119

7. Sé dependiente de Dios. Abandona tu propia voluntad y aférrate a la suya, desecha tus propios deseos y arráigate a los de Él...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 80

8. Cuenta con Dios; confía en Él. Alábale y recuérdale continuamente. Él en verdad, troca la dificultad en tranquilidad, y la desgracia en consuelo, y el tráfago en completa paz.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 179-180

9. Nunca pierdas tu confianza en Dios. Ten siempre esperanzas, pues las dádivas de Dios nunca cesan de fluir sobre el hombre.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 207

10. El camino está lleno de piedras y hay muchas pruebas; pero, como usted dice, si los amigos tratan de aprender a vivir de acuerdo con las enseñanzas de Bahá'u'lláh, descubrirán que éstas, por cierto, operan misteriosa y poderosamente y que la ayuda siempre está cerca, que los obstáculos son superados y que el éxito al fin está asegurado.
Shoghi Effendi, 23 Abril 1956

11. La confianza en Dios es, en verdad, el arma más segura y poderosa que un maestro bahá'í puede portar. Pues por su intermedio, no hay poder terrenal que pueda permanecer inconquistado, y ningún obstáculo que llegue a ser insuperable.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 42

12. La historia de nuestra Fe está llena de testimonios de los hechos sobresalientes llevados a cabo por individuos realmente simples e insignificantes, quienes se convirtieron en verdaderos faros de luz y en torres de fortaleza, debido a su confianza en Dios, habiéndose levantado para proclamar su Mensaje.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 44

13. ...cuando ponemos nuestra confianza en Él, Bahá'u'lláh soluciona nuestros problemas y abre el camino.
Shoghi Effendi, P AV, pág. 45

13 Conocimiento

1. El conocimiento equivale a alas para la vida del hombre y a una escalera para su ascenso. Su adquisición incumbe a todos.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 25

2. El espíritu que anima al corazón humano es el conocimiento de Dios.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 193

3. Por tanto, sé agradecido a Dios, por que te ha fortalecido para ayudar a Su Causa, porque ha hecho que las flores del conocimiento y la comprensión broten en el jardín de tu corazón.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 201

4. El conocimiento es amor. Estudiad, escuchad las exhortaciones, pensad, procurad entender la sabiduría y grandeza de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 49

5. Cuanto más se esfuercen (los amigos de Dios) en ensanchar el campo de su conocimiento, tanto mejor y más gratificante será el resultado.
‘Abdu'l-Bahá, ETC, pág. 29

6. Resulta claro...que el conocimiento y su adquisición es una bendición del cielo. Por lo tanto, concierne a los amigos de Dios poner empeño y esforzarse con ahínco para promover el conocimiento divino...
‘Abdu'l-Bahá, ETC, pág. 30

7. Aquel que tiene conocimiento y poder tratará de encontrar la gloria del cielo, y la distinción espiritual, y la vida imperecedera.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 222

8. Existen ciertos pilares que han sido establecidos como los fundamentos inconmovibles de la Fe de Dios. El más poderoso de ellos es el conocimiento y el empleo de la mente, la expansión de la conciencia y la comprensión de las realidades del universo y de los misterios ocultos de Dios Todopoderoso.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, págs. 32-33

9. ...deben ustedes hacer todos los esfuerzos por profundizar su conocimiento de las enseñanzas y literatura de la Causa. Los Escritos de Bahá'u'lláh y del Maestro son como vastos mares; cuanto más profundo se sumerjan en ellos, tanto más tesoros invalorables hallarán.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 79

10. Nosotros, los bahá'ís, en otras palabras, debemos armar a nuestra mente de conocimiento, para poder mejor demostrar, especialmente a los sectores educados, las verdades encerradas en nuestra Fe.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 124

11. Los amigos solo necesitan leer los Escritos; todas las respuestas están en ellos; no tenemos sacerdotes en esta Fe para interpretar o respondemos.
Shoghi Effendi, EEB, pág 132

14 Conocimiento de Sí Mismo

1. Ha conocido a Dios aquél que se ha conocido así mismo. El hombre debería conocerse a sí mismo y conocer aquellas cosas que conducen a la elevación o la bajeza, a la vergüenza o al honor, a la abundancia o a la pobreza.
Bahá'u'lláh, MVB, págs. 19-20

2. ¡Oh mis siervos! Si pudieseis comprender qué maravillas de mi munificencia y generosidad he querido confiar a vuestras almas, de verdad os libraríais del apego a todas las cosas creadas, y ganaríais verdadero conocimiento de vosotros mismos, conocimiento que es lo mismo que la comprensión de mi propio Ser.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 217

3. Cualquier deber que Tú hayas prescrito a tus siervos de ensalzar al máximo tu majestad y gloria, es sólo una muestra de tu gracia hacia ellos, para que puedan ascender al grado conferido a su propio ser interior, el del conocimiento de sí mismo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 2

4. Verdadera pérdida es para aquel cuyos días se han consumido en extrema ignorancia de su propio yo.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 183

5. Dios quiera que todos los hombres puedan volverse hacia los tesoros latentes dentro de sus propios seres.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 82

6. (Hay que) verse a uno mismo tan solo como uno más entre los siervos de Dios, el Todo Poseedor, y con la excepción de aspirar a la distinción espiritual, nunca tratar de destacarse por sobre los demás.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 47

7. ...el autosacrificio quiere decir entregar a Dios nuestra voluntad y nuestro todo para que Él haga con ellos lo que le plazca. De esta manera, El purifica y glorifica nuestro verdadero yo a tal punto que llega a ser una realidad radiante y maravillosa.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 21

8. En última instancia toda la batalla de la vida se libra dentro del individuo.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 20

15 Constancia

1. Feliz el hombre que pondera en su corazón aquello que ha sido revelado en los Libros de Dios, el que Ayuda en el Peligro, el que Subsiste por sí mismo. Meditad sobre esto, oh amados de Dios, y permitid que vuestros oídos estén atentos a su Palabra, para que os sea posible, por su gracia y misericordia, beber cuanto podáis de las cristalinas aguas de la constancia y ser en su Causa firmes e inmovibles como la montaña.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 7

2. Una doble obligación descansa sobre aquel que ha reconocido la Aurora de la Unidad de Dios y aceptado la verdad de Aquel quien es la Manifestación de su unicidad. La primera es constancia en su amor, tal que ni el clamor del enemigo ni las pretensiones del impostor ocioso puedan impedirle aferrarse a Aquel quien es la Verdad Eterna, constancia que prescinda totalmente de ellos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 192

3. ...a quienquiera que se mantenga firme y constante en esta santa, esta gloriosa y exaltada Revelación, le será dado tal poder, que lo habilitará para arrastrar y resistir todo lo que hay en el cielo y en la tierra. De esto Dios mismo es testigo.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 219-220

4. Quienquiera se adhiera tenazmente a esta sublime palabra y beba abundantemente de las aguas vivientes de la prolación que son inherentes a ella, será imbuido de una constancia tal, que todos los libros del mundo serán impotentes para apartarle del Libro Madre. ¡Oh cuán gloriosa es esta sublime posición, este exaltado rango, este propósito final!
Bahá'u'lláh, TB, págs. 55-56

5. Benditos son los constantes; benditos son los que permanecen firmes en su Fe.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 141

6. Hoy es el día de la tenacidad y la constancia. Bienaventurados aquellos que permanecen firmes e inmutables como la roca y que afrontan la conmoción y la tensión de esta hora tempestuosa. Ellos, ciertamente, serán los recipientes de la gracia de Dios; ellos, ciertamente, recibirán su divina asistencia, y serán en verdad victoriosos.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 18

7. Tal debe ser vuestra constancia que si los malquerientes quitaran la vida a todo creyente y tan solo quedare uno, éste, a solas y sin ayuda, resistirá a todos los pueblos de la tierra y continuará difundiendo por doquier las dulces y santas fragancias de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 79

8. Los amigos de Dios deben levantarse con tal constancia que, si en algún momento un centenar de almas como 'Abdu'l- Bahá llegan a ser el blanco de las flechas de aflicción, no cederán ni vacilarán en su resolución, en su determinación, su ardor, y su devoción y servicio a la Causa de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 299

16 Consulta

1. La consulta confiere mayor comprensión y trasmuta la conjetura en certeza. Es una luz brillante, la cual, en un mundo oscuro, señala el camino y guía. Para todas las cosas existe y continuará existiendo una posición de perfección y madurez. La madurez del don de la comprensión se manifiesta a través de la consulta.
Bahá'u'lláh, LC, pág. 6

2. En todas las cosas es necesaria la consulta. Este tema debe ser vigorosamente enfatizado, de modo que la consulta sea observada por todos.
Bahá'u'lláh, LC, pág. 7

3. La cuestión de la consulta es de suma importancia, y es uno de los más poderosos instrumentos conducentes a la tranquilidad y a la felicidad de los pueblos. ...La consulta, por tanto, es una de las ordenanzas explícitas del Señor de la humanidad.
‘Abdu'l-Bahá, LC, págs. 18-19

4. El hombre debe consultar sobre todos los asuntos, ya sean grandes o pequeños, para llegar así a conocer lo que es bueno. La consulta le concede la percepción interior de las cosas y le capacita para indagar en las cuestiones que le son desconocidas. La luz de la verdad brilla en los rostros de quienes participan de la consulta.
‘Abdu'l-Bahá, LC, págs. 19-20

5. El propósito de la consulta es el de manifestar, sin lugar a dudas, que los puntos de vista de varios individuos son preferibles al de uno solo, así como la fuerza de varios hombres, desde luego, es mayor que la de un solo hombre. Por consiguiente, la consulta es aceptable en la presencia del Todopoderoso, y ha sido prescripta a los creyentes para que ellos puedan tratar los asuntos comunes y personales, como así también los de naturaleza general y universal.
‘Abdu'l-Bahá, LC, págs. 21-22

6. En esta Causa, la consulta es de vital importancia; pero ello significa deliberación espiritual y no la mera expresión de puntos de vista personales.
‘Abdu'l-Bahá, LC, pág. 25

7. El principio de la consulta, el cual constituye una de las leyes básicas de la Administración, debe ser aplicado a todas las actividades bahá'ís que afecten los intereses colectivos de la Fe...
Shoghi Effendi, LC, pág. 40

8. La consulta, franca y sin trabas, es el lecho de roca de este orden singular.
Shoghi Effendi, LC, pág. 41

17 Contentamiento


1. La fuente de toda gloria es aceptar todo aquello que el Señor ha conferido, y contentarse con lo que Dios ha ordenado.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 181

2. Concerniente a tus propios asuntos, si te contentases con lo que sucediese sería digno de alabanza.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 205

3. ¡Oh Hijo del Ser! Con las manos del poder te hice y con los dedos de la fuerza te creé; y dentro de ti puse la esencia de mi luz. Conténtate con ella y no busques nada más, pues mi obra es perfecta y mi mandamiento es obligatorio. No lo objetes ni lo pongas en duda.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #12

4. ¡Oh Hijo del Hombre! Si no te sobreviniese la adversidad en mi sendero, ¿cómo podrías seguir los caminos de quienes están contentos con mi voluntad?
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #50

5. Líbrate de toda codicia y trata de estar contento; pues el codicioso siempre ha sido despojado y el contento ha sido amado y elogiado.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #50

6. ...lo más necesario es el contentamiento en todas las circunstancias; por este medio uno se protege de condiciones mórbidas y de la lasitud.
Bahá'u'lláh, BNE, pág. 112

7. Te incumbe estar contento con la Voluntad de Dios, y ser un verdadero amante y leal amigo de todos los pueblos de la tierra, sin excepción alguna.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 26

8. Cualquiera puede ser feliz en un estado de comodidad, tranquilidad, salud, éxito, placer y alegría; pero si uno es feliz y está satisfecho en tiempo de tribulación, dificultad y enfermedad patente, es una prueba de nobleza.
‘Abdu'l-Bahá, RJI; págs. 152-153

18 Cooperación

1. Proceded uno con otro con extremo amor y armonía, con amistad y compañerismo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 191

2. Sé digno de la confianza de tu prójimo, y mírale con rostro resplandeciente y amistoso.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 87

3. ...todo desarrollo y progreso son los frutos de las luces de la virtud, de la cooperación y la concordia.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 292

4. ...cuando atravieses las regiones del mundo, llegarás a la conclusión de que todo progreso es el resultado de la asociación y la cooperación, mientras que la ruina es el producto de la animosidad y el odio. No obstante ello, el mundo de la humanidad no hace caso de la advertencia, ni despierta del sueño de la negligencia.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 293

5. ...la guerra es la lucha por la existencia, mientras que la paz es ayuda mutua y cooperación entre los pueblos del mundo, y es la causa de la complacencia del único Verdadero en el dominio celestial.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 301

6. ...el hombre no puede vivir sin compañía y solitario. Él necesita una continua cooperación y ayuda mutua. Por ejemplo, un hombre que viviera solo en un desierto, eventualmente se moriría de hambre. Nunca podría solo e individualmente proveerse de todas las necesidades de la existencia. Es así que él necesita cooperación y reciprocidad.
‘Abdu'l-Bahá, FUM, pág. 66

7. Es evidente...que el fundamento de una real hermandad, la causa de un amor de cooperación y reciprocidad, y la fuente de una sincera bondad y desinteresada devoción no es otra que el aliento del Espíritu Santo. Sin su influencia y ánimo es imposible lograrlo.
‘Abdu'l-Bahá, FUM, pág. 137

8. La variedad en la familia humana debe ser la causa del amor y de la armonía, como lo es en la música, donde muchas notas diferentes se combinan para producir un acorde perfecto. ‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 102

9. En este ciclo maravilloso, la tierra será transformada y el mundo de la humanidad será engalanado con tranquilidad y belleza. ...La cooperación y la unión serán establecidas, y la guerra, por fin, será completamente suprimida...
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 163

10. Sin la actitud de cooperación y reciprocidad, los miembros individuales de la sociedad humana permanecen egocéntricos, sin la inspiración de los fines altruistas, limitados y solitarios en su desarrollo, al igual que el animal y las plantas en los reinos inferiores. Las criaturas inferiores no necesitan cooperación y reciprocidad. Un árbol puede vivir en soledad, pero esto es imposible para el hombre, sin que experimente retroceso...
‘Abdu'l-Bahá, AB, pág. 249

11. Las rivalidades, odios e intrigas nacionales cesarán, y la animosidad y prejuicio raciales serán reemplazados por amistad, entendimiento y cooperación...
Shoghi Effendi, BNE, pág. 292

12. ...es a través de la cooperación y el continuo intercambio de pensamientos y opiniones, que la Causa puede mejor salvaguardar y fomentar sus intereses.
Shoghi Effendi, LC, pág. 40

19 Coraje

1. ...su agitación se convirtió en paz; su duda, en certeza; su timidez en coraje. ¡Tal es la fuerza del Elixir Divino, que, rápido como un abrir y cerrar de ojos, transmuta las almas de los hombres!
Bahá'u'lláh, XI, pág. 99

2. Para todo hay un signo. El signo del amor es la fortaleza ante mi decreto y la paciencia ante mis pruebas.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #48

3. Todo lo que disminuye el temor aumenta el coraje.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 30

4. La fuente del valor y del poder es la promoción de la Palabra de Dios, y la constancia en su Amor.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 182

5. Armado con el poder de Tu nombre, nada podrá dañarme, y con Tu amor en mi corazón, no podrán en modo alguno alarmarme todas las aflicciones del mundo.
Bahá'u'lláh, OB, pág. 94

6. Otros atributos de perfección son...tener resolución y coraje.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 49

7. Ningún otro estando en prisión, podría haber hecho lo que Él (Bahá'u'lláh) hizo. No obstante los terribles padecimientos que sufrió, nunca Se quejó.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 74

8. Es, pues, deber de todos aquellos que se hallan bajo la sombra protectora de la magnánima providencia de Dios demostrar por su divina y misericordiosa asistencia, una constancia y una firmeza tan visibles como para atraer y fijar la mirada y asombrar las mentes de todos.
‘Abdu'l-Bahá, CV, pág. 15

9. Tomad coraje, entonces, oh amigos en quien Dios confía, de la aparición de este poder potente y preponderante, que fue como un espíritu que impregna el cuerpo del mundo, tomándolo vibrante en su pulso y haciendo temblar y estremecer a los pilares de la idolatría.
‘Abdu'l-Bahá, CV, pág. 16

10. Grande es la multitud que se alzará para oponerse a vosotros, que os oprimirá, que os culpará, que se regocijará con vuestros infortunios, será la causa por la que seréis rehuidos y os impondrá injurias... Es preciso mantenerse firmes, pacientes y constantes cuando quiera que estas nubes os alcancen.
‘Abdu'l-Bahá, CV, pág. 41

11. Que nunca se descorazonen, que nunca se desalienten, que nunca se aflijan. Que mientras más antagonismos encuentre, más muestren su propia fe...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 261

12. ...les imploro... a decidirse a nunca titubear, ni vacilar, ni aflojar...
Shoghi Effendi, CV, pág. 28

13. De cada nueva prueba de su inagotable bendición, por una parte, y de su castigo, por otra, ellos no pueden sino derivar inmensa esperanza y valor...
Shoghi Effendi, AJD, págs. 8-9

20 Cortesía

1. Nosotros, ciertamente, hemos escogido la cortesía, y la hemos hecho el distintivo verdadero de aquellos que están cerca de Él. La cortesía, en verdad, es un atavío que sienta bien a todos los hombres, ya sean jóvenes o ancianos. Bienaventurado aquel que adorne su sien con ella y, ¡ay!, de aquel que esté privado de esta gran munificencia.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 48

2. ¡Oh pueblo de Dios! Os exhorto a practicar la cortesía, pues sobre todo lo demás, ella es la princesa de las virtudes. Bienaventurado quien sea iluminado con la luz de la cortesía, y esté ataviado con la vestidura de la rectitud
Bahá'u'lláh, TB, pág. 101

3. Quienquiera esté investido con cortesía, ha logrado por cierto una sublime posición. Se espera que este Agraviado y todos los demás puedan ser capaces de adquirirla, aferrarse a ella, practicarla, y fijar en ella su mirada. Este es el mandamiento obligatorio que ha emanado de la Pluma del Más Grande Nombre.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 101

4. Quien esté dotado con cortesía está dotado con gran posición.
Bahá 'u 'lláh, MVB, pág. 50

5. Que la veracidad y la cortesía sean vuestro adorno. ...Cuidado, oh pueblo de Bahá, no sea que andéis por los caminos de aquellos cuyas palabras difieren de sus hechos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 202

6. Deben buscar cuidadosamente la verdad en cada asunto, y no insistir en su propia opinión, ya que la terquedad y la persistencia en el propio parecer conducirán en último término a la discordia y a la disputa, y la verdad permanecerá oculta.
‘Abdu'l-Bahá, 8EAB, pág. 89

7. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que ofendáis un corazón!
¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que lastiméis un alma!
¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que tratéis sin bondad a alguna persona!
¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que causéis desesperanza a alguna criatura!
Si fuera uno la causa de pena de un corazón o de desesperación de un alma, más le valiera esconderse en lo más profundo de la tierra que caminar sobre ella.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 85

21 Desprendimiento

1. Bendito el hombre que se haya desprendido de todo salvo de Mí, que se haya remontado en la atmósfera de mi amor, ganado la admisión en mi Reino, contemplado mis dominios de gloria, que haya bebido a grandes tragos de las aguas vivientes de mi generosidad, y su porción del río celestial de mi amorosa providencia, enterado de mi Causa, comprendido aquello que he ocultado dentro del tesoro de mis Palabras, y brillado desde el horizonte del conocimiento divino, ocupado en mi alabanza y glorificación.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 18-19

2. Apartaos de todo menos de mí, y volved vuestros rostros hacia mi rostro, pues esto es mejor para vosotros que todas las cosas que poseéis. La Lengua de Dios atestigua la verdad de mis palabras por mi propia Palabra, que habla la verdad, y abarca y comprende todas las cosas.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 171

3. Dios, sin duda, inspirará a quienquiera se desprenda de todo salvo de Él, y hará que de su corazón se viertan y fluyan copiosamente las aguas puras de la sabiduría y la prolación.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 208

4. ¡Oh Dios, mi Dios! Adorna las cabezas de tus amados con la corona del desprendimiento y atavía sus sienes con la vestidura de la rectitud.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 63

5. ... Te ruego permitas, oh Bienamado de todo corazón comprensivo y Deseo de los que tienen acceso a Ti, que tus amados puedan desprenderse completamente de sus propias inclinaciones, aferrándose a lo que a Ti place.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 65

6. La esencia del desprendimiento es para el hombre dirigir su rostro hacia las cortes del Señor, entrar en su Presencia, contemplar su Semblante y presentar testimonio ante Él.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 181-182

7. Nuestros mayores esfuerzos deberán estar dirigidos hacia el desprendimiento de las cosas del mundo...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 84

8. Te incumbe apartarte de todo deseo salvo de tu Señor, el Supremo, no esperando que nadie en el universo te ayude ni socorra.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 23

9. El desprendimiento es como el sol; en cualquier corazón donde brilla, extingue el fuego de la codicia y del egoísmo. Aquel cuya vista está iluminada con la luz de la comprensión, seguramente se desprenderá del mundo y de sus vanidades... No dejes que el mundo y su vileza te entristezcan. Feliz aquél cuyas riquezas no lo llenan de vanagloria, ni la pobreza de dolor.
‘Abdu'l-Bahá, DAV; pág. 93

10. Si alguien en este día adhiriese su corazón al Reino, se liberase de todo lo demás salvo de Dios, y fuese atraído por las fragancias de santidad, el ejército del Reino de Abhá le ayudará y los ángeles del Concurso Supremo le asistirán.
‘Abdu'l-Bahá, PAD, pág. 24

11. Despojaos de la vida de este mundo y, en toda ocasión, anhelad la inexistencia; pues cuando el rayo regresa al sol, es aniquilado, y cuando la gota llega al mar, desaparece, y cuando el verdadero amante encuentra a su Amado, entrega su alma.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 77

12. El hombre debe desprenderse de las influencias del mundo de la materia, del mundo de lo animal... porque el mundo material es el mundo de la corrupción y muerte...
‘Abdu'l-Bahá, AB, pág. 292

22 Devoción

1. Sólo cuando la lámpara de la búsqueda, del esfuerzo ardiente, del deseo anhelante, de la devoción apasionada, del amor fervoroso...se haya encendido en el corazón del buscador...será disipada la oscuridad del error...
Bahá'u'lláh, KI, pág. 122

2. Aquellos que me siguen deben luchar en todas circunstancias para promover el bienestar de quienquiera que se levante para el triunfo de mi Causa y deben demostrar en todo momento su devoción y fidelidad hacia él.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 137

3. Quienquiera que recite retirado en su cámara los versos revelados por Dios, los ángeles esparcidores del Todopoderoso esparcirán por doquier la fragancia de las palabras pronunciadas por su boca.
Bahá'u'lláh, BNE, pág. 94

4. ...La cercanía a Dios es posible a través de la devoción a Él...
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 97

5. ...esforzaos para que vuestras acciones sean a diario hermosas oraciones.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, págs. 76- 77

6. El conocimiento, la pureza, la devoción, la disciplina, la independencia, no tienen relación con la apariencia exterior ni con el atavío.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 71

7. Debemos esforzamos por alcanzar esa condición en la que, separándonos de todas las cosas y las gentes del mundo, nos volvamos solamente a Dios. Hará falta algún esfuerzo para que el hombre pueda alcanzar esa condición; pero debe trabajar y luchar para alcanzarla. La obtendremos pensando y deseando menos las cosas materiales y más las espirituales. Cuanto más nos alejamos de unas, más nos acercaremos a las otras. La elección es nuestra.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 93

8. Es la calidad de la devoción y del autosacrificio la que trae las recompensas en el servicio a esta Fe más bien que los medios, la habilidad o el respaldo financiero.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 11

23 Equidad

1. La equidad es la más fundamental de las virtudes humanas. La evaluación de todas las cosas depende de ella.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 56

2. ¡Sed equitativos en vuestro juicio, oh hombres de corazón compasivo! Aquél que es injusta carece de las características que distinguen la posición del hombre.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 56

3. ¡Oh Dios, mi Dios! Atavía mi cabeza con la corona de la justicia, y mi sien con el ornamento de la equidad.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 12

4. Incumbe...a los amados de Dios...mostrar tal sinceridad y equidad, que todos los pueblos de la tierra puedan reconocer que ellos son los procuradores de Dios entre los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 160

5. Si ahora alguien se levantara, incitado por las vanas imaginaciones que su corazón haya forjado, y se esforzara en sembrar abierta o secretamente las semillas de la disensión entre los hombres, ¿se puede decir que semejante hombre ha obrado con equidad?
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 134-135

6. ¡Por la vida de Dios! La palabra "Equidad" brilla tan resplandeciente como el sol. Rogamos a Dios para que muníficamente derrame su esplendor sobre todos.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 42

7. Estad advertidos, oh hombres de entendimiento. Cometer tiranía es indigno de la posición del hombre; más bien le corresponde observar equidad y ataviarse en toda condición con la vestidura de la justicia.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 198-199

8. Estad alertas para que no hagáis injusticia a nadie, aunque sea como un grano de mostaza. Hollad el sendero de la justicia, porque éste es, ciertamente, el sendero recto.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 166

9. El propósito de la justicia es el surgimiento de la unión entre los hombres.
Ningún resplandor puede compararse con aquel de la justicia. La organización del mundo y la tranquilidad de la humanidad dependen de ella.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 44

10. El honor de esta creación y el valor de este atuendo requieren...que el hombre tenga amor y afinidad para con su propia especie; no, es más, que actúe con todas las criaturas vivientes con justicia y equidad.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 291

11. En la opinión de Dios todos los hombres son iguales. No hay distinción ni preferencia por ninguna alma en el reino de Su justicia y equidad.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 102

12. Esta rectitud de conducta, con sus inferencias de justicia, equidad, veracidad, honestidad, imparcialidad, confiabilidad e integridad, debe distinguir cada fase de la vida de la comunidad Bahá'í.
Shoghi Effendi, AJD, pág. 37

24 Esperanza


1. No os entretengáis con las cosas del mundo y sus vanos ornamentos, ni tampoco pongáis vuestra esperanza en ellas.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 84

2. Las maravillas de Su munificencia nunca podrán cesar, ni la corriente de Su misericordiosa gracia podrá jamás ser detenida. El proceso de Su creación no ha tenido principio ni podrá tener fin.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 39

3. No obstruyas el luminoso manantial de tu alma con las zarzas de afectos inmoderados y vanos, y no impidas que fluyan las aguas vivas que manan de la fuente de tu corazón. Pon toda tu esperanza en Dios, y aférrate tenazmente a Su infalible misericordia.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 215

4. Tu nombre es mi curación, oh mi Dios, y el recuerdo de Ti es mi remedio. La proximidad a Ti es mi esperanza, y el amor por Ti es mi compañero.
Bahá'u'lláh, OB, pág. 28

5. ¡Oh vosotros amados del Señor! Cuidado, cuidado, no sea que vaciléis y dudéis. No dejéis que el temor caiga sobre vosotros, ni estéis perturbados o consternados. Prestad atención, no sea que este calamitoso día debilite las llamas de vuestro ardor, y extinga vuestras tiernas esperanzas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 18

6. ...no reparéis en el grado de vuestra capacidad, no preguntéis si sois merecedores de esa tarea: depositad vuestra esperanza en la ayuda y la bondad, en los favores y las dádivas de Bahá'u'lláh, ¡que mi alma sea una ofrenda por sus amigos! Impulsad al corcel del elevado empeño hacia el campo del sacrificio, y obtened en esta vasta arena el premio de la divina gracia.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 24

7. Si existe alguna esperanza, es únicamente en las generosidades de Dios: que su gracia fortalecedora llegará...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 280

8. ¡Oh vosotros, amados constantes! La gracia de Dios cae abatiéndose sobre la humanidad, como las lluvias de la primavera, y los rayos de la Luz manifiesta han hecho que esta tierra sea la envidia del cielo. ...Solamente algunos reciben esta gracia y toman de ella su parte. Por tanto, depositemos nuestras esperanzas en lo que el poderoso brazo del Amado puede realizar.
‘Abdu'l-Bahá, 8EAB, pág. 281

9. Ten siempre esperanzas, pues las dádivas de Dios nunca cesan de fluir sobre el hombre. ...no desesperes bajo ninguna circunstancia, sino más bien permanece firme en tu esperanza.
‘Abdu'l-Bahá, 8EAB, pág 207

25 Excelencia

1. Que cada amanecer sea mejor que su víspera y cada mañana más rica que su ayer.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 160

2. Esforzaos para adquirir tanto las perfecciones internas como las externas, pues siempre han sido y serán los frutos del árbol humano.
Bahá'u'lláh, EB, pág. 3

3. Si alguno de vosotros entrara en una ciudad, debería convertirse en un centro de atracción, por su sinceridad, su lealtad y amor, su honestidad y fidelidad, su veracidad y su amorosa bondad hacia todos los pueblos del mundo, para que los habitantes de esa ciudad puedan exclamar: "Indudablemente, este hombre es un bahá'í...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 71

4. Haced entonces un ingente esfuerzo, para que la pureza y la santidad, las cuales son queridas por 'Abdu'l-Bahá por sobre todo lo demás, distingan al pueblo de Bahá; que en todo tipo de excelencia el pueblo de Dios sobrepase a todos los demás seres humanos; que tanto exterior como interiormente sean superiores.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 152

5. Un verdadero bahá'í es aquel que lucha día y noche por progresar y avanzar en el camino de la superación humana, cuyo más ardiente deseo es vivir y actuar en tal forma que enriquezca e ilumina el mundo...
‘Abdu'l-Bahá, DAV: pág. 32

6. ...en esta santa Dispensación...la verdadera Fe no es meramente el reconocimiento de la Unidad de Dios, sino el vivir una vida que manifieste todas las perfecciones y virtudes implícitas en tal creencia...
‘Abdu'l-Bahá, DAV; pág. 32

7. Deseo la distinción para vosotros. Los bahá'ís deben distinguirse de los demás seres humanos. ...No es una distinción corriente la que yo deseo... Deseo para vosotros la distinción espiritual... Debéis distinguiros de todos los demás en el amor a Dios.
‘Abdu'l-Bahá, ETC, págs. 34-35

8. La más ardua y la más noble de las tareas en el mundo de hoy es la de ser un verdadero bahá'í; ello requiere la derrota, por nuestra parte, no solo de los males corrientes que prevalecen en todo el mundo, sino además de la debilidad, del apego al pasado, de los prejuicios, y del egoísmo que puedan haber sido heredados o adquiridos dentro de nuestro propio carácter.
Shoghi Effendi, ETC, págs. 53-54

9. Ciertamente, si los amigos tratarán y se esforzarán por ser cien por ciento bahá'ís, verían cuánto aumentaría su influencia sobre los demás, y cuán rápido se difundiría la Causa.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 55

26 Expresión

1. Corresponde que hables de modo tal que los corazones de los creyentes se enciendan y sus cuerpos sean elevados.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 165-166

2. La expresión humana es una esencia que aspira a ejercer su influencia y necesita moderación. En cuanto a su influencia, ella está condicionada al refinamiento, el cual a su vez depende de que los corazones sean desprendidos y puros.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 167

3. Sabios son aquellos que no hablan a menos que tengan quien les escuche, como el copero que no ofrece su copa hasta que no encuentra un buscador...
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #36

4. ...las más elevadas expresiones de alabanza de lengua o pluma humanas, no son sino un reflejo de aquello que ha sido creado dentro de ellos mismos, mediante la revelación del Señor, su Dios.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 211

5. ...las palabras y expresiones deberían ser impresionantes y perspicaces. No obstante, ninguna palabra estará imbuida de estas dos cualidades, a menos que sea expresada completamente por amor a Dios y con el debido respeto hacia las exigencias de la ocasión y de la gente.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 201

6. Cada palabra está dotada de espíritu; por lo tanto el orador y expositor debería emitir sus palabras cuidadosamente en el momento y lugar apropiados, puesto que la impresión que produce cada palabra es claramente evidente y perceptible.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 201-202

7. Una palabra es como la primavera, pues es la causa de que los tiernos renuevos del rosedal del conocimiento se vuelvan verdes y florecientes, mientras que otra palabra es como veneno mortal.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 202

8. Esforzaos...para que podáis desordenar y dispersar al ejército de la duda y el error con el poder de las sagradas expresiones. ...Expresad la Palabra de Dios. Si él la acepta, se habrá logrado el propósito deseado, y si se aparta, abandonadle a sí mismo y confiad en Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 211

9. Limita...tus palabras, a la difusión de las dichosas nuevas del Reino de Dios, y a la demostración de la influencia de la Palabra de Dios, y a la santidad de la Causa de Dios. Conversa acerca de la alegría perdurable, y de las delicias espirituales, y de las cualidades divinas...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 94

27 Fe

1. La esencia de fe es ser parco en palabras y abundante en hechos.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 182

2. ...la vida de la carne es común a hombres y animales, mientras que la vida del espíritu la poseen solamente los puros de corazón, quienes han bebido del océano de la fe.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 78

3. Él hace claros sus signos, para que podáis tener fe firme en la Presencia de vuestro Señor.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 108

4. Amistad y rectitud de conducta, y no disensión y maldad, son las señales de la verdadera fe.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 137

5. ...la concepción de fe ha existido desde el principio que no tiene principio, y perdurará hasta el fin que no tiene fin.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 93

6. Levantaos, y armados con el poder de la fe, despedazad a los dioses de vuestras vanas imaginaciones, los sembradores de disensión entre vosotros.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 144

7. Si eres creyente, tu fe te bastará, por encima de todo lo que existe en la tierra, aunque no poseas nada.
El Báb, SEB, pág. 119

8. La fe es el imán que atrae las confirmaciones del Misericordioso.
‘Abdu'l-Bahá, TAB, Vol. 1, pág. 62

9. Por fe quiere decir primero, conocimiento consciente y segundo, la práctica de buenas obras.
‘Abdu'l-Bahá, BWF, pág. 383

10. ...ahora os doy un mandato que será para un convenio entre vosotros y Yo - que tengáis fe; que vuestra fe sea firme como una roca que ninguna tormenta puede mover, que nada puede inquietar y que perdure a través de todo, hasta el fin; incluso si oyereis que vuestro Señor ha sido crucificado, no os sintáis sacudidos en vuestra fe; porque yo estoy con vosotros siempre, ya sea vivo o muerto, estoy con vosotros hasta el fin. Según hasta donde tengáis fe así serán vuestros poderes y bendiciones. Esta es la norma - esta es la norma - esta es la norma.
‘Abdu'l-Bahá, PPO, pág. 36

11. ¿No es fe sólo otra palabra para obediencia implícita, lealtad sincera; apego absoluto a lo que creemos es la voluntad revelada y explícita de Dios?
Shoghi Effendi, BA, pág. 62

28 Felicidad

1. La Causa de Dios ha venido como una señal de Su Gracia. ¡Felices los que actúan, felices los que entienden, feliz el hombre que se haya aferrado a la verdad, desprendido de todo cuanto hay en los cielos y en la tierra!
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 103

2. El hombre es en realidad un ser espiritual y solamente cuando vive en el espíritu es verdaderamente feliz.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 103

3. Felices sean aquellos que han arrojado todo tras de sí salvo a Dios, y se han mantenido firmes en aquello que el Señor de fortaleza y poder les ha ordenado.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 268

4. Felices quienes observan los preceptos de Dios; felices quienes han reconocido la Verdad; felices quienes juzgan todos los asuntos con imparcialidad y se sujetan al Cordón de mi inviolable Justicia.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 70

5. Sé digno de la confianza de tu prójimo, y mírale con rostro resplandeciente y amistoso.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 189

6. Si algún hombre ponderase en su corazón lo que la Pluma del Altísimo ha revelado y gustase su dulzura, ciertamente, se hallaría vaciado y liberado de sus propios deseos, y sería enteramente servil a la Voluntad del Todopoderoso. Feliz es el hombre que ha alcanzado tan elevada posición y no se ha privado de tan munífica gracia.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 228

7. ¡Oh Hijo del Hombre! No te aflijas a menos que estés lejos de Nosotros. Y no te regocijes a menos que te acerques y vuelvas a Nosotros.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #35

8. ...la felicidad humana está fundada en el comportamiento espiritual.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 129

9. La felicidad del hombre no depende de las cosas exteriores tales como riquezas, ornamentos, vestidos. Sin embargo, depende de las susceptibilidades del corazón y la actitud de la mente.
Verdadera felicidad es encontrada en la pureza del pensamiento.
‘Abdu'l-Bahá, CE, pág. 23

10. Que estén radiantes vuestros rostros, y sed animosos, pues os adherís al Convenio del Amado de todos los mundos, y estáis encendidos con el vino de su Testamento.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 209

11. El propósito primordial, el objetivo básico en el establecimiento de poderosas leyes y la instauración de los grandes principios e instituciones, relativos a todos los aspectos de la civilización, es la felicidad humana; y la felicidad humana consiste únicamente en el acercamiento al Umbral de Dios, y en la obtención de la paz y el bienestar de cada miembro individual de la raza humana.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 73

12. ¡La alegría nos da alas! En momentos de alegría nuestras fuerzas son mayores, nuestra inteligencia más sutil y nuestra comprensión menos nublada.
‘Abdu'l-Bahá, RJ/; pág. 117

13. ...la felicidad espiritual, es la verdadera base de la vida del hombre, porque la vida está creada para la felicidad, no para la tristeza.
‘Abdu'l-Bahá, DA J/; pág. 23


29 Firmeza

1. ...consideran a los pueblos del mundo como la mera nada, como cosa olvidada, y se aferran a la firme asa de Dios, en forma tal que ni las dudas ni las insinuaciones, ni las espadas, ni el cañón, serían capaces de detenerlos o privarlos de su presencia. ...benditos son los que permanecen firmes en su Fe.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 141

2. Bendito es el hombre que ha vuelto su rostro hacia Dios, y ha caminado firmemente en su Amor, hasta que su alma se haya remontado en vuelo hacia Dios, el Soberano Señor de Todo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 112

3. ¡Por Mí Mismo! Todo lo que veas en este Día, perecerá. Sumamente elevada será tu posición, si permaneces firme en la Causa de tu Señor. Hacia Él están dirigidos tus activos movimientos y en Él está tu descanso final.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 163

4. Cuando llegue la victoria, cada hombre se declarará creyente y se apresurará al refugio de la Fe de Dios. Felices aquellos que en los días de las pruebas que envuelven al mundo se han mantenido firmes en la Causa y han rehusado desviarse de su verdad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 212

5. El alma que se ha mantenido fiel a la Causa de Dios y ha permanecido invariablemente firme en Su Sendero, poseerá después de su ascensión tal poder que obtendrán provecho de ella todos los mundos que el Todopoderoso ha creado.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 57

6. ...se tiene la esperanza de que mediante las bendiciones del Sol de la Verdad puedan crecer diariamente en firmeza y en constancia.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 211

7. ...estad agradecidos, pues al igual que árboles benditos estáis firmemente plantados en el suelo del Convenio. Seguramente todo aquel que es firme crecerá, producirá nuevos frutos, y diariamente aumentará su frescura y su gracia.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 212

8. ¡Oh vosotros, amados de Dios! Mantened firmes los pies, y constante el corazón, y por medio del poder de la ayuda de la Bendita Belleza, permaneced empeñados en vuestro propósito.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 221

9. Es fácil aproximarse al Reino del Cielo, más es difícil permanecer firme y leal dentro de él, pues las pruebas son rigurosas y arduas de soportar.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 278

10. Transmite a las siervas del Misericordioso el mensaje acerca de que, cuando una prueba se toma violenta, ellas deben permanecer impasibles y fieles en su amor por Bahá.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 165

11. Los amados de Dios deben permanecer inconmovibles como las montañas, firmes como murallas inexpugnables. Deben mantenerse imperturbables aun frente a las más terribles adversidades, y no afligirse ni ante el peor de los desastres.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 10

12. ...una vez que un bahá'í tiene la convicción profunda de la autoridad que proviene de Dios, investida en el Profeta, conferida al Maestro, y por Él al Guardián, y la cual fluye a través de las Asambleas y crea orden basado en la obediencia, una vez que un bahá'í tiene eso, nada lo puede sacudir.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 121

13. Ni la administración, ni el trabajo general de la enseñanza de la Causa progresarán, ni se podrá lograr nada, a menos que los creyentes sean verdaderamente firmes, profundos y espiritualmente convencidos bahá'ís.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 121

30 Generosidad

1. ¡Oh Hijos del Polvo! Hablad a los ricos de los suspiros que profieren los pobres a medianoche; no sea que la negligencia los lleve al camino de la destrucción y los prive del Árbol de la Riqueza. Dar y ser generoso son atributos míos, dichoso aquel que se adorna con mis virtudes.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #49

2. ¡Oh Ricos de la Tierra! Los pobres son mi depósito en medio de vosotros; cuidad mi depósito, y no estéis empeñados solamente de vuestro propio bienestar.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #54

3. Debiera socorrer al desposeído y nunca rehusar su favor al menesteroso.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 176

4. Sé generoso en la prosperidad y agradecido en la adversidad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 189

5. Cuidad, oh pueblo, no sea que obréis traicioneramente con alguno. Sed los procuradores de Dios entre Sus criaturas y los emblemas de Su generosidad en medio de Su pueblo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 197

6. Cualquiera que cumpla una buena acción, Dios se lo devolverá con creces. No hay duda que el Señor viviente asistirá y confirmará a las almas generosas.
‘Abdu'l-Bahá, SW, V6, pág. 169

7. ...a todos los amigos se les ha impuesto expresar confraternidad y amor, consideración y generosidad, y bondad a toda comunidad sobre la tierra.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 21

8. Sed auroras de generosidad, puntos de amanecer de los misterios de la existencia, sitios donde desciende la inspiración, lugares donde surgen los esplendores, almas sostenidas por el Espíritu Santo...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 244

9. Sed amables con los extraños... Ayudadlos a sentirse en casa; averiguad dónde se hospedan, preguntadles si podéis prestarles algún servicio, y procurad hacer sus vidas un poco más agradables. ...Dejad que todos los que os conozcan comprendan que sois Bahá'ís sin que vosotros lo proclaméis.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 59

31 Gratitud

1. Si los hombres descubrieran el propósito que motiva la Revelación de Dios, seguramente desecharían sus temores y con el corazón lleno de gratitud se regocijarían con gran alegría.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 116

2. Dad gracias a Dios, ya que habéis alcanzado el deseo de vuestros corazones y habéis sido unidos a Aquel quien es el Prometido de todas las naciones.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 3

3. Hemos hecho que los ríos de la prolación divina fluyan desde nuestro trono, para que las tiernas hierbas de sabiduría y entendimiento broten de la tierra de vuestros corazones. ¿Acaso no estaréis agradecidos?
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 27

4. Sé generoso en la prosperidad y agradecido en la adversidad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 189

5. ¡Oh Hijo del Ser! Busca la muerte de un mártir en mi sendero, contento con mi voluntad y agradecido con lo que ordeno...
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #45

6. ...sé agradecido a Dios, porque te ha fortalecido para ayudar a su Causa...
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 201

7. Él os ha escogido para que seáis sus mensajeros de amor a lo largo y ancho del mundo... Agradeced a Dios de todo corazón por haberos otorgado tal privilegio. Pues una vida dedicada a la alabanza no es suficiente para agradecer a Dios por un favor tan grande.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 62

8. Toda alabanza y gratitud sean para la Bendita Belleza, por llamar a la acción a los ejércitos de su Reino de Abhá, y enviamos su ayuda que jamás se ha interrumpido, confiable como el retorno de las estrellas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 240

9. Ha llegado el momento cuando, en acción de gracias...debierais crecer en fe y constancia día tras día...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 19

10. La mejor manera de agradecer a Dios es amaras los unos a los otros...
...la verdadera gratitud es la cordial acción de dar gracias de corazón.
...Para poder expresar su gratitud por los favores de Dios, el hombre debe demostrar acciones dignas de alabanza.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 104

32 Humildad

1. La humildad exalta al hombre al cielo de la gloria y poder mientras que el orgullo lo sumerge en las profundidades de la vileza y degradación.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 24

2. En este Día toda alma que camine humildemente con su Dios y se aferra a Él, se encontrará investida con el honor y gloria de todos los bellos nombres y posiciones.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 105

3. No debe nunca tratar de enaltecerse por encima de nadie, debe borrar de la tabla de su corazón toda huella de orgullo y vanagloria, debe asirse a la paciencia y resignación, guardar silencio y abstenerse de la conversación ociosa.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 176

4. Tratad humildemente a los fieles, aquellos quienes han creído en Dios y en Sus signos, cuyos corazones atestiguan Su unidad y cuyas lenguas proclaman Su unicidad, y que sólo hablan cuando Él lo permite. Así os exhortamos con justicia y os advertimos con verdad, que tal vez seáis despertados.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 84

5. Aquellos que son los amados de Dios, doquiera se reúnan ya quienquiera encuentren, deben mostrar, en su actitud hacia Dios, y en la forma en que celebran Su alabanza y gloria, tal humildad y sumisión, que cada átomo de polvo bajo sus pies pueda atestiguar la profundidad de su devoción. Bahá'u'lláh, PEB, pág. 4

6. ¡Oh hijo del hombre! Si tus ojos están vueltos hacia la misericordia, deja las cosas que te benefician y aférrate a lo que beneficiará a la humanidad. Y si tus ojos están vueltos hacia la justicia, elige para tu prójimo aquello que elegirías para ti mismo.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 72

7. Todos nosotros somos pobres ante la puerta de Dios, débiles ante su poder, humildes en su umbral, y no poseemos el poder ni del bien ni del mal. Él es en verdad, el Confirmador, el Fortalecedor, el Benévolo.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 111

8. En la religión de Bahá'u'lláh todos son siervos y siervas, hermanos y hermanas. Tan pronto como uno piensa que es algo mejor o algo superior a los demás, se ha puesto en una posición peligrosa, y a no ser que deseche tan mal pensamiento, no puede ser buen instrumento para el servicio del Reino.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 87

9. El maestro no debería considerarse a sí mismo instruido, y a los demás ignorantes. Tal pensamiento engendra orgullo, y el orgullo no conduce a ejercer influencia. El maestro no debe ver en sí mismo ninguna superioridad; debería hablar con la mayor bondad, con humildad y modestia...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 31

33 Justicia

1. ¡Oh hijo del espíritu! Ante mi vista lo más amado de todas las cosas es la Justicia; no te apartes de ella si Me deseas, y no la descuides para que confíe en ti. ...En verdad, la justicia es mi don para ti y el signo de mi amorosa bondad. Tenla pues ante tus ojos.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #2

2. Estad alertas para que no hagáis injusticia a nadie, aunque sea como un grano de mostaza. Hollad el sendero de la justicia, porque éste es, ciertamente, el sendero recto.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 166

3. El propósito de la justicia es el surgimiento de la unión entre los hombres. Ningún resplandor puede compararse con aquel de la justicia. La organización del mundo y la tranquilidad de la humanidad dependen de ella.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 44

4. Así como el cuerpo del hombre necesita vestidura para cubrirse, asimismo el cuerpo de la humanidad debe ser necesariamente adornado con el manto de la justicia y sabiduría.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 52-53

5. Sed justos en vuestro juicio.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 148

6. Sed justos con vosotros mismos y con los demás, para que las señales de justicia sean reveladas por vuestras acciones entre nuestros fieles siervos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 184

7. Sé recto en tu juicio y moderado en tu palabra. No seas injusto con nadie, y a todos muestra mansedumbre.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 189

8. No permitáis ser privados del manto de la paciencia y justicia, para que los dulces aromas de santidad sean exhalados desde vuestros corazones sobre todas las cosas creadas.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 202

9. La luz del hombre es la justicia. No la apaguéis con los vientos contrarios de la opresión y de la tiranía. El propósito de la justicia es el surgimiento de la unidad entre los hombres.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 105

10. Un hombre debiera detenerse y reflexionar y ser justo...
‘Abdu'l-Bahá, SCD, págs. 23-24

11. El segundo atributo de perfección es la justicia y la imparcialidad. Ello significa no tomar en cuenta los beneficios personales ni las ventajas egoístas, y hacer cumplir las leyes de Dios sin la menor preocupación por ninguna otra cosa. Significa verse a uno mismo tan solo como uno más entre los siervos de Dios, el Todo Poseedor, y con la excepción de aspirar a la distinción espiritual, nunca tratar de destacarse por sobre los demás.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 47

34 Libertad

1. La libertad tiene que llevar, finalmente, a la sedición, cuyas llamas nadie puede apagar. Así os advierte Aquel Quien es el Calculador, el Que Sabe Todo. Sabed que la personificación de la libertad y su símbolo es el animal.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 223

2. La libertad hace que el hombre sobrepase los límites de la decencia e infrinja la dignidad de su posición.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 223

3. Di: La verdadera libertad consiste en la sumisión del hombre a Mis mandamientos, por poco que la conozcáis. Si los hombres observaran aquello que les hemos enviado desde el Cielo de la Revelación, ellos, ciertamente, alcanzarían la perfecta libertad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 224

4. ¡Oh Mi Siervo! Rompe las cadenas de este mundo y libera tu alma de la prisión del yo. Aprovecha tu oportunidad, pues no volverá a ti nunca más.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #40

5. La Antigua Belleza ha consentido ser encadenada para que la humanidad sea liberada de su cautiverio, y ha aceptado ser prisionero de esta poderosa Fortaleza para que todo el mundo logre la verdadera libertad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 65

6. Di: La libertad que os aprovecha no se halla en ningún lugar salvo en la completa servidumbre hacia Dios, la Eterna Verdad. Quienquiera haya gustado su dulzura rehusará trocarla por todo el dominio de la tierra y del cielo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 224

7. La libertad no es una cuestión de lugar, sino de condición. Yo era feliz en aquella prisión, porque aquellos días transcurrieron en el sendero del servicio.
Cuando uno se libera de la prisión del yo ¡esa es verdaderamente la libertad! Porque el yo es la mayor prisión.
A menos que uno acepte vicisitudes extremas, no con pasiva resignación, sino con aquiescencia radiante, uno no puede alcanzar esta libertad.
‘Abdu'l-Bahá, RV, págs. 11-12

8. Que todos sean librados de las múltiples identidades que nacen de la pasión y el deseo, y en la unidad de su amor a Dios hallen un nuevo modo de vida.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 77

35 Limpieza

1. Sed la esencia de la limpieza entre la humanidad...
Bahá'u'lláh, BNE, pág. 107

2. Dios ama a quienes son puros. En el Bayán y a los ojos de Dios, ninguna otra cosa es más apreciada que la pureza y la limpieza inmaculada...
El Báb, SEB, pág. 77

3. Él desea, en verdad, que en cualquier circunstancia, todos estén adornados con tal pureza, interior y exterior, que no puedan causar repugnancia ni siquiera a sí mismos, cuanto menos a los demás.
El Báb, SEB, pág. 78

4. La limpieza externa, aunque es una cosa física, tiene gran influencia sobre la espiritualidad. El hecho de tener un cuerpo puro y limpio ejerce mucha influencia en el espíritu del hombre.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 108

5. Un niño aseado, agradable, de buen carácter, cortés, aunque sea ignorante, es preferible a un niño rudo, sucio, de mal talante, aunque sea versado en todas las ciencias y artes.
‘Abdu'l-Bahá, EB, pág. 52

6. La limpieza y la religiosidad, la pureza y la delicadeza exaltan a la humanidad y hace que las cosas contingentes progresen.
‘Abdu'l-Bahá, ETC, pág. 65

7. ...en cada aspecto de la vida, la pureza y la santidad, la limpieza y el refinamiento, exaltan la condición humana y promueven el desarrollo de la realidad interior del hombre.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 148

8. ...en el dominio físico, la limpieza conduce a la espiritualidad, como lo señalan claramente las Sagradas Escrituras. Y aunque la limpieza corporal es un aspecto físico, tiene, sin embargo, una poderosa influencia en la vida del espíritu.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 148

9. Observa cuán grata es la limpieza a la vista de Dios, y cómo es específicamente enfatizada en los Libros Sagrados de los Profetas...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 148-149

10. ¡Oh Divina Providencia! Concede pureza y limpieza en todas las cosas al pueblo de Bahá. Dispensa que sean liberados de toda contaminación, y salvados de toda adición. Guárdalos de cometer acto repugnante alguno, desátalos de las cadenas de todo mal hábito, para que puedan vivir puros y libres, sanos y limpios, dignos de servir en tu Sagrado Umbral y de ser allegados a su Señor.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 151

36 Meditación

1. Medita sobre aquello que ha emanado del cielo de la Voluntad de tu Señor, Quien es la Fuente de toda gracia, para que puedas entender el significado original, el cual está guardado en las sacras profundidades de las Sagradas Escrituras.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 167

2. ...necesariamente debe observarse la meditación a que se refieren las palabras: "Una hora de reflexión es preferible a setenta años de adoración piadosa".
Bahá'u'lláh, KI, págs. 146-147

3. Oh hermano: debiéramos abrir nuestros ojos, meditar Su Palabra y buscar la sombra protectora de las Manifestaciones de Dios...para que no pongamos reparos al Revelador de los versículos, para que nos entreguemos totalmente a Su Causa y de todo corazón abracemos Su ley.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 134

4. A través de la facultad de la meditación el hombre alcanza la vida eterna; a través de ella él recibe el soplo del Espíritu Santo; los dones del Espíritu son otorgados por la reflexión y meditación.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 184

5. La facultad meditativa es semejante a un espejo; si lo ponéis ante objetos terrenales, los reflejará. Por consiguiente, si el espíritu del hombre está en contemplación de cosas terrenales, será informado de ellas.
Pero si volvéis vuestro espejo espiritual hacia el cielo, las constelaciones celestiales y los rayos del Sol de la Realidad se reflejarán en vuestros corazones.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, págs. 106-107

6. La meditación es la llave que abre la puerta de los misterios. En ese estado el hombre se abstrae; se aleja de todos los objetos que le rodean; en ese estado subjetivo se sumerge en el océano de vida espiritual y puede descubrir los secretos de las cosas en sí.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 43

7. No podéis aplicar la designación "hombre" a cualquier ser carente de esta facultad de la meditación; sin ella sería un simple animal, inferior a las bestias.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 184

8. Oración y Meditación, dedicad mucho tiempo a esas dos cosas. ¡Entonces conoceréis este Gran Anhelo, y solo entonces podréis comenzar a Vivir la Vida!
‘Abdu'l-Bahá, EEB, págs. 48-49

9. Mediante la meditación se pueden abrir las puertas a un conocimiento e inspiración más profundos. Naturalmente, si uno medita como Bahá'í se halla conectado a la Fuente...
Shoghi Effendi, OMT, pág. 39

37 Moderación

1. Todo lo que traspase los límites de la moderación cesará de ejercer influencia beneficiosa. Considerad, por ejemplo, cosas como la libertad, la civilización y otras. Por muy favorable que hombres de entendimiento las consideren, éstas, si son llevadas a exceso, ejercerán influencia perniciosa sobre los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 143

2. Temed a Dios y cuidaos de no traspasar los límites de la moderación y ser contados entre los extravagantes.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 166

3. Quienquiera que se aferre a la justicia, no puede en ninguna circunstancia, transgredir los límites de la moderación. Discierne la verdad en todas las cosas, por la guía de Aquel Quien es el Que Ve Todo. La civilización, tan a menudo preconizada por los doctos representantes de las artes y ciencias, traerá, si se le permite rebasar los límites de la moderación, gran daño sobre los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 228

4. Es deseable la moderación en todos los asuntos. Si una cosa es llevada al exceso, ella será fuente de perjuicio.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 78

5. Cuán a menudo ha sucedido que una persona agraciada con todos los atributos de la humanidad y ornada con la joya del verdadero conocimiento, ha seguido, a pesar de todo, sus propias pasiones, hasta que sus excelentes cualidades sobrepasaron la moderación, viéndose impulsada al exceso.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 72

6. Un buen carácter es, a la vista de Dios y sus escogidos y perspicaces, la más excelente y laudable de todas las cosas, más siempre con la condición de que el centro de emanación sea la razón, y el conocimiento y su base, la verdadera moderación.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 72

7. Deben poner empeño en asociarse con todos en un espíritu amistoso, deben guardar moderación en su conducta, deben tener respeto y consideración los unos hacia los otros, y mostrar bondad y tierno afecto a todos los pueblos del mundo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 235-236

38 Modestia

1. ...existe en el hombre una facultad que lo protege y disuade de todo lo que sea indigno e indecoroso y es conocida como su sentido de vergüenza.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 28

2. Que vuestros pensamientos se refieran a vuestro propio desarrollo espiritual, y que cerréis vuestros ojos a las deficiencias de las demás almas. Actuad de este modo, mostrando hechos puros y hermosos, y modestia y humildad, para que seáis la causa del despertar de otros.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 205

3. Tal vida casta y santa, con sus implicaciones de modestia, pureza, temperancia, decencia y mentalidad clara...
Shoghi Effendi, AJD, pág. 47

39 Obediencia

1. Es obligación de todos obedecerle en cuanto Dios ha ordenado; y quienquiera Le niegue no ha creído en Dios, en sus versos, en sus Mensajeros y en sus Libros. Si Él dijese que el bien es malo que la negación es creencia, Él hablaría la verdad como ha sido ordenado por Dios.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 124

2. A nadie le es otorgado el derecho de desviarse de las leyes y ordenanzas de Dios. Quienquiera se desvíe de ellos es contado entre los transgresores en el Libro de Dios... Verdaderamente, Él debe ser alabado en sus acciones y obedecido en sus mandatos.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 125

3. ¡Oh Hijo del Hombre! No descuides Mis mandamientos si amas mi belleza, y no te olvides de Mis consejos si quieres alcanzar mi complacencia.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #39

4. Lo que conviene al hombre es sumisión a las restricciones que le protegerán del daño de los malhechores.
Bahá'u'lláh, DAV, pág. 108

5. La verdadera creencia en Dios y su reconocimiento, no pueden ser completos salvo mediante la aceptación de lo que Él ha revelado y la observancia de todo lo que haya sido decretado por El, e inscripto en el Libro por la Pluma de Gloria
Bahá'u'lláh, TB, pág. 55

6. Lo que la humanidad necesita en este día, es obediencia a aquellos que ejercen autoridad y fiel adhesión a la cuerda de sabiduría.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 137

7. ...Dios ha ordenado que todas las cosas buenas que existen en el tesoro de su conocimiento se logren mediante la obediencia a Mí, y cada infierno descrito en su Libro, mediante la desobediencia a Mí.
El Báb, SEB, págs. 11-12

8. ...oh vosotros quienes sois los amantes de Dios, conoced la valía de esta preciosa Fe, obedeced sus enseñanzas, caminad por este sendero de recto trazado y enseñad este camino a la gente.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 3

9. Mediante el poder de la fe, obedeced las enseñanzas de Dios, y haced que todas vuestras acciones concuerden con sus leyes.
‘Abdu'l-Bahá, ETC, pág. 14

10. Usted no debe caer en la gran equivocación de juzgar nuestra Fe por una comunidad que obviamente necesita estudiar y obedecer las enseñanzas Bahá'ís. Las inconstancias y peculiaridades humanas pueden ser una prueba muy severa. Pero la única manera...de remediar tales situaciones es hacer uno mismo lo correcto.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 67

11. ...una vez que un bahá'í tiene la convicción profunda de la autoridad que proviene de Dios, investida en el Profeta, conferida al Maestro, y por Él a los Guardianes, y la cual fluye a través de las asambleas y crea orden basado en la obediencia, una vez que un bahá'í tiene eso, nada lo puede sacudir.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 121

40 Paciencia

1. La primera es: El Valle de la Búsqueda. El corcel de este Valle es la paciencia; sin ella, en esta jornada el caminante no arribará a ningún lugar ni alcanzará meta alguna. No deberá jamás desanimarse; y si por cien años se esforzará y aún no lograse contemplar la belleza del Amigo, no deberá titubear.
Bahá'u'lláh, SV; pág. 22

2. Él, en verdad, aumentará la recompensa de aquellos que soportan con paciencia.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 85

3. ¡Oh Hijo del Hombre! Para todo hay un signo. El signo del amor es la fortaleza ante mi decreto y la paciencia ante mis pruebas.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #48

4. A nadie le es dado el derecho de protestar en contra de ninguno, concerniente a lo que ha acontecido a la Causa de Dios. Corresponde a quienquiera haya vuelto su rostro hacia el Más Sublime Horizonte, aferrarse tenazmente al cordón de la paciencia...
Bahá'u'lláh, EHL, págs. 92-93

5. Damos gracias a Dios por todo lo que nos ha acontecido, y sobrellevamos pacientemente las cosas que Él ha ordenado en el pasado o que ordenará en el futuro. En Él he depositado mi confianza, y a sus manos he entregado mi Causa. Él, ciertamente, retribuirá a todos aquellos que resisten con paciencia y ponen su confianza en Él.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 158

6. Di: No sembréis, oh pueblo, las semillas de disensión entre los hombres, y no contendáis con vuestro prójimo. Sed pacientes bajo todas condiciones y depositad toda vuestra fe y confianza en Dios.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 197

7. Dios aumentará la recompensa con la cual El nos premiará por haber soportado con paciencia perseverante las tribulaciones que hemos padecido. ...Benditos son los que soportan con firmeza, los que son pacientes en las tribulaciones, enfermedades y privaciones, quienes no se lamentan de nada que les acontezca y que hollan el sendero de la resignación.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 85

8. Cuando irrumpa la calamidad, sed pacientes y estad en calma. Por muy aflictivos que puedan ser vuestros sufrimientos, permaneced impasibles...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 74

8. Son tantos los malentendidos que tienen su origen en la intensa adhesión de los amigos a la Fe así como también en su propia inmadurez. Por lo tanto, debemos ser sumamente pacientes y amorosos los unos con los otros y tratar de establecer la unidad en la familia Bahá'í.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 30

9. Los amigos deben tener paciencia uno con el otro y deben darse cuenta de que la Causa están aún en su infancia y sus instituciones todavía no funcionan con perfección. Mientras más paciencia, amorosa comprensión y tolerancia que los creyentes se demuestren uno para el otro y para sus faltas, mayor será el progreso de toda la comunidad bahá'í entera.
Shoghi Effendi, E/N, 27 Febrero 1943

41 Participación

1. Quienquiera se levante a ayudar a nuestra Causa en este Día, y llame en su ayuda las huestes de un carácter loable y una conducta recta, la influencia que fluye de tal acción, ciertamente será difundida por todo el mundo.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 190-191

2. Glorificado sea el Todo Misericordioso, Quien le ha iluminado y le ha hecho levantarse y servir a su grande y poderosa Causa.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 78

3. ...incumbe a todos los amigos ponerse en acción y levantarse con alma y corazón y de común acuerdo para difundir las fragancias de Dios, enseñar su Causa y promover su Fe. Les incumbe a éstos no descansar un instante, ni buscar reposo.
‘Abdu'l-Bahá, RSE, pág. 25

4. Deberías empeñarte al máximo en tus esfuerzos por educar, exponer e instruir.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 25

5. Nunca titubeen en su gran empresa. ...Esfuércense por ampliar la esfera de sus actividades...
Shoghi Effendi, EEB, pág. 55

6. Nuestra es la obligación...de levantamos, resueltamente y sin reservas, a desempeñar nuestro papel, por pequeño que sea, en este el más grande drama de la historia espiritual del mundo.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 59

7. A medida que los procesos que impulsan un rápido desenvolvimiento del Orden sobre la ruta de su destino se multiplican y cobran ímpetu, se debe dedicar una creciente atención a la vital necesidad de asegurar, por todos los medios posibles, la profundización de la fe, la comprensión y la vida espiritual de los individuos quienes, como los privilegiados miembros de esta comunidad, son convocados a participar en este glorioso desenvolvimiento, y prestar su ayuda a esta histórica evolución.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 64

8. ...estimularles (a los nuevos creyentes) a mayores esfuerzos y a una participación más activa, tanto en la enseñanza de la Fe como en la administración de sus actividades...
Shoghi Effendi, EEB, págs. 69- 70

9. La Causa es de una naturaleza tal que la podemos servir, no importa cuál pueda ser nuestra profesión.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 81

10. Él no puede encarecerles suficientemente y por su intermedio a los creyentes, la importancia de que los bahá'ís comprendan que el trabajo bahá'í directo, concentrado y ejecutado con eficiencia no es sólo su deber supremo sino también la mejor manera en que ellos pueden servir los intereses de la humanidad...
Shoghi Effendi, PAB, pág. 108

11. Somos relativamente pocos en número y tenemos una tarea tan preciosa, única y responsable que debemos concentrar en ella todas nuestras fuerzas.
Shoghi Effendi, PAR, pág. 108


42 Perdón

1. Abrigamos la esperanza de que la mano del poder divino y las efusiones de las celestiales bendiciones, sostengan a todos los hombres, y que los atavíen con la vestidura del perdón y la munificencia y los guarde de aquello que dañe a su Causa entre sus siervos.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 80

2. Poned vuestra confianza en el ejército de la justicia, ceñíos la armadura de la sabiduría, que vuestro adorno sea el perdón y la clemencia, y aquello que alegre los corazones de los favorecidos de Dios.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 161

3. Entre las enseñanzas de Bahá'u'lláh hay una que requiere que el hombre, no importa cual sea la condición y circunstancia, perdone y ame a su enemigo y considere a aquél que le desea el mal como si le desease el bien.
‘Abdu'l-Bahá, TUSP, pág. 77

4. ...debe devolver bien por mal y no sólo perdonar, sino, si es posible, hacer algún favor a su ofensor. Esta conducta es digna de un hombre, porque ¿qué es lo que se gana con la venganza?
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 158

5. ...si el agraviado perdona -o, más aún, si obra de una manera diferente a la que se usó con él- esto es loable.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 84

6. Si uno de vosotros ha sido herido por las palabras o actos de otro, durante el año pasado, perdonadle ahora, que en pureza de corazón y amoroso perdón podáis deleitaras en felicidad y levantaras, renovados en espíritu.
‘Abdu'l-Bahá, RV, pág. 44

7. Hay imperfecciones en todo ser humano y siempre os entristeceréis si miráis hacia la gente misma. Pero si miráis hacia Dios les amaréis y seréis amables con ellos, porque el mundo de Dios es el mundo de la perfección y de la completa misericordia. Por lo tanto no miréis las faltas de nadie; ved con la visión del perdón.
‘Abdu'l-Bahá, RV, pág. 47

8. ...si alguien comete errores cien mil veces, aún así pueda volver su rostro hacia vosotros, con la esperanza que le perdonaréis sus pecados; porque no debe sentirse desesperanzado, ni apenado ni abatido.
‘Abdu'l-Bahá, TUSP, pág. 75

9. Si alguien comete un error o te hace un mal, de inmediato debes perdonarle.
‘Abdu'l-Bahá, PUP, pág. 453

10. Si los amigos perdonan todas las diferencias personales y abren sus corazones al gran amor unos a otros por Bahá'u'lláh, encontrarán que sus poderes aumentarán enormemente...
Shoghi Effendi, E/N, 26 Octubre 1943

43 Perseverancia

1. Arrojad las cosas que os mantienen alejados de Dios y perseverad en este dilatado Sendero.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 305

2. Sigue derecho y sé perseverante en Su servicio. Di: ¡Oh pueblo! El Día, prometido a vosotros en todas las Escrituras ya ha llegado. Apresuraos en ir hacia Él. Esto es mejor para vosotros que el mundo y todo lo que hay en él.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 209

3. Es evidente que las más excelsas mansiones en el Reino de Inmortalidad han sido ordenadas como habitación de aquellos que verdaderamente han creído en Dios y en Sus signos. La muerte jamás podrá invadir aquel sagrado recinto. Es así como te hemos confiado los signos de tu Señor para que seas perseverante en tu amor por Él, y seas de aquellos que comprenden esta verdad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 93

4. Al amanecer de cada día debiera comulgar con Dios y perseverar con toda su alma en la búsqueda de su Amado.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 176

5. Debes hacer un gran esfuerzo y demostrar perseverancia y constancia para que, Dios lo quiera, mediante los hálitos vivificadores de su misericordia, las almas puedan ser educadas hasta llegar a ser como radiantes candelas...
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 23

6. ¡Oh vosotros, bienamados de Dios! Estos son días de constancia, de firmeza y perseverancia en la Causa de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 299

7. Estad seguros que si un alma se levanta con extrema perseverancia y eleva el Llamado del Reino y resueltamente proclama el Convenio, si fuese una insignificante hormiga, sería capaz de arrojar lejos del ruedo al formidable elefante...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 211

8. Bahá'u'lláh nos ha dado la promesa de que si perseveramos en nuestros esfuerzos y depositamos toda nuestra confianza en Él, las puertas del éxito se abrirán ante nosotros.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 40

9. Perseveren, y nunca se descorazonen ni desistan.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 62

44 Pureza de Corazón

1. ¡Oh Hijo del Espíritu! Mi primer consejo es este: Posee un corazón puro, bondadoso y radiante, para que sea tuya una soberanía antigua, imperecedera y sempiterna.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #1

2. ¡Crea en mi un corazón puro, oh mi Dios, y renueva una conciencia tranquila dentro de mí, oh mi Esperanza!
Bahá'u'lláh, OB, pág. 37

3. ...la vida del espíritu la poseen solamente los puros de corazón, quienes han bebida del océano de la fe...
Bahá'u'lláh, KI, pág. 78

4. ...ciega tus ojos a todo cuanto no sea Mi belleza; cubre tus oídos a todo cuanto no sea Mi palabra; vacíate de todo saber salvo de Mi conocimiento, para que con visión clara, corazón puro y oído atento, entres en la corte de mi santidad.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #11

5. ¡Oh compañeros! Las puertas orientadas hacia el Irrestringido están abiertas de par en par, y la habitación del amado está adornada con la sangre de los amantes; sin embargo, todos salvo unos cuantos, siguen privados de esta ciudad celestial y aun entre estos, no se halla más que un puñado pequeño con el corazón puro y el espíritu santificado.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #17

6. Toda alma receptiva que en este Día haya inhalado la fragancia de su vestidura, y que con un corazón puro haya vuelto su rostro hacia el Horizonte todo glorioso, es contada entre el pueblo de Bahá...
Bahá'u'lláh, TB, pág. 252

7. Hoy en día, las suaves y sagradas brisas del Reino de Abhá pasan por todos los países, pero solo los puros de corazón se acercan y sacan provecho de ellos.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 23

8. Si uno se levanta para promover la Palabra de Dios con un corazón puro desbordando con el amor de Dios...el Señor de las Huestes le asistirá con un poder tal como para penetrar la esencia de los seres existentes.
‘Abdu'l-Bahá, PAD, pág. 22

45 Pureza de Intención

1. Nosotros de verdad vemos vuestras acciones. Si percibimos de ellas el dulce aroma de la pureza y santidad, Nosotros, ciertamente, os bendeciremos.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 32

2. Aquel que sigue sus deseos mundanos o fija su corazón en las cosas de la tierra, no será incluido entre el pueblo de Bahá.
Bahá'u'lláh, DAV; pág. 107

3. Vive entonces los días de tu vida, que no son más que un momento efímero, con mente inmaculada, corazón sin mancha, pensamientos puros y carácter santificado...
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #44

4. La más elevada rectitud es que las almas benditas tomen las manos de los indefensos y les salven de su ignorancia y abatimiento y pobreza y, con intenciones puras, y solo por amor a Dios, que se levanten y se consagren enérgicamente al servicio de las masas, olvidándose de su propio beneficio mundano y trabajando solo para servir al bien común.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 124

5. El corazón es un fideicomiso divino, purificadlo de la mácula del amor propio, adornadlo con la corona de la intención pura...
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 139

6. Los requisitos primordiales para aquellos que se reúnen a consultar, son pureza de intención, refulgencia de espíritu...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 88

7. Esfuérzate, tanto como puedas, para que puedas ser como un puro y claro espejo, limpio y purificado de todo polvo, para que la efusión de los rayos del Sol de la Verdad pueda descender y puedas iluminar a aquellos que están a tu alrededor.
‘Abdu'l-Bahá, RV, pág. 34

8. De la gracia de las religiones divinas derivan beneficios universales, pues ellas guían a sus verdaderos adherentes hacia la sinceridad de intención, hacia los elevados propósitos, hacia la pureza y honor inmaculados, hacia la compasión y la amabilidad sobresalientes, hacia el cumplimiento de los compromisos contraídos...
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 118

9. ...a través de las restauradoras aguas de la intención pura y del esfuerzo desinteresado, el suelo de las potencialidades humanas brotará con su propia excelencia latente, y florecerá en cualidades dignas de alabanza...
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 5

10. Los fracasos, pruebas y aflicciones, si los utilizamos correctamente, pueden llegar a ser el medio por el cual purificamos nuestro espíritu, fortalecemos nuestro carácter y nos permiten elevamos a mayores alturas de servicio.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 33

11. Es difícil imaginarse cuán grande es la influencia que, en las almas humanas, ejercen el amor, la veracidad y la pureza de motivos genuinos. Pero tales cualidades no pueden adquirirse a menos que cada creyente se esfuerce diariamente por adquirirlas...
Shoghi Effendi, MVB, págs. 32-33

46 Rectitud de Conducta

1. Mi cautiverio no Me hace daño, ni las tribulaciones que sufro, ni las cosas que Me han sucedido a manos de mis enemigos. Aquello que Me hace daño es la conducta de mis amados quienes, aunque llevan mi Nombre, cometen lo que hace que mi corazón y mi Pluma se lamenten.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 79

2. Abrigamos la esperanza de que los hombres piadosos podrán iluminar al mundo con la resplandeciente luz de su conducta...
Bahá'u'lláh, TB, pág. 105

3. Amistad y rectitud de conducta, y no disensión y maldad, son las señales de la verdadera fe.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 144

4. Los compañeros de Dios son, en este día, la masa que debe levantar a los pueblos del mundo. Ellos deben manifestar tal sentido de integridad, de veracidad y de perseverancia, tales hechos y testimonios de conducta que todo el género humano pueda beneficiarse de su ejemplo.
Bahá'u'lláh, AID, págs. 37-38

5. ...los amados de Dios deben asociarse en afectuosa camaradería con extraños y amigos por igual, demostrando a todos la mayor bondad, sin tener en cuenta el grado de su capacidad, sin preguntarse nunca si merecen ser amados.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 25

6. Rectitud de conducta, con sus referencias de justicia, equidad, veracidad, honestidad, imparcialidad, confiabilidad e integridad, debe distinguir cada fase de la vida de la comunidad bahá'í.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 70

7. Tal rectitud de conducta debe hacerse manifiesta, con influjo siempre creciente, en cada fallo que los representantes elegidos de la comunidad Bahá'í, en cualquier capacidad en que se encuentren, sean llamados a dictar.
Shoghi Effendi, AJD, pág. 42

8. Los creyentes, como todos nosotros sabemos, deberían esforzarse por dar tal ejemplo en sus vidas personales y en su conducta, que los demás se sientan impelidos a abrazar una Fe que reforma el carácter humano.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 56

9. La rectitud de conducta debe reflejarse constantemente en los tratos comerciales de todos sus miembros, en sus vidas familiares, en toda suerte de empleos y en el desempeño de cualquier servicio...
Shoghi Effendi, LB, pág. 40

10. Lo que evidentemente está faltando en la vida moderna es una elevada norma de conducta...
Shoghi Effendi, ETC, pág. 58

11. Si ellos (los jóvenes Bahá'ís) no se distinguen por su buena conducta, no pueden esperar que los demás jóvenes tomen con seriedad a la Causa.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 59

47 Resignación

1. Benditos sean los que soportan con firmeza, los que son pacientes en las enfermedades y privaciones, quienes no se lamentan de nada que les acontezca y que hollan el sendero de la resignación.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 85

2. ¡Oh Mis siervos! Sed tan resignados y sumisos como la tierra, para que de la gleba de vuestro ser puedan florecer los fragantes, los santos y multicolores jacintos de Mi conocimiento.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 214

3. Aquellos que son los amados de Dios, doquiera se reúnan y a quienquiera encuentren, deben mostrar, en su actitud hacia Dios, y en la forma en que celebran Su alabanza y gloria, tal humildad y sumisión, que cada átomo de polvo bajo sus pies pueda atestiguar la profundidad de su devoción. Bahá'u'lláh, PEB, pág. 4

4. No debe nunca tratar de enaltecerse por encima de nadie, debe borrar de la tabla de su corazón toda huella de orgullo y vanagloria, debe asirse a la paciencia y resignación, guardar silencio y abstenerse de la conversación ociosa.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 120

5. Lo que conviene al hombre es sumisión a las restricciones que le protegerán de su propia ignorancia y le resguardarán contra el daño de los promotores de discordia.
Bahá'u'lláh, KA, pág. 23

6. Algunos fueron guiados por la Luz de Dios, lograron ser admitidos en la corte de Su presencia, y de las manos de la resignación bebieron las aguas de vida eterna y fueron contados entre aquellos que verdaderamente Le reconocieron y creyeron en Él.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 95

7. Entre éstos (las virtudes) se encuentren la resignación a todo lo que el Todopoderoso ha decretado...
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 4

8. Él hace lo que hace y, ¿qué recurso tenemos nosotros? Él lleva a cabo su Voluntad, Él ordena lo que Le place. Luego, es mejor para ti inclinar tu cabeza en sumisión, y depositar tu confianza en el Señor Todo Misericordioso.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 51

9. Sé sumisa, y las cosas cambiarán para ti. Pon a tu familia en las manos de Dios. Ama la voluntad de Dios. Los barcos fuertes no son conquistados por el mar; remontan las olas.
‘Abdu'l-Bahá, RV, pág. 122

48 Sabiduría

1. Por sobre todo lo demás, el más grande don y la más maravillosa bendición que haya jamás existido y que continuará existiendo, es la Sabiduría. Es la infalible Protectora del hombre. Le asiste y le fortalece.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 74

2. La sabiduría es el Emisario de Dios y la Reveladora del Nombre del Omnisciente. Por su intermedio, la excelsitud de la posición del hombre se hace evidente y manifiesta.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 74

3. Di: El comienzo de la Sabiduría y su origen es reconocer todo lo que Dios claramente ha manifestado...
Bahá'u'lláh, TB, pág. 176

4. La esencia de la sabiduría es el temor a Dios, terror a su azote y castigo, y aprehensión de su justicia y decreto.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 181

5. ¡Oh vosotros amados de Dios! Bebed abundantemente del manantial de la sabiduría, y recorred el jardín de la sabiduría, y remontaos en la atmósfera de la sabiduría, y hablad con sabiduría y elocuencia.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 244

6. En todos los asuntos, fija tu mirada en la sabiduría, pues es un antídoto infalible. ¿Cuán a menudo, ésta ha convertido a un incrédulo en creyente o a un enemigo en amigo? Su observancia es altamente esencial, por cuanto este tema ha sido expuesto en numerosas Tablas reveladas desde el empíreo de la Voluntad de Aquel Quien es la Manifestación de la Luz de la unidad divina.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 293

7. Di: La espada de la sabiduría es más ardiente que el calor del verano y más aguzada que las hojas de acero, si lo entendierais.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 52

8. Alcanzar la más grande guía depende del conocimiento y la sabiduría, y de estar informado de los misterios de las Sagradas Palabras.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, págs. 21-22.

9. ...esta actividad (la enseñanza) debe ser templada con sabiduría, no con aquella sabiduría que requiere que uno guarde silencio y se olvide de tal obligación, sino de aquella que requiere que uno demuestre divina tolerancia, amor, bondad, paciencia, un buen carácter y hechos santificados.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 272

49 Sacrificio

1. Él haber sacrificado mi vida por la Manifestación de Tu ser, ofrecido mi alma en el camino de los Reveladores de Tu maravillosa belleza, ha sido sacrificar mi espíritu por Tu espíritu, mi ser por Tu Ser, mi gloria por Tu Gloria. Es como si hubiese ofrecido todo esto por Ti y por Tus amados.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 74

2. Sabe que cuando el Hijo del Hombre entregó su aliento a Dios, la creación entera lloró con gran llanto. Sacrificándose a Sí mismo, una nueva capacidad fue infundida en todas las cosas creadas.
Bahá'u'lláh, DAV, pág. 97

3. Hasta que un ser no asiente su pie en el llano del sacrificio, se hallará privado de todo favor y de toda gracia; y este llano del sacrificio es el dominio de la muerte del yo, para que el resplandor del Dios viviente pueda entonces fulgurar.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 77

4. Este es el verdadero sacrificio: la ofrenda de sí mismo...en rescate por la vida del mundo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 65

5. Deben amarse los unos a los otros. Cada uno debe dedicarse y sacrificarse a sí mismo y lo que tiene por el otro. Yo mismo sacrifico mi vida por todos.
‘Abdu'l-Bahá, RV, pág. 77

6. Debéis amar a vuestros amigos más que a vosotros mismos; sí, y estar dispuestas a sacrificaros... Yo deseo que estéis listos a sacrificar todo por cada uno de ellos, y aun la vida misma; entonces sabré que la Causa de Bahá'u'lláh ha sido establecida...
‘Abdu'l-Bahá, DAY; pág. 153

7. El anfitrión tomó el lugar del forastero y murió en su lugar.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 74

8. El misterio del sacrificio es un gran tema, y es inagotable. En breve, se trata de lo siguiente... El manantial es un sacrificio para el sediento. El amante sincero es un sacrificio para el ser amado. De hecho, consiste en esto: él debe olvidarse de sí mismo por completo... Esta es la primera estación del sacrificio.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 96

9. Impulsad al corcel del elevado empeño hacia el campo del sacrificio, y obtened en esta vasta arena el premio de la divina gracia.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 24

10. Miradme a Mí y sed como Yo soy; debéis morir a vosotros mismos y al mundo, para que podáis nacer de nuevo y entrar al Reino de los Cielos. Mirád una vela y cómo da luz. Desgaste en llanto su vida, gota por gota, para que pueda dar su llama de luz.
‘Abdu'l-Bahá, PPO, pág. 38

11. Solo a través de la persistencia y sacrificio de sí mismo siempre podemos esperar, por un lado, preservar intactas nuestras divinas instituciones y, por otro, esforzaenos por llegar a ser más nobles y mejores instrumentos al servicio de esta gloriosa Fe.
Shoghi Effendi, LC, pág. 46

12. Estos, por cierto, son días en que el heroísmo es necesario de parte de los creyentes. El autosacrificio, el coraje, la esperanza y la confianza inquebrantables, son las características que ellos deben demostrar...
Shoghi Effendi, MVB, págs. 74-75

13. Si usted estudia la historia de Nabíl usted observará como la Fe ha sido alimentada por el sacrificio constante de los amigos.
Shoghi Effendi, E/N, 30 Noviembre 1932

50 Sencillez

1. Libraos de todo apego a este mundo y sus vanidades. Cuidad de no acercaros a éstas, pues ellas os incitan a que sigáis vuestros propios deseos de lujuria y codicia y os impiden penetrar en la Senda recta y gloriosa...
Bahá'u'lláh, DAV, pág. 106

2. ¡Oh amigos! No prefiráis vuestra voluntad a la mía; nunca deseéis lo que no he deseado para vosotros, y no os acerquéis a Mí con corazones sin vida, manchados de deseos y anhelos mundanos.
Bahá'u'lláh, PO, #19, Persa

3. Aquellos que siguen su lujuria e inclinaciones corruptas han equivocado y disipado sus esfuerzos. Ellos son, ciertamente, de los perdidos.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 50

4. Es mi seguidor verdadero aquel que, de llegar a un valle de oro puro, pasará recto a través de él, indiferente como una nube y ni volverá ni se detendrá. Tal hombre es, con toda seguridad, de los Míos.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 50

5. ...existe en el hombre una facultad que lo protege y disuade de todo lo que sea indigno e indecoroso y es conocida como su sentido de la vergüenza.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 28

6. El mundo no es más que una apariencia, vana y vacía una mera nada que lleva semejanza de realidad. No pongáis vuestros afectos en él.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 218

7. El mundo es como el vapor en un desierto; el sediento sueña que es agua y lucha por alcanzarlo con todas sus fuerzas, hasta que cuando llega a él, encuentra que es sólo una mera ilusión.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 218

8. Es mucho más noble satisfacerse con un pedazo de pan duro, que gozar de una suntuosa comida de muchos platos a costa de los demás. La mente de una persona satisfecha con lo que tiene, está siempre en paz y su corazón en reposo.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 106

9. Ser humilde en vuestra actitud hacia Dios, ser constante en la oración a Él, para crecer diariamente en el acercamiento a Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 69

10. Tal vida casta y santa, con sus implicaciones de modestia, pureza, temperancia, decencia y mentalidad clara, comprende no menos que el ejercicio de la moderación en todo lo que concierne al vestido, lenguaje, entretenimiento y todos los pasatiempos artísticos y literarios.
Shoghi Effendi, AID, pág. 47

51 Servicio

1. El que se levante para servir mi Causa manifestará mi sabiduría, y dirigirá todos los esfuerzos a erradicar de la tierra la ignorancia. Unios en consejo, sed uno en pensamiento. Que cada amanecer sea mejor que su víspera y cada mañana más rica que su ayer. El mérito del hombre reside en el servicio y la virtud, y no en el fausto de la opulencia y las riquezas.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 160

2. Levántate a servir la Causa de tu Señor; luego lleva al pueblo las alegres nuevas concernientes a esta resplandeciente Luz, cuya revelación ha sido anunciada por Dios a través de sus Profetas y Mensajeros.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 276

3. Dichoso es el fiel que está ataviado con la vestidura del supremo esfuerzo y se ha levantado para servir a esta Causa. Tal alma ha alcanzado verdaderamente la Meta ansiada, y ha comprendido el Objeto para el cual ha sido creada.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 295

4. Te imploro por la gloria de tu Manifestación y por la fuerza de tu poder, tu soberanía y tu exaltación, que hagas victoriosos a aquellos quienes se han levantado para servirte, quienes han ayudado a tu Causa y se han postrado ante el esplendor de la luz de tu rostro.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 266

5. Es de hecho un hombre, quien, hoy, se dedica al servicio de toda la raza humana. El Gran Ser dice: Bienaventurado y feliz es aquel que se levanta para promover los mejores intereses de los pueblos y razas de la tierra.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 166

6. Empéñate día y noche en servir a la Causa de Aquel quien es la Verdad Eterna, y sé desprendido de todo menos de Él.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 163

7. ¡Cuán grande la bienaventuranza que espera a aquel que ha alcanzado el honor de servir al Todopoderoso! ¡Por mi vida! Ningún acto, por muy grande que sea, puede comparársele... Tal servicio es, en verdad, el príncipe de toda buena acción y el ornamento de toda obra meritoria.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 222

8. Quienquiera que me haya reconocido se levantará y me servirá con tal determinación, que las fuerzas de la tierra y del cielo serán incapaces de vencer su propósito.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 90

9. Que se levanten para servir a su Señor, y hagan todo lo que esté en su poder para esparcir por doquier los hálitos de santidad.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 10

10. Debemos entregamos al servicio, encender la llama del amor, y calcinarnos en su calor. Debemos desatar nuestras lenguas hasta que hagamos arder el corazón del amplio mundo y, con luminosos rayos de guía, aniquilar los ejércitos de la noche, y entonces, por amor a Él, inmolar nuestras vidas en el campo del sacrificio.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 270

11. Luchar significa lo siguiente: debéis vivir y actuar según las ordenanzas y los mandamientos divinos, ser unidos en el amor con alegría y éxtasis... ocupaos permanentemente en el servicio de la Causa de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 82

12. El servicio de los amigos pertenece a Dios, no a ellos. Lucha por llegar a ser una fuente de armonía, de espiritualidad y alegría para los corazones de los amigos.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 81

13. ¡Oh ejército de Dios! Realizad un vigoroso esfuerzo: tal vez inundéis de luz a esta tierra, para que esta choza de barro que es el mundo, llegue a ser el Paraíso de Abhá. ...en el servicio a la humanidad, debéis sacrificar vuestras propias vidas y, al entregaros, sentiros gozosos.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 73

14. Él cree que, aunque su deseo de participar activamente en los peligros y miserias que afligen a muchos millones de personas hoy en día es algo natural y un impulso muy noble, no puede haber comparación entre el valor del trabajo Bahá'í y cualquier otra forma de servicio a la humanidad.
Shoghi Effendi, DG, pág. 128

15. Bahá'u'lláh ha dicho que Dios asistirá a todos aquellos que se levanten en su servicio. Cuanto más trabajen ustedes por su Fe, tanto más Él los ayudará y bendecirá.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 43

16. El individuo debe de centrar su corazón y mente enteramente en el servicio de la Causa, de acuerdo con las elevadas normas impuestos por Bahá'u'lláh.
Shoghi Effendi, LG, págs. 131-J.32

17. Ha llegado el momento para que los amigos...piensen no cómo van a servir a la Causa sino cómo se debe servir a la Causa.
Shoghi Effendi, PI, pág. 88

52 Sinceridad

1. No esperes que aquellos que violan las ordenanzas de Dios sean veraces ni sinceros en la fe que profesan. Evítales y mantén guardia estricta sobre ti, no sea que sus maquinaciones y maldades te dañen.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 36

2. ¡Bienaventurados los sinceros de corazón por su participación de la luz de un Día poderoso!
Bahá'u'lláh, KI, pág. 131

3. ¿Cuándo se transformarán en sinceridad estas intrigas que afligen al mundo? Las exhortaciones de Dios, el Verdadero, han abarcado al mundo, pero hasta ahora su influencia no había sido expuesta. Las acciones indignas de los hombres les han impedido alcanzarle.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 298

4. Aquellos cuyos ojos están iluminados con la luz del entendimiento percibirán los dulces sabores del Todo Misericordioso y abrazarán su verdad. Estos son aquellos quienes son de veras sinceros.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 87

5. Incumbe, asimismo, a los amados de Dios...mostrar tal sinceridad y equidad, que todos los pueblos de la tierra puedan reconocer que ellos son los procuradores de Dios entre los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 160

6. El propósito del Dios único y verdadero al manifestarse a sí mismo es emplazar a toda la humanidad a la veracidad y sinceridad, a la piedad y confiabilidad, a la resignación y sumisión a la Voluntad de Dios...
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 198

7. Si otros pueblos y naciones os son infieles, mostradles lealtad; si os tratan injustamente, mostradles justicia; si se mantienen distanciados de vosotros, atraedlos; si os mostraran enemistad, sed amistosos con ellos; si envenenaran vuestras vidas, endulzad sus almas; si os hirieran, sed un ungüento para sus llagas. Tales son los atributos de los sinceros.
‘Abdu'l-Bahá, VT, pág. 18

8. Te incumbe estar contento con la Voluntad de Dios, y ser un verdadero amante y leal amigo de todos los pueblos de la tierra, sin excepción alguna. Esta es la cualidad de los sinceros, la conducta de los santos, el emblema de aquellos quienes creen en la unidad de Dios, y el atuendo del pueblo de Bahá.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 26

9. Te incumbe ser completamente sincero, volverte hacia el sagrado reino y dar generosamente el espíritu en la Causa del Señor de Poder. Verdaderamente, ésta no es sino una vida eterna y sempiterna que no tiene fin en el mundo de la existencia.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 36

10. La sinceridad es la piedra basal de la fe. Es decir, que un individuo religioso debe hacer caso omiso a sus deseos personales, y buscar de cualquier manera servir con entusiasmo el interés público; y es imposible para un ser humano apartarse de sus propias ventajas egoístas, y sacrificar su propio bien por el bien de la comunidad, como no sea a través de la verdadera fe religiosa.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 1

53 Temor a Dios

1. En verdad, la religión es una luz radiante y una fortaleza inexpugnable para la protección y el bienestar de los pueblos del mundo, porque el temor de Dios impulsa al hombre a sujetarse a lo que es bueno, y a evitar todo mal.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 144

2. ...el temor de Dios siempre ha sido una defensa segura y una inviolable fortaleza para todos los pueblos del mundo. Es la principal causa de la protección de la humanidad, y el supremo instrumento para su preservación.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 71

3. ...aquello que guarda y restringe al hombre tanto externa como internamente ha sido y continúa siendo el temor de Dios. Es el verdadero protector del hombre y su guardián espiritual.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 108

4. Hemos exhortado a nuestros amados que teman a Dios, temor que es el manantial de todas las acciones meritorias y virtudes.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 137

5. Temed a Dios y no sigáis vuestras ociosas fantasías y corruptas imaginaciones, sino más bien seguid a Quien vino a vosotros investido con conocimiento innegable y con certeza inconmovible.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 69

6. El temor a Dios siempre ha sido el factor principal en la educación de Sus criaturas. ¡Bienaventurados aquellos que lo hayan logrado!
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 112

7. Este temor es el comandante en jefe del ejército de tu Señor.
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 112

8. Temed a Dios, y no cometáis algo que pueda entristecer su corazón, ni seáis de aquellos que se han desviado.
El Báb, SEB, pág. 161

9. Temed a Dios para que así tal vez tengáis éxito.
El Báb, SEB, pág. 157

10. Aquellos...quienes caminan por el recto sendero...son...quienes portan en su corazón la joya del temor a Dios...
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 40

54 Unidad de Pensamiento

1. Unios en consejo, sed uno en pensamiento.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 160

2. Centrad vuestros pensamientos en el Bienamado, y no en vosotros mismos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 111

3. Tú eres el solo deseo del corazón de aquel cuyos pensamientos están fijos en Ti, y la más elevada Aspiración de quienquiera esté plenamente dedicado a Ti.
Bahá'u'lláh, OM, pág. 93

4. ...incumbe a todos los que Le aman, ceñir los lomos del esfuerzo y fijar sus pensamientos en lo que asegure la victoria de la causa de Dios...
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 161

5. Dedicad vuestra mente y voluntad a la educación de los pueblos y razas de la tierra, que quizá las disensiones que la dividen, por la fuerza del Más Gran Nombre sean borrados de su faz y toda la humanidad se convierta en los sostenedores de un Orden y los habitantes de una sola Ciudad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 222

6. Nada que no sea la potencia celestial de la Palabra de Dios, la cual gobierna y trasciende la realidad de todas las cosas, es capaz de armonizar los divergentes pensamientos, sentimientos, ideas y convicciones de los hijos de los hombres. En verdad, ella es el poder que penetra todas las cosas, el motor de las almas, y el amalgamador y regulador en el mundo de la humanidad.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 296

7. Si la armonía de pensamiento y la más absoluta unidad no existieran, esa reunión sería dispersada y dicha asamblea quedaría reducida a nada.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 89

8. Limita tus pensamientos a todo cuanto eleve al alma humana hacia el Paraíso de gracia celestial, y haga que toda ave del Reino vuele hacia el Supremo Horizonte, el punto central del honor sempiterno en este mundo contingente.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 180

9. ...es necesario enfocar el pensamiento en un único punto, para que llegue a ser una fuerza efectiva.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 112

10. No obstante tanta diversidad ellos (los creyentes) se asocian en perfecta armonía y unidad, en amor y libertad; tienen una sola voz, un solo pensamiento y un solo propósito. ¡En verdad, ello es debido al penetrante poder de la Palabra de Dios!
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 297

11. ...hasta que las mentes de los hombres no se unan, ninguna cuestión importante podrá llevarse a cabo. En la actualidad, la paz universal es un tema de gran importancia, pero la unidad de conciencia es esencial, a fin de que el basamento de este asunto llegue a ser seguro, su establecimiento firme y su edificio resistente.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 302

12. ¡Oh Dios! Haz que nuestras almas dependan de los Versos de tu Divina Unidad, que nuestros corazones se regocijen por las efusiones de tu Gracia, que nos unamos como las olas de un solo mar, y lleguemos a fundimos como los rayos de tu Luz refulgente; para que nuestros pensamientos, nuestras miras y nuestros sentimientos se conviertan en una sola realidad, que manifieste el espíritu de unión por todo el mundo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 88

13. Es ahora que la unidad de pensamiento y de acción es más necesaria que nunca.
Shoghi Effendi, E/N, 24 Septiembre 1933


55 Ver lo Bueno en Todo

1. Si aparecen diferencias entre vosotros, vedme de pie ante vuestra faz, y pasad por alto las faltas de cada uno por amor a mi nombre y como una muestra de vuestro amor por mi manifiesta y resplandeciente Causa.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

2. El ojo imperfecto ve las imperfecciones. El ojo que oculta las faltas, mira hacia el Creador de las almas.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

3. ...observad todo lo que Dios ha creado por su voluntad, con el ojo del espíritu, de la misma forma que observáis las cosas con los ojos de vuestro cuerpo.
El Báb, SEB, pág. 142

4. Uno debe ver en cada ser humano solo aquello que sea digno de alabanza. Cuando se hace esto, se puede ser amigo de toda la raza humana. Sin embargo, si miramos a la gente desde el punto de vista de sus faltas, entonces ser amigo de ellos resulta una tarea formidable.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 170-171

5. ...al dirigir la mirada hacia otras personas, corresponde que veamos dónde ellos son excelentes, no donde ellos fallan.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 171

6. Dondequiera que encontréis los atributos de Dios, amad a esa persona, ya sea de la vuestra o de otra familia.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 29

7. Esforzaos día y noche por cultivar vuestra unidad en el grado más pleno. Que vuestros pensamientos se refieran a vuestro propio desarrollo espiritual, y que cerréis vuestros ojos a las deficiencias de las demás almas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 205

8. ...que nada vean sino el bien uno en otro, que nada oigan salvo alabanzas de uno hacia otro, y que no pronuncien palabra, uno con respecto al otro, si no es tan solo para alabar.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 232

9. Ver siempre el lado bueno y no el malo. Si un hombre tiene diez buenas cualidades y una mala, considerad las diez y olvidad esta única; y si un hombre tiene diez malas cualidades y una buena, considerad esta única y olvidad las diez.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 86

10. Debe usted urgir a sus amigos Bahá'ís parar que le ayuden en un esfuerzo firme para suprimir cualquier pensamiento de crítica y toda palabra injuriosa, y dejar que el espíritu de Bahá'u'lláh pueda irradiar en toda la comunidad y unirla en Su amor y en Su servicio.
Shoghi Effendi, DG, pág. 43

56 Veracidad

1. El lenguaje justo y la veracidad, en virtud de su elevado rango y posición, son considerados como el sol brillando sobre el horizonte del conocimiento.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 43

2. Aquellos que son el pueblo de Dios no tienen otra ambición salvo revivir al mundo, ennoblecer su vida y regenerar a sus pueblos. La veracidad y buena voluntad han señalado, en todo tiempo, sus relaciones con todos los hombres. Su comportamiento no es sino un reflejo de su vida interior y, su vida interior, el espejo de su comportamiento.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 180

3. Di: Que la veracidad y la cortesía sean vuestro adorno. ...Cuidado, oh pueblo de Bahá, no sea que andéis por los caminos de aquellos cuyas palabras difieren de sus hechos.
Bahá 'u 'lláh, PEB, pág. 202

4. La verdad no puede de modo alguno confundirse con otra cosa que no sea ella misma; si solo meditarais sobre su prueba.
El Báb, SEB, pág. 130

5. La veracidad es la base de todas las virtudes humanas. Sin la veracidad, el progreso y el éxito en todos los mundos de Dios son imposibles para cualquier alma. Cuando este santo atributo se establezca en el hombre, todas las cualidades divinas también serán adquiridas.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 85

6. Dejad que la luz de la verdad y de la honradez brille en vuestros rostros, para que todos sepan que vuestra palabra, en negocios o en placeres, es una palabra en la que se puede confiar y tener seguridad. Olvidaos de vosotros mismos y trabajad por todos.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 89

7. La veracidad es la más santa de las cualidades ya que comprende a todas las demás virtudes.
‘Abdu'l-Bahá, LB, pág. 23

8. Una persona veraz estará protegida de todas las aflicciones morales, se apartará de toda maldad, y estará protegido contra toda iniquidad, pues los vicios y fechorías son la antítesis misma de la veracidad, y un hombre veraz los aborrecerá por completo.
‘Abdu'l-Bahá, LB, pág. 23

9. Respecto de la cuestión de que si es correcto tergiversar la verdad para proteger a otro, él cree que bajo ninguna circunstancia debemos decir una falsedad; más bien debemos tratar de ayudar a la persona de una manera más legítima. Por supuesto, no es necesario que seamos demasiado expresivos a menos que el asunto nos sea presentado directamente.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 85

57 Vida Ejemplar

1. Ellos deben manifestar tal sentido de integridad, de veracidad y de perseverancia, tales hechos y testimonios de conducta, que todo el género humano pueda beneficiarse de su ejemplo.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 38

2. Esforzaos en ser brillantes ejemplos para toda la humanidad y verdaderos recordatorios de las virtudes de Dios entre los hombres.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 160

3. Es Nuestra esperanza y deseo que cada uno de vosotros se convierta en fuente de toda bondad hacia los hombres y un ejemplo de rectitud para la humanidad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 209

4. Sé dependiente de Dios. Abandona tu propia voluntad y aférrate a la suya, desecha tus propios deseos y arráigate a los de Él, para que llegues a ser, para sus siervas, un ejemplo, santificado, espiritual y perteneciente al Reino.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 80

5. Por medio de la protección y la ayuda concedidas por la Bendita Belleza...debéis comportaros de un modo tal que podáis descollar entre otras almas, distinguidos y brillantes como el sol.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 71

6. Que los bienamados de Dios, todos y cada uno de ellos, sean la esencia de la pureza, la vida misma de la beatitud, para que en cada país puedan llegar a ser famosos (por su santidad, su independencia de espíritu, y su humildad. ...Esta es la posición de los sinceros, éste es el sendero de los leales...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 204

7. El todo victorioso Espíritu de Bahá'u'lláh no puede probar su efectividad en este mundo de contienda y lucha, y no puede lograr su propósito para la humanidad, a menos que nosotros, quienes somos llamados por Su Nombre y quienes somos los depositarios de Su gracia, nos esforcemos por nuestro ejemplo, nuestra vida diaria, y nuestro comportamiento con nuestros congéneres para revelar el noble espíritu de amor y abnegación del cual el mundo necesita hoy en día. Shoghi Effendi, UD, pág. 14

8. Solo podemos probamos ser dignos de nuestra Causa si en nuestra conducta individual y en nuestra vida social, asiduamente imitamos el ejemplo de nuestro bienamado Maestro...
Shoghi Effendi, ETC, págs. 42-43

9. Sobre vosotros ha sido impuesta una enorme responsabilidad, y nada que no fuera una vida pura, virtuosa, activa y verdaderamente ejemplar, puede capacitaros para lograr vuestro alto destino.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 49

10. Los creyentes...deberían esforzarse por dar tal ejemplo en sus vidas personales y en su conducta, que los demás se sientan impelidos a abrazar una Fe que reforma el carácter humano.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 56

11. Él siente que la juventud, en particular, debería esforzarse con constancia y determinación por ejemplificar la vida bahá'í.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 60

12. El mundo...está sobre todo hambriento del ejemplo resplandeciente que los bahá'ís pueden y deben proporcionar.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 57

13. Nunca seremos demasiado cuidadosos. Nunca seremos demasiado ejemplares.
Shoghi Effendi, ETC, pág. 61

58 Visión

1. ...ciega tus ojos a todo cuanto no sea mi belleza; cubre tus oídos a todo cuanto no sea mi palabra; vacíate de todo saber salvo de mi conocimiento, para que con visión clara, corazón puro y oído atento, entres en la corte de mi santidad.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #11

2. En este día, todo lo que sirva para reducir la ceguera y aumentar la visión es digno de consideración. Esta visión es el agente y guía del verdadero conocimiento. En verdad, en opinión de los sabios, la perspicacia del entendimiento es debida a la sutileza de la visión.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 38

3. ...guiados por la luz del nombre de Dios Todo Veedor, escapad de la oscuridad que os rodea. Que vuestra visión abarque el mundo en vez de limitarse a vuestro propio ser.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 61

4. Al comienzo de todo esfuerzo, corresponde mirar su fin.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 196

5. Abrigamos la esperanza de que, mediante la amorosa bondad del Omnisapiente, el Omnisciente, el oscurecedor polvo pueda ser disipado y el poder de la percepción aumentado, para que los hombres puedan descubrir el propósito para el cual han sido creados.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 38

6. No tengáis en cuenta el presente, fijad vuestra mirada en los tiempos por venir. Al comienzo, cuán pequeña es la semilla y, sin embargo, al final, es un árbol enorme. No dirijáis la mirada a la semilla, dirigidla al árbol, y a sus flores, y a sus hojas, y sus frutos.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág, 83

7. No toméis en consideración vuestras propias aptitudes y, capacidades; fijad en cambio vuestra mirada en la consumada munificencia, en la divina dádiva y en el poder del Espíritu Santo, el poder que convierte una gota en un mar, y una estrella en un sol.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 106

8. ...dondequiera se diga en los Libros Sagrados que tal individuo era ciego y que recuperó la vista, se quiere decir que era ciego interiormente y que obtuvo visión espiritual...
‘Abdu'l-Bahá, RAP, pág. 128

9. Debemos siempre mirar hacia adelante, y buscar lograr en el futuro lo que no hemos logrado en el pasado.
Shoghi Effendi, E/N, 14 Diciembre 1941

SEGUNDA PARTE
BATALLAS ESPIRITUALES

1 Ambición

1. Aquellos que son del pueblo de Dios no tienen otra ambición salvo revivir al mundo, ennoblecer su vida y regenerar a sus pueblos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 180

2. La codicia os ha impedido prestar oído atento a la dulce voz de Aquel quien es el que Satisface a todo. Limpiad vuestros corazones de ella para que su Secreto Divino sea descubierto a vosotros. Hele aquí manifiesto y resplandeciente como el sol en toda su gloria.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 111-112

3. No permitas que la habitación dentro de la cual mora mi imperecedero amor por ti sea destruida por la tiranía de los deseos ávidos, ni anubles la belleza del Joven celestial con el polvo del yo y la pasión.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 215

4. ...la guerra se hace para satisfacer la ambición de los hombres, por un motivo de ganancia material para unos pocos, causando una terrible miseria a innumerables hogares, destrozando los corazones de centenares de hombres y mujeres!...
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 168

5. Toda alma busca un objetivo y abriga un deseo, y día y noche se empeña en alcanzar su meta. Uno ambiciona riquezas, otro anhela la gloria, y otro ansía la fama, el arte, la prosperidad, y cosas semejantes. Sin embargo, al final, todos están condenados a la pérdida y al desengaño. Todos y cada uno de ellos dejan tras sí todo cuanto es suyo y, con las manos vacías, parten al dominio del más allá, y todos sus esfuerzos serán en vano.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 206

6. Mis riquezas son del Reino y no de este mundo... Aunque no tengo nada, soy sin embargo más rico que todo el mundo.
‘Abdu'l-Bahá, RY; pág. 155

7. Nadie puede privar a otro de debida posición, la cual puede perderse únicamente por la propia renuncia o negligencia de hacer la voluntad de Dios, o tratando de utilizar la Causa de Dios para conseguir la gratificación o ambición propias.
‘Abdu'l-Bahá, SA, pág. 13

8. Los deleites sensuales y el confort que los rodea limitan su horizonte, y sus más elevadas ambiciones se centran en el éxito de las condiciones y circunstancias mundanas.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 97

9. La vida es una carga que debemos sobrellevar mientras estamos en la tierra, pero el cuidado de las cosas inferiores de la vida no debería monopolizar todos los pensamientos y aspiraciones del ser humano. Las ambiciones del corazón deberían ascender hacia una meta más gloriosa, y las actividades mentales deberían elevarse a niveles superiores.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 97

10. ¡Que vuestra ambición sea la realización en la tierra una civilización celestial!
‘Abdu'l-Bahá, sap, PÁG.97

2 Ansiedad

1. ¿Por qué motivo estáis deprimidos y abatidos? ¿Por qué permanecéis desalentados, cuando el Puro y Oculto Ser ha aparecido libre de velos entre vosotros?
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 111

2. Si los eruditos y hombres de sabiduría mundana de esta época, permitieran a la humanidad aspirar la fragancia de la fraternidad y del amor, todo corazón comprensivo entendería el significado de la verdadera libertad y descubriría el secreto de la paz imperturbable y de la tranquilidad absoluta.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 173

3. La Fe de la Bendita Belleza está emplazando a la humanidad a la seguridad y al amor, a la amistad y a la paz...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 2-3

4. ...no te acongojes, no languidezcas, no suspires, no te quejes, no llores; pues la agitación y el duelo afectan profundamente a su alma en el dominio divino.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 203

5. ¡Oh Dios! Ya no estaré lleno de ansiedad, ni dejaré que las aflicciones me fatiguen, ni que me absorban las cosas desagradables de la vida.
‘Abdu'l-Bahá, OB, pág. 23

6. Si la ansiedad material os envuelve en una nube oscura, el esplendor espiritual alumbrará vuestro camino.
Verdaderamente, aquellos cuya mente está iluminada por el Espíritu del Altísimo, poseen el consuelo supremo.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 111

7. Un labrador tiene una mala cosecha, y la ansiedad llena su mente. Un hombre construye una casa, la que es consumida por el fuego hasta los cimientos, y de inmediato queda sin hogar, en la ruina y la desesperación.
Todos estos ejemplos son para demostraras que las pruebas que nos surgen a cada paso, todas nuestras penas, sufrimientos, vergüenzas y dolores, nacen en el mundo de la materia; mientras que el Reino Espiritual nunca nos causa tristeza. El hombre que vive con sus pensamientos puesto en ese Reino, conoce la felicidad perpetua.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 110

8. Los males que toda carne hereda también pasan por él, pero solo tocan a la superficie de su vida; las profundidades están en calma y serenas.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 110

9. ...dirijamos nuestros rostros hacia el Reino, y nos será otorgado el consuelo celestial.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 110

10. ...cuán frecuentemente parece que olvidamos las advertencias claras y repetidos de nuestra bienamado Maestro, quien particularmente durante los últimos años de su misión en la tierra, puso énfasis sobre "las severas pruebas mentales" que inevitablemente sobrevendrían a sus amados en Occidente, pruebas que los purgarían, purificarían y los prepararían para su noble misión en la vida.
Shoghi Effendi, CV, pág. 19

11. No dejes que ansiedades y decepciones te agobien u opriman tu corazón generoso y sensible. Volverse a Él en oración, para guía y fuerza.
Shoghi Effendi, UD, pág. 422

3 Disensión

1. Ciertamente os digo, contiendas, disensiones y cualquier otra cosa que la mente del hombre detesta, es indigno de su posición. Centrad vuestras energías en la propagación de la Fe de Dios.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 130

2. No sembréis, oh pueblo, las semillas de disensión entre los hombres, y no contendáis con vuestro prójimo. Sed pacientes bajo todas condiciones, y depositad toda vuestra fe y confianza en Dios.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 197

3. ¡Oh Hijo del Polvo! En verdad te digo: de todos los hombres, el más negligente es aquel que disputa inútilmente y trata de sobresalir por encima de su hermano.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #5

4. Amistad y rectitud de conducta, y no disensión y maldad, son las señales de la verdadera fe.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 136

5. No hay nada en este Día que pueda hacer más daño a mi Causa que la disensión y la contienda, las disputas, el alejamiento y la apatía entre los amados de Dios. Huid de ellos, mediante el poder de Dios y su soberana ayuda y esforzaos para unir los corazones de los hombres en su Nombre...
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 4-5

6. No disputéis con nadie sobre las cosas de este mundo y sus asuntos, porque Dios las ha abandonado a aquellos que han puesto sus afectos en ellas.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 185

7. Si no halláis verdad en las palabras de una persona, no las convirtáis en el objeto de discusión, pues se os ha prohibido... entregaros a la disputa y a la controversia vanas para que, quizás, en el Día de la Resurrección no entréis en disputa o discutáis con Aquel a quien Dios hará manifiesto.
El Báb, SEB, pág. 129

8. Tened cuidado, no vayáis a cegaros unos a los otros por disputas que...puedan surgir entre vosotros a consecuencia de los problemas con que os enfrentéis o por considerar asuntos tales como vuestra sublimidad o bajeza, vuestra proximidad o lejanía.
El Báb, SEB, pág. 126

9. ...1a disensión -aun con el demonio- conduce a una dolorosa pérdida. Es por esto que, en nuestra edad iluminada Dios enseña que los conflictos y las disputas no son permisibles...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 279

10. No permitáis que la diferencia de opinión, o la diversidad de pensamiento os separe de vuestros semejantes, o sea la causa de disputa...
‘Abdu'l-Bahá, DAY; pág. 155

11. Todas estas divisiones que vemos por doquier, todas estas disputas y antagonismos, son causados porque el hombre se alega al ritual, y a las observancias externas, y olvida la simple y fundamental verdad.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 122

12. El amor es el principio fundamental del propósito de Dios para el hombre, y Él nos ha ordenado amarnos los unos a los otros como Él nos ama. Todas estas discordias y disputas que vemos y oímos en todas partes, solo tienden a aumentar el materialismo.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 123

13. No hay nada más contrario al espíritu de la Causa que la discordia y la lucha que son el producto inevitable del egoísmo y la codicia.
Shoghi Effendi, E/N, 24 Septiembre 1933

4 Egoísmo

1. Levantaos, oh pueblos, y por la fuerza del poder de Dios, decidios a ganar la victoria sobre vosotros mismos, que quizá toda la tierra sea librada y santificada de su servidumbre a los dioses de sus vanas fantasías, dioses que a sus desdichados adoradores han infligido tanta pérdida y de cuya miseria son responsables.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 60-61

2. ¡Oh pueblos de Dios! No os ocupéis con vuestros propios asuntos; que vuestros pensamientos se fijen en lo que será capaz de restituir la prosperidad de la humanidad y santificar los corazones y almas de los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 61

3. ...guiados por la luz del nombre de Dios Todo Veedor, escapad de la oscuridad que os rodea. Que vuestra visión abarque el mundo en vez de limitarse a vuestro propio ser.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 61

4. Sed muy amorosos el uno al otro. Quemad el velo del yo con la llama del Fuego inextinguible por amor al Bienamado, y asociaos con vuestro prójimo con rostros alegres y radiantes de luz.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

5. Tened cuidado y no causéis el desánimo de persona alguna, pues con toda seguridad seréis puestos a prueba.
El Báb, SEB, pág. 137

6. El egoísmo es una cualidad extraña y el medio de destrucción de muchas almas importantes en el mundo. Si un hombre está imbuido con todas las buenas cualidades pero es egoísta, todas las otras virtudes se marchitarán o desgastarán y finalmente él empeorará.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 157

7. Yo os pido que no penséis solo en vosotros. Sed amables con los extraños así sean de Turquía, Japón, Persia, Rusia, China o cualquier otra nación del mundo. Ayudadlos a que se sientan en su casa; averiguad donde se hospedan; preguntadles si podéis prestarles algún servicio; y procurad hacer sus vidas un poco más agradables.
‘Abdu'l-Bahá, DAJ'-: pág. 152

8. Si nuestro cáliz está lleno de egoísmo, no habrá lugar en él para el agua de vida. El hecho de que nos imaginemos estar nosotros en lo cierto y todos los demás equivocados, es el mayor de todos los obstáculos en el camino hacia la unidad...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 140

9. En la religión de Bahá'u'lláh todos son siervos y siervas, hermanos y hermanas. Tan pronto como uno piensa que es algo mejor o algo superior a los demás, se ha puesto en una posición peligrosa, y a no ser que deseche tan mal pensamiento, no puede ser buen instrumento para el servicio del Reino.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 87

10. Alabarse a sí mismo es el signo del egoísmo.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 88

11. ...el establecimiento de las diferentes naciones y el consecuente derramamiento de sangre y destrucción del edificio de la humanidad, son el resultado de la ignorancia humana y de los motivos egoístas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 304

12. Descartemos todos los pensamientos egoístas. Cerremos los ojos a todo lo que existe sobre la tierra, y no demos a conocer nuestros sufrimientos ni nos quejemos por los agravios. Más bien, que lleguemos a olvidamos de nosotros mismos y, apurando el vino de la gracia celestial, proclamemos nuestro regocijo y perdámonos en la belleza del Todo Glorioso.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 239

13. Debemos libramos por completo del egoísmo y llenamos de devoción hacia Dios para que cada día, a cada momento busquemos hacer sólo lo que Dios quiere y de la manera que Él desea que lo hagamos.
Shoghi Effendi, E/N, 2 Febrero 1925

5 Envidia

1. ¡Oh Mi Siervo! Purifica tu corazón de malevolencia y, libre de envidia, entra en la divina corte de santidad.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #42

2. ...oh mis siervos, no manchéis vuestras alas con el barro del descarrío y deseos vanos y no dejéis que se ensucien con el polvo de la envidia y el odio, para que nada os impida remontaros en los cielos de mi divino conocimiento.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 218

3. ¡Oh Hijo de la Tierra! Sabe, ciertamente, que el corazón en el que perdure el menor residuo de envidia, nunca alcanzará mi dominio sempiterno, ni aspirará los suaves y sagrados aromas que emanan de mi reino de santidad.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #6

4. ¡Oh pueblo! El velo de la codicia y la envidia oscurecen la luz del alma, como la nube impide la penetración de los rayos del sol.
Bahá'u'lláh, BNE, págs. 139-140

5. La envidia cierra la puerta de la Bendición, y los celos impiden que uno alcance jamás el Reino de Abhá.
‘Abdu'l-Bahá, SA, pág. 13

6. ¡Que lamentable! Algunos incluso usan los asuntos de la Causa y sus actividades como una forma de venganza debido a algún encono personal, o daño imaginario, entorpeciendo la labor de otro, o procurando su fracaso. Ellos únicamente destruyen su propio éxito, si sólo supiesen la verdad.
‘Abdu'l-Bahá, SW, V6, pág. 44

7. Considera a cada cual como un padre, como un hermano, una hermana, una madre o como un hijo. Si logras hacer esto, tus dificultades desaparecerán; sabrás qué hacer.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 44

8. ...hay una tercera forma de persecución que le causó dolor y pena a 'Abdu'l-Bahá, una persecución difícil de soportar; las palabras ásperas y críticas de los amigos. Donde se esperaba amor, se encontró odio y celos; en lugar de amistad y bondad, se manifestaron la envidia y la discordia; en lugar de armonía aparecieron disensión y mala voluntad...esto es difícil de soportar.
‘Abdu'l-Bahá, SW, Vol. 4, pág. 89

9. Cuando los bahá'ís permiten que las oscuras fuerzas del mundo entren en sus propias relaciones dentro de la Fe, comprometen gravemente el progreso de ésta; es el supremo deber de los creyentes, las asambleas locales y, en particular, de la Asamblea Espiritual Nacional, promover la armonía, la comprensión y el amor entre los amigos.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 52

6 Hipocresía

1. Esforzaos para que vuestras acciones sean purificadas del polvo del yo y la hipocresía, y encuentren favor en la corte de gloria; pues dentro de poco, quienes prueban a la humanidad, ante la sagrada presencia del Adorado, no aceptarán nada sino absoluta virtud y acciones de inmaculada pureza.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #69

2. Es preferible estar en el infierno, pero no ser un hipócrita.
Bahá'u'lláh, LB, pág. 19

3. Honestidad, virtud, sabiduría y carácter santo conducen a la exaltación del hombre, mientras que la falsedad, la impostura, la ignorancia y la hipocresía lo llevan a su degradación.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 63

4. No debéis ver la maldad como tal y luego contradeciros en vuestras opiniones porque es hipocresía tratar con gentileza y bondad al que consideráis malo o enemigo, y esto es indigno e inadmisible. ¡No! Debéis considerar a vuestros enemigos como amigos, aceptad a aquellos que te desean mal como aceptad a los que te desean bien, y tratarlos de conformidad con esto.
‘Abdu'l-Bahá, PL, pág. 159

5. Antes que nada uno debe recurrir a todos los medios posibles para purificar su propio corazón y sus motivos, de otro modo será inútil emprender cualquier servicio. Es también necesario el abstenerse de hipocresía y ciega imitación, porque su olor desagradable será pronto sentido por cualquier hombre de entendimiento y sabiduría.
Shoghi Effendi, 19 Diciembre 1923.

7 Ignorancia

1. Cuidado, no sea que en medio de los hombres seáis vencidos por la llama de la supina ignorancia.
Bahá'u'lláh, KA, pág. 24

2. Para su favor especial Él de entre todas las cosas creadas eligió la realidad del hombre, pura y semejante a una gema, y la dotó con la capacidad única de conocerle y de reflejar la grandeza de su gloria. Esta doble distinción conferida a él... ...ha servicio para rescatar su alma de la miseria de la ignorancia.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 50

3. Verdadera pérdida es para aquel cuyos días se han consumido en extrema ignorancia de su propio yo.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 183

4. La razón principal de la decadencia y caída de los pueblos es la ignorancia.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 131

5. En el mundo contingente hay ignorancia; necesariamente, el conocimiento existe, puesto que se encuentra la ignorancia, pues si no existiera el conocimiento, tampoco podría existir la ignorancia. La ignorancia es la inexistencia del conocimiento...
‘Abdu'l-Bahá, RAP, pág. 7

6. Aquellos que no están informados del mundo de la realidad, que no comprenden la existencia de las cosas, que no tienen percepción de la verdad interna de la creación, que no penetran los verdaderos misterios de los fenómenos materiales y espirituales y que sólo poseen una idea superficial de la vida universal y de los seres, no son otra cosa que la personificación de una pura ignorancia.
‘Abdu'l-Bahá, FUM pág. 182

7. La razón fundamental de la perversidad es la ignorancia y, por consiguiente, debemos aferramos a las herramientas de la percepción y el conocimiento.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 137

8. Así es esta morada mortal, un almacén de penas y sufrimientos. Es la ignorancia lo que ata al hombre a él, pues ningún confort puede asegurarse a ningún alma en este mundo, desde el monarca hasta el más humilde plebeyo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 202

8 Ira

1. Que...los múltiples sistemas de creencia religiosa, nunca se permitan fomentar los sentimientos de animosidad entre los hombres es, en este Día, la esencia de la Fe de Dios y su Religión.
Bahá'u'lláh, EHL, págs. 12-13

2. Benditos sean quienes se aferran al cordón de la amabilidad y tierna merced y se hallan libres de animosidad y odio.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 38

3. Abrigamos la esperanza de que el pueblo de Bahá será guiado por estas benditas palabras: "Di: Todo pertenece a Dios". Esta exaltada expresión es como el agua para apagar el fuego del odio y la enemistad, los cuales arden al rescoldo en los corazones y en los pechos de los hombres.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 255

4. Los celos consumen el cuerpo y la ira quema el hígado. Evítalas, como evitarías a un león.
Bahá'u'lláh, BNE, pág. 112

5. Cuando os viene un pensamiento de guerra, oponedle un pensamiento más fuerte de paz. Un pensamiento de odio debe ser destruido por un pensamiento más poderoso de amor.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 146

6. No prestéis oído a la aversión y al rechazo, al desdén, la hostilidad, la injusticia: actuad de modo contrario.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 3

7. ...el amor es luz, en cualquier morada en que habite, y el odio es oscuridad, dondequiera que haga su nido.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 3

8. El individuo debería ser educado en un grado tal como para...considerar más tolerable ser herido por una espada o traspasado por una lanza antes que decir calumnias o dejarse llevar por la ira.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 138

9. No os enfadéis nunca unos con otros. Que vuestros ojos contemplen el reino de la verdad y no el de la creación.
‘Abdu'l-Bahá, AB, pág. 169

10. ...la atracción, la armonía, la unidad y el Amor, son la causa de vida, mientras que la aversión, la discordia, el odio y la separación, acarrean la muerte.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 143

11. Él puede ser una luz incandescente por medio del fuego del amor a Dios...o puede odiar al género humano y dejarse absorber por las cosas materiales. Puede ser justo o cruel. Estas acciones y estos hechos están sujetos al control de la voluntad del hombre mismo; consecuentemente, él es responsable por ellos.
‘Abdu'l-Bahá, RAP, pág. 307

9 Menosprecio

1. ...el bien está con los rectos que no menosprecian los pecaminosos, sino, más bien, encubren sus fechorías, para que sus propias faltas puedan permanecer veladas a los ojos de los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 209

2. Si aparecen diferencias entre vosotros, vedme de pie ante vuestra faz, y pasad por alto las faltas de cada uno por amor a mi nombre y como una muestra de vuestro amor por mi manifiesta y resplandeciente Causa.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

3. Según las enseñanzas divinas, en esta gloriosa dispensación no deberíamos menospreciar a nadie ni llamarle ignorante, diciéndole: "Tú no conoces y yo sí conozco." Más bien deberíamos mirar a los demás con respeto...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 31

4. ¡...no seáis agresivos! Absteneos de censurar y de difamar.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 320

5. Si alguien comete un error o un mal contra ti, debes perdonarlo inmediatamente. No te lamentes de los demás. Abstente de reconvenirles, y si deseas advertirles o aconsejarlos, hazlo de modo que no agobie a quien lo reciba.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 157

6. Cuidaos de ofender a algún corazón...no sea que os lleguéis a apartaros de los siervos de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 157

7. Si atribuís un error a una persona, ello será causa de ofensa y pesar para ella.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 158

8. No cometáis aquello que pueda profanar el límpido arroyuelo del amor o destruir la dulce fragancia de la amistad.
‘Abdu'l-Bahá, DAJI: pág. 158

9. Nunca os refiráis a nadie con menosprecio; os corresponde alabar sin hacer distinciones. No contaminéis vuestras lenguas hablando mal de otros.
‘Abdu'l-Bahá, PL, pág. 159

10. Es vuestro deber ser bondadosísimos con cada ser humano, y desearle el bien...actuar en conformidad con las instrucciones de Bahá'u'lláh, y caminar por su sendero; hasta convertir el mundo del hombre en el mundo de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 91

11. ...de ninguna manera está permitido que alguno menosprecie la idea de otro...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 89

12. Debe usted urgir a sus amigos Bahá'ís para que le ayuden en un esfuerzo firme para suprimir cualquier pensamiento de crítica y toda palabra injuriosa, y dejar que el espíritu de Bahá'u'lláh puede irradiar en toda la comunidad y unirla en Su amor y en Su servicio.
Shoghi Effendi, DG, pág.

10 Murmuración

1. ...la lengua es un fuego latente, y el exceso de palabras un veneno mortal. El fuego material consume el cuerpo, mientras que el fuego de la lengua devora tanto corazón como alma. La fuerza de aquél dura sólo un tiempo, en tanto que los efectos de éste persisten un siglo.
Bahá'u'lláh, KI, págs. 120-121

2. ...debiera considerar la murmuración como grave error y mantenerse alejado de su dominio, por cuanto que la murmuración apaga la luz del corazón y extingue la vida del alma.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 121

3. ¡Oh Hijo del Hombre! No murmures los pecados de otros mientras seas tú mismo un pecador. Si desobedecieres este mandamiento, serás detestado, y de ello Yo doy testimonio.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #27

4. ¡Oh Compañero de Mi Trono! No escuches la maldad, ni mires la maldad; no te rebajes, ni suspires, ni te lamentes. No digas nada malo para que eso mismo no llegue a tus oídos; no agrandes las faltas de los demás, para que tus propias faltas no sean agrandadas; no desees la humillación de nadie, para que no sea expuesta tu propia humillación.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #44

5. Si aparecen diferencias entre vosotros, vedme de pie ante vuestra faz, y pasad por alto las faltas de cada uno por amor a mi nombre y como una muestra de vuestro amor por mi manifiesta y resplandeciente Causa.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

4. Recordad toda la enseñanza de Bahá'u'lláh referente a la murmuración y la conversación inconveniente acerca de otros. Las anécdotas que se repiten de otro rara vez son oportunas. Lo más seguro es una lengua silenciosa. Aun algo bueno puede ser perjudicial si se menciona en un momento inoportuno o a una persona inconveniente.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 64

7. De acuerdo con el mandato directo y sagrado de Dios, se nos prohíbe emitir calumnias.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 64

8. Cuidaos de ofender a algún corazón, no sea que habléis contra alguien en su ausencia, no sea que os lleguéis a apartaras de los siervos de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, DAY; pág. 157

9. Que no nos permitamos decir una palabra hiriente de otro, aun cuando ese otro fuese nuestro enemigo. ‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 86

10. La peor cualidad humana y el pecado más grave es la calumnia, especialmente si ella sale de la boca de los creyentes de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 87

11. Si algún alma habla mal de un ausente, el único resultado será claramente éste: enfriará la devoción de los amigos y tenderá a volverlos indiferentes. Pues, la murmuración divide, es la principal causa, entre los amigos, de la inclinación a apartarse.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 232-233

12. ...hay una tercera forma de persecución que le causó dolor y pena a ‘Abdu'l-Bahá, una persecución difícil de soportar; las palabras ásperas y críticas de los amigos...en lugar de armonía aparecieron disensión y mala voluntad; esto es difícil soportar.
‘Abdu'l-Bahá, SW, V4, pág. 89

13. En ningún punto son más enfáticas las enseñanzas bahá'ís que en el de la necesidad de abstenerse de encontrar faltas y murmurar, a la vez que debe ansiarse en todo momento descubrir en sí mismo los defectos y extirparlos y vencer los deslices propios.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 40

14. Debe usted urgir a sus amigos Bahá'ís para que le ayuden en un esfuerzo firme para suprimir cualquier pensamiento de crítica y toda palabra injuriosa, y dejar que el espíritu de Bahá'u'lláh pueda irradiar en toda la comunidad y unirla en Su amor y en Su servicio.
Shoghi Effendi, DG, pág. 43

11 Orgullo

1. ...las disensiones entre las diversas sectas han abierto el camino hacia la debilidad. Cada secta ha elegido un sendero para sí y se adhiere a cierto cordel. A pesar de su manifiesta ceguera e ignorancia se enorgullecen de su perspicacia y conocimiento. ...Ello degrada la posición del hombre y lo llena de vanidad.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 67

2. La humildad exalta al hombre al cielo de la gloria y del poder, en tanto el orgullo lo rebaja a las profundidades de la vileza y la degradación.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 72

3. No os enorgullezcáis en el amor por vosotros mismos sino en el amor por vuestros congéneros. Nos os gloriéis en el amor a vuestra patria, sino en el amor por toda la humanidad.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 161

4. Estad atentos, no sea que el orgullo os impida reconocer la Fuente de la Revelación; no sea que las cosas del mundo como un velo os separen de Aquel quien es el creador del cielo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 140

5. Bienaventurados son los doctos que no se enorgullecen de sus logros...
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 209

6. Cuidados, no os llenéis de orgullo ante Dios y no rechacéis desdeñosamente a sus amados. Tratad humildemente a los fieles, aquellos quienes han creído en Dios y en sus signos... Así os exhortamos con justicia y os advertimos con verdad, que tal vez seáis despertados.
Bahá'u'lláh, DAV, pág. 113

7. No os enorgullezcáis de vuestra gloria ni os avergoncéis de la humillación. ¡Por mi belleza! He creado a todo del polvo, y al polvo lo haré regresar.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #48

8. ...nadie debería glorificarse sobre otro; nadie debería manifestar orgullo o superioridad hacia otro; nadie debería mirar a otro con desdén y desprecio...
‘Abdu'l-Bahá, DAJI-: págs. 145-146

9. El maestro no debería considerarse a sí mismo instruido, y a los demás ignorantes. Tal pensamiento engendra orgullo, y el orgullo no conduce a ejercer influencia. El maestro no debe ver en sí mismo ninguna superioridad...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 31

10. Si...la prosecución del conocimiento conduce a la belleza de Aquel Quien es el Objeto de todo conocimiento, cuán excelente es esta meta; más, por el contrario, una mera gota podría tal vez excluir al hombre de la anegante gracia, pues con el saber viene la arrogancia y el orgullo, y ello acarrea error e indiferencia hacia Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 111

12 Prejuicio

1. Si algún hombre meditare sobre lo que han revelado las Escrituras enviadas desde el cielo de la santa Voluntad de Dios, reconocerá fácilmente que el propósito de ella es que todos los hombres sean considerados como un alma...
Bahá'u'lláh, DAV, pág. 151

2. ...la causa fundamental del prejuicio es la ciega imitación del pasado, imitación en religión, en actitudes raciales, en tendencias nacionalistas, en intereses políticos.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 250

3. Dios no mira a las diferencias... Él observa a los corazones. Aquel cuya moral y virtudes son dignos de alabanza es preferido en la presencia de Dios; quien tiene devoción hacia el Reino es el más amado...
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 145

4. No permitáis que la diferencia de opinión, o la diversidad de pensamiento os separe de vuestros semejantes...
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 155

5. El hombre debe liberarse de todo prejuicio y de los resultados de su propia imaginación, para que pueda investigar la verdad sin obstáculos.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 131

6. Para encontrar la verdad debemos abandonar todos nuestros prejuicios, todos nuestros conceptos triviales; una mente abierta y receptiva, es esencial.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 140

7. A menos que hagamos en nuestra mente una distinción entre dogma, superstición y prejuicio, por un lado, y verdad, por el otro, no podremos triunfar.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 140

8. Seamos...humildes, sin prejuicios, prefiriendo el bien de nuestro prójimo antes que nuestro propio bien.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 153

9. Mi esperanza radica en que durante este siglo iluminado, la Divina Luz del amor difunda su resplandor sobre el mundo entero, buscando la sensibilidad inteligente del corazón de cada ser humano...para que se despojen de todas las cadenas del prejuicio y de la superstición...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 156

10. No consideren a nadie como a un enemigo, o como deseosos de su mal, sino piensen que toda la humanidad es como sus amigos, contemplando al forastero como a un allegado, al extraño como a un compañero, permaneciendo libres de todo prejuicio, sin hacer distinciones.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 2

11. El mundo está, en este momento, en una condición espiritual sumamente oscura; odio y prejuicio de cada clase están literalmente despedazándolo. Nosotros, en cambio, somos los portadores de las fuerzas opuestas, las fuerzas de amor, de unidad, de paz e integración, y debemos constantemente estar alertas, ya sea como individuos, como Asambleas o como comunidades, para que éstas fuerzas negativas y destructivas no entren en medio de nosotros a través nuestro... El amor entre nosotros y el sentido profundo de que somos un nuevo organismo, los Rompedores del Alba de un Nuevo Orden Mundial, debe constantemente animar nuestras vidas bahá'ís, y debemos orar para ser protegidos de la contaminación de una sociedad que está tan enferma con prejuicios.
Shoghi Effendi, POU, pág. 121

13 Pruebas

1. Cualquier cosa que acontezca en el sendero de Dios es lo amado por el alma y el deseo del corazón. El veneno mortal en su sendero es miel pura, y cada tribulación, un sorbo de agua cristalina.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 16

2. ...el Todopoderoso ha probado a Sus siervos, y continuará probándoles hasta la eternidad, a fin de que la luz sea distinguida de la oscuridad; la verdad, de la falsedad; lo correcto, de lo injusto; la guía, del error; la felicidad, de la miseria; y las rosas, de las espinas. Como Él ha revelado: "¿Piensan los hombres cuando dicen 'creemos' que se les dejará en paz y no serán probados?"
Bahá'u'lláh, KI, pág. 12

3. ¡Oh Hijo del Ser! No te ocupes de este mundo, pues con fuego probamos el oro y con oro probamos a nuestros siervos.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #55

4. ¡Juro por Mi vida! Nada puede sobrevenir a Mis amados salvo aquello que les aproveche.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 121

5. Si no te sobreviniese la adversidad en mi sendero, ¿cómo podrías seguir los caminos de quienes están contentos con mi voluntad? Si no te afligiesen las pruebas en tu anhelo por encontrarme, ¿cómo habrías de alcanzar la luz en tu amor a mi belleza?
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #50

6. Los amigos de Dios son sostenidos por el Reino en lo alto y obtienen sus victorias mediante los masivos ejércitos de la Guía Más Grande. De este modo, guiados por ellos, toda dificultad será allanada, todo problema será muy fácilmente resuelto.
‘Abdu'l-Bahá, CV, pág. 40

7. ... vosotros también debéis llegar ciertamente a ser mis socios en alguna pequeña medida, y aceptar vuestra cuota de pruebas y aflicciones.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 241 t.

8. ...al exaltar la Palabra de Dios habrá de encontrarse con pruebas y calamidades; y que, al amarle, en todo momento habrá penalidades, tormentos, aflicciones.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 242

9. Es evidente...que las pruebas y tribulaciones no son, para las almas santificadas, sino la munificencia y la gracia de Dios, mientras que para los débiles, ellas son una calamidad, inesperada y repentina.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 183

10. Las pruebas de cada dispensación están en proporción directa a la grandeza de la Causa, y como hasta ahora no se ha celebrado un Convenio tan manifiesto, escrito por la Pluma Suprema, las pruebas son proporcionalmente más severas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 211-212

11. La misma prueba viene otra vez en mayor grado, hasta que sea demostrado que una debilidad anterior se ha convertido en un punto fuerte y que el poder para vencer a la maldad ha sido establecido.
‘Abdu'l-Bahá, SEA, pág. 12

12. Debéis hacer firmes vuestros pasos cuando estas pruebas acontezcan y demostrar grandeza y constancia de ánimo en las adversidades...
‘Abdu'l-Bahá, CV, pág. 16

13. Las pruebas son los medios por los que un alma es medida en cuanto a su capacidad y probada por sus propios actos. Dios conoce su aptitud de antemano y también su falta de preparación, pero el hombre, con su yo, no se consideraría incapaz a menos que le fueron dadas pruebas.
‘Abdu'l-Bahá, LAC, pág. 210

14. Hasta que el hombre no es probado, el oro puro no puede ser claramente separado de la escoria. ‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 122

15. Los verdaderos amantes de la Belleza de Abhá y aquellos que han bebido del Cáliz del Convenio no temen ninguna calamidad, ni se sienten deprimidos a la hora de la prueba. Consideran el fuego de la adversidad como su jardín de delicias...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 314

16. No debemos, sin embargo, olvidar que una característica esencial de este mundo son las dificultades y tribulaciones y que es al sobreponemos a ellas que logramos nuestro desarrollo moral y espiritual. Como dice el Maestro, las tristezas son como los surcos, entre más hondas sean, más abundante será el fruto de la cosecha.
Shoghi Effendi, E/N, 5 Noviembre 1931

17. Nuestras aflicciones, pruebas y trabajos son a veces bendiciones disfrazadas, ya que nos enseñan a tener más fe y confianza en Dios, y nos acercan a Él.
Shoghi Effendi, E/N, 28 Abril 1936

18. Quizás la mayor prueba a la que estén sometidos los bahá'ís provenga de ellos mismos; pero deben, por amor al Maestro, estar siempre predispuestos a pasar por alto los errores de los demás, disculparse por las palabras duras que han pronunciado, perdonar y olvidar.
Shoghi Effendi, LAC, pág. 219

19. El camino está lleno de piedras y hay muchas pruebas; pero, como usted dice, si los amigos tratan de aprender a vivir de acuerdo con las enseñanzas de Bahá'u'lláh, descubrirán que éstas, por cierto, operan misteriosa y poderosamente y que la ayuda siempre está cerca, que los obstáculos son superados y que el éxito al fin está asegurado.
Shoghi Effendi, 23 Abril 1956

20. Entre mayores sean sus pruebas y sufrimientos, más debe aumentar su apego y devoción a la Causa.
Shoghi Effendi, E/N, 23 Febrero 1939

14 Sufrimiento

1. Si no fuera por las tribulaciones soportadas en Tu sendero ¿cómo podrían ser reconocidos Tus verdaderos amantes?..
Bahá'u'lláh, MVB, pág. 88

2. ¡Oh Hijo del Hombre! Mi calamidad es mi providencia, aparentemente es fuego y venganza, pero por dentro es luz y misericordia. Corre hacia ella para que llegues a ser una luz eterna y un espíritu inmortal.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #51

3. Las penas y los sufrimientos no nos viene por casualidad; ellos nos son enviados por la Misericordia Divina para nuestro propio perfeccionamiento.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 117

4. Los hombres que no sufren no alcanzan la perfección. La planta más podada por los jardineros es la que cuando llegue el verano, tendrá los más bellos capullos y los más abundantes frutos.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 118

5. La mente y el espíritu del hombre avanzan cuando él es probado por el sufrimiento. Cuanto más se are la tierra tanto mejor crecerá la semilla, y tanto mejor será la cosecha. Así como el arado surca la tierra profundamente, purificándola de cardos y malezas, del mismo modo el sufrimiento y la tribulación libran al hombre de las mezquindades de esta vida mundana...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 188

6. El hombre es, por así decirlo, inmaduro; el calor del fuego del sufrimiento lo madurará. Dirigid vuestra mirada hacia los tiempos pasados y encontraréis que los más grandes hombres, son los que más sufrieron.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 188

7. Para alcanzar la felicidad eterna uno debe sufrir. Quien ha logrado el estado del sacrificio personal tiene verdadera dicha. La dicha temporal se desvanecerá.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, págs. 188-189

8. Puesto que muchos sufrimientos del hombre son la consecuencia de sus propias acciones, una gran parte de ellos disminuirá, o aun desaparecerá enteramente, si el hombre observa estricta adherencia a los mandatos de Dios, los cuales han sido traídos por Sus Profetas.
‘Abdu'l-Bahá, SA, pág. 11

9. Mientras el hombre es feliz puede olvidar a Dios, pero cuando las penas vienen y el dolor lo abruma, entonces se acordará de su Padre que está en el Cielo, quién es el único que puede librarlo de sus humillaciones...
‘Abdu'l-Bahá, BNE, págs. 99-100

10. Por muy aflictivos que puedan ser vuestros sufrimientos, permaneced impasibles y, con perfecta confianza en la abundante gracia de Dios, afrontad la tempestad de las tribulaciones...
‘Abdu'l-Bahá, CV; pág. 66

11. Cuanto más severas sus...sufrimientos, más fuerte habrá el de crecer su fidelidad y devoción a la Causa.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 89

12. Las penas de este mundo pasan y lo que nos queda es lo que hemos hecho con nuestra alma; por lo tanto es en ello donde debemos poner cuidado -en el llegar a ser más espirituales, acercamos más a Dios, sin que nos importe lo que pueda sufrir nuestra mente y cuerpo humanos.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 89

13. Es extraño cuanto sufrimiento el hombre tiene que soportar mientras está en esta tierra. Nuestro consuelo sin embargo, debería ser que es parte de un plan divino, cuyo valor aún no podemos apreciar.
Shoghi Effendi, UD, pág. 429

15 Tristeza

1. Cuidado, no permitas que algo te apene.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 201

2. ¡Oh mis siervos! No os apenéis si, en estos días y en este plano terrenal, cosas contrarias a vuestros deseos han sido ordenadas y manifiestas por Dios, porque días de inmensa alegría, de delicia celestial, hay de seguro en abundancia para vosotros. Mundos, santos y espiritualmente gloriosos, serán descubiertos a vuestros ojos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 219

3. ¡Oh Hijo del Hombre! No te aflijas a menos que esté lejos de Nosotros.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #35

4. ¡Oh Hijo del Hombre! Si te llegare la prosperidad, no te regocijes, y si te sobreviniere la humillación, no te acongojes, pues ambas pasarán y dejarán de ser.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #52

5. No te apenas por el fracaso de los hombres en comprender la Verdad. Dentro de poco, les encontrarás volviéndose hacia Dios, el Señor de toda la humanidad.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 302

6. Di, en verdad, cualquier seguidor de esta Fe puede, mediante la voluntad de Dios, triunfar sobre todos los que moran en el cielo y en la tierra y todo lo que se encuentra entre ambos; pues, ciertamente, ésta es, sin lugar a dudas, la Fe verdadera. Por tanto, no temas ni te entristezcas.
El Báb, SEB, pág.149

7. En momentos de alegría nuestras fuerzas son más vitales, nuestra inteligencia más sutil y nuestra comprensión menos nublada. Nos sentimos más capacitados para enfrentamos con el mundo y para encontrar nuestra esfera de utilidad. Pero cuando la tristeza nos visita nos volvemos débiles, nuestro vigor nos abandona, nuestro entendimiento es oscuro y nuestra inteligencia se vela. Las realidades de la vida parecen eludir nuestra comprensión, los ojos de nuestro espíritu no aciertan a descubrir los misterios sagrados, y nos convertimos casi en seres muertos.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 109

8. ...todas nuestras penas, sufrimientos, vergüenzas y dolores, nacen en el mundo de la materia; mientras que el Reino Espiritual nunca nos causa tristeza.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 110

9. No te acongojes por las aflicciones y calamidades que te han sobrevenido. Todas las calamidades y aflicciones han sido creadas para el hombre a fin de que llegue a despreciar a este mundo mortal, un mundo con el cual está él muy encariñado.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 241

10. Los verdaderos amantes de la Belleza de Abhá y aquellos que han bebido del Cáliz del Convenio no temen ninguna calamidad ni se sienten deprimidos a la hora de la prueba.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 314

11. Cuando tu corazón esté lleno del amor de Dios, no habrá sitio para la tristeza, habrá sólo amor y felicidad.
‘Abdu'l-Bahá, RV, pág. 116

12. Si la tristeza y la adversidad nos visitan, volvamos nuestros rostros hacia el Reino y la consolación celestial nos será proporcionada en abundancia.
‘Abdu'l-Bahá, SA, pág. 10

16 Vanas Imaginaciones

1. Dios permita que podáis ser benignamente asistidos bajo todas las condiciones, en destrozar los ídolos de la superstición y desgarrar los velos de las imaginaciones de los hombres.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 64

2. Temed a Dios y no sigáis vuestras ociosas fantasías y corruptas imaginaciones, sino más bien seguid a Quien vino a vosotros vestido con conocimiento innegable y con certeza inconmovible.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 69

3. Bienaventurada eres tú por cuanto has abandonado las ociosas imaginaciones y te has asido firmemente al Cordón de Dios, que ningún hombre puede romper.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 288

4. Han pasado sobre ti muchos días mientras te has ocupado en tus fantasías y vanas imaginaciones. ¿Hasta cuándo dormirás en tu lecho? Alza la cabeza y sacúdete el sueño, pues el Sol ha llegado al cenit, y tal vez brille sobre ti con la luz de la belleza.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #62

5. Hemos prohibido a los hombres que sigan las imaginaciones de sus corazones, para que puedan reconocer a Aquel quien es la soberana Fuente y el Objeto de todo conocimiento y aceptar todo lo que Él desee revelar. Mira cómo se han enredado en sus vanas fantasías y ociosas imaginaciones.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 135

6. En ningún caso deben permitir que su fantasía oscurezca su juicio, ni tampoco deben considerar sus propias imaginaciones como la voz del Eterno.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 224

7. Dudosas fantasías han circundado a los moradores de la tierra y les han impedido volverse hacia el Horizonte de la Certeza, y su brillantez... Las vanas imaginaciones les han apartado de Aquel Quien es el que Subsiste por Sí Mismo. Hablan incitados por sus propios caprichos, y no entienden.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 134

8. No reduzcáis las ordenanzas de Dios a las fantasías de vuestra imaginación; más bien observad todo lo que Dios ha creado por su voluntad, con el ojo del espíritu, de la misma forma que observáis las cosas con los ojos de vuestro cuerpo.
El Báb, SEB, pág. 142

9. La otra clases de concepciones se compone de pensamientos vanos e ideas inútiles, que no rinden ningún fruto ni resultado, y que carecen de realidad. No, ellas surgen como las olas del mar de las imaginaciones, y se desvanecen como inútiles sueños.
‘Abdu'l-Bahá, RAP, pág. 310

10. Las vidas de algunos hombres están ocupadas tan solo con las cosas de este mundo; sus mentes están circunscriptas a las formas exteriores y los intereses tradicionales, los cuales están ciegos a la existencia de otros reinos, a la significación espiritual de todas las cosas. Ellos piensan y sueñan con la fama terrenal, con el progreso material. Los deleites sensuales y el confort que los rodea limitan su horizonte, y sus más elevadas ambiciones se centran en el éxito de las condiciones y circunstancias mundanas.
‘Abdu'l-Bahá

TERCERA PARTE
UNA VISIÓN COMÚN

1 Una Actitud Positiva

1. Sed justos con vosotros mismos y con los demás, para que las señales de justicia sean reveladas por vuestras acciones entre nuestros fieles siervos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 184

2. Sed muy amorosos el uno al otro. Quemad el velo del yo con la llama del Fuego inextinguible por amor al Bienamado, y asociaos con vuestro prójimo con rostros alegres y radiantes de luz.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

3. Si aparecen diferencias entre vosotros, vedme de pie ante vuestra faz, y pasad por alto las faltas de cada uno por amor a mi nombre y como una muestra de vuestro amor por mi manifiesta y resplandeciente Causa.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 210

4. Dios te sea suficiente para todo. Comulga íntimamente con su Espíritu y sé de los agradecidos. Proclama la Causa de tu Señor a todos los que están en los cielos y en la tierra.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 186

5. No dejéis que los sucesos del mundo os entristezcan. ¡Juro por Dios! El océano de la alegría anhela alcanzar vuestra presencia, pues toda cosa buena ha sido creada para vosotros y os será revelada de acuerdo con las necesidades del tiempo.
Bahá'u'lláh, AID, pág. 121

6. Purificad vuestros ojos para que no consideréis a ningún hombre como diferente a vosotros mismos. No veáis extraños; más bien, mirad a todos los hombres como amigos, pues el amor y la unidad difícilmente se originan cuando fijáis vuestra mirada en lo que es diferente.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 24-25

7. Que todo vuestros empeño sea para esto: llegar a ser la fuente de vida e inmortalidad, y de paz, y de consuelo, y de gozo, para toda alma humana, ya os sea conocida o extraña, ya sea opuesta a vosotros o esté de vuestra parte.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 259-260

8. Ver siempre el lado bueno y no el malo. Si un hombre tiene diez buenas cualidades y una mala, considerad las diez y olvidad esta única; si un hombre tiene diez malas cualidades y una buena, considerad esta única y olvidad las diez.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 86

9. Si con todo vuestro corazón deseáis amistad con todas...de la tierra, vuestro pensamiento, espiritual y positivo, será difundido; se convertirá en el deseo de los demás, creciendo en fuerza más y más, hasta alcanzar la mente de todos...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 19

2 Una Candela Encendida

1. Es como una arteria palpitante, pulsando en el cuerpo de la creación entera, para que a través del calor generado por este movimiento, pueda aparecer aquello que vivifique los corazones de los indecisos.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 166

2. El cirio de tu corazón ha sido encendido por la mano de mi poder; no lo extingas con los vientos adversos del yo y la pasión.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #32

3. Si es encendido con el fuego de Su amor, si renuncia a todas las cosas creadas, las palabras que profiera abrasarán a quienes le escuchen.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 76

4. El pueblo de Bahá arde brillantemente en medio de las asambleas al igual que un cirio, y se adhiere firmemente a lo que Dios ha propuesto.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 65

5. ...los creyentes de Dios deben ser abnegados y como candelas de guía deben encenderse...
‘Abdu'l-Bahá, TPD, pág. 53

6. Día tras día sed más iluminados. Acercaos más y más al umbral de la unidad. Convertios en los manifestadores de los favores espirituales y los lugares del amanecer de luces infinitas.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, págs. 56-57

7. ...deben estar llenos de espíritu. Mediante el efecto de su hálito puro, deben transformar la piedra en un rubí brillante y la concha en una perla. Como la nube que da la lluvia vernal, deben transformar la tierra en un rosedal y una huerta. Deben hacer que los ciegos vean, los sordos oigan, los que están apagados se enciendan y resplandezcan y los muertos se vivifiquen.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, pág. 57

8. Al igual que una candela debéis derramar vuestra luz y, como las suaves brisas de Dios, soplar a través del mundo. ...y al igual que los esplendores derramados por el verdadero Sol, debéis iluminar los corazones de la humanidad. ...En la oscuridad del mundo sed resplandecientes llamas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 270

9. ¡Estos días son muy preciosos; aprovecha esta oportunidad y enciende una candela que nunca será extinguida, la cual verterá su luz eternamente, iluminando el mundo de la humanidad!
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 201

10. ...el cirio apagado, no importa cuán grande en diámetro o cuán alto sea, no es mejor que una palmera estéril, o una pila de maderos secos.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 41

11. Cuanto más arda nuestra antorcha, tanto más luz dará y más prontamente impartirá su llama a otros.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 17

3 El Efecto de la Palabra de Dios

1. Recitad los versículos de Dios cada mañana y cada tarde.
Bahá'u'lláh, EEB, pág. 3

2. Sumergios en el océano de Mis palabras que descifréis sus secretos y descubráis todas las perlas de sabiduría que yacen ocultas en sus profundidades.
Bahá'u'lláh, KA, pág. 26

3. Leed todos los días los versos revelados por Dios. Bendito es el hombre que los recite y reflexione sobre ellos.
Bahá'u'lláh, EEB, pág. 5

4. Quienquiera recite, retirado en su cámara, los versos revelados por Dios, los ángeles esparcidores del Todopoderoso difundirán por doquier la fragancia de las palabras pronunciadas por su boca y harán que palpite el corazón de todo hombre recto.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 196

5. La comprensión de Sus palabras y la percepción de la melodía de las Aves del Cielo de ningún modo dependen de la erudición humana. Dependen solamente de la pureza del corazón, castidad del alma y libertad del espíritu.
Bahá'u'lláh, KL, pág. 131

6. La Palabra de Dios es la reina de las palabras y su penetrante influencia es incalculable. Ella ha dominado y continúa dominando al reino del ser.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 202

7. Dirige tu atención a las Tablas sagradas... Ellas son el espíritu de vida, el arca de salvación, el imán que atrae la eterna gloria, la fuerza dinámica que motiva el íntimo ser del hombre.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 61

8. Que vuestras almas sean iluminadas con la luz de las Palabras de Dios, y que os convirtáis en repositorios de los misterios de Dios, pues no hay mayor bienestar ni felicidad más exquisita que la comprensión espiritual de las enseñanzas divinas.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 45

9. En esta Edad maravillosa...la palabra de Dios ha infundido tan temible poder en la íntima esencia de la humanidad, que ha hecho que Él haya despojado a las humanas cualidades de los hombres de todo efecto y, con su avasalladora fuerza, haya unificado a los pueblos en un vasto mar de unidad.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 20-21

10. Todos los pueblos del mundo se volverán creyentes. Si comparaseis los comienzos de la Causa con la posición actual, veríais qué rápida influencia tiene la Palabra de Dios... Incuestionablemente, todo llegará a estar bajo la protección de la Causa de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, pág. 259

11. Volvámonos otra vez, con un corazón puro, con humildad y entereza, hacia sus consejos y exhortaciones, y recurramos a esa Fuente de Celestial Potencia por toda la guía, el espíritu, el poder que nos harán falta para el cumplimiento de nuestra misión en esta vida.
‘Abdu'l-Bahá, EEB, págs. 54-55

12. Que vuestras almas sean iluminadas por la luz de las palabras de Dios y podáis llegar a ser los depositarios de los misterios de Dios, porque no hay consuelo mayor y no hay felicidad más dulce que la comprensión espiritual de las enseñanzas Divinas.
‘Abdu'l-Bahá, OMT, pág. 87

4 Un Esfuerzo Constante

1. No puede haber ninguna duda que, como consecuencia de los esfuerzos que cada uno haga conscientemente y como resultado del ejercicio de sus propias facultades espirituales, este espejo podrá a tal punto ser limpiado de la escoria de la inmundicia terrenal y purgado de fantasías satánicas, que será capaz de aproximarse a los prados de santidad eterna y alcanzar las cortes de fraternidad sempiterna.
Bahá'u'lláh, EEB, pág. 8

2. Dichoso es el fiel que está ataviado con la vestidura del supremo esfuerzo y se ha levantado para servir a esta Causa.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 295

3. Realizad un vigoroso esfuerzo: tal vez inundéis de luz a esta tierra, para que esta choza de barro que es el mundo, llegue a ser el Paraíso de Abhá.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 73

4. De la gracia de las religiones divinas derivan beneficios universales, pues ellas guían a sus verdaderos adherentes hacia, la sinceridad de intención, hacia los elevados propósitos... al valor y a los esfuerzos constantes en el servicio a la humanidad.
Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 118

5. Esforzaos encarecidamente y ejerced vuestro mayor esfuerzo hacia la realización de esta confraternidad y el afianzamiento de este vínculo de hermandad entre vosotros. No es posible lograr tal hazaña sin la voluntad y el esfuerzo de parte de cada uno...
‘Abdu'l-Bahá, AJD, pág. 60

6. A través de los esfuerzos concentrados de todos los amigos, el Estandarte de la Unidad debe ser desplegado...y las enseñanzas divinas deben ser promovidas...
‘Abdu'l-Bahá, AJD, pág. 86

7. Aferraos a la orla del manto de Dios, y dirigid todos vuestros esfuerzos hacia la promoción de su Convenio y ardiendo cada vez más brillantemente con el fuego de su amor, para que vuestros corazones brinquen de alegría en los hálitos de servidumbre que fluyen del pecho de 'Abdu'l-Bahá.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 86-87

8. ...haced un ingente esfuerzo, y escoged para vosotros una noble meta.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 36

9. En verdad, la Belleza de Abhá hizo una promesa a los amados que son firmes en el Convenio: que Él consolidaría sus esfuerzos con el más sólido de los apoyos...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 86

10. ...la medida del precio generoso que cada uno de ustedes cosechará, dependerá del grado hasta el que sus esfuerzos diarios hayan contribuido a la expansión de esa misión y a la aceleración de su triunfo.
Shoghi Effendi, CV, pág. 47

11. Un esfuerzo tremendo es requerido...si su perspectiva, maneras y conducta deberán reflejar, en esta época ensombrecida, el espíritu y las enseñanzas de la Fe de Bahá'u'lláh.
Shoghi Effendi, AJD, pág. 61

12. No importa la fuerza de la medida de gracia Divina, si no es suplementada por esfuerzo personal, sostenido e inteligente, ésta no puede ser completamente efectiva ni ser una ventaja real y perdurable.
Shoghi Effendi, E/N, 27 Febrero 1938

13. No podemos darnos por un instante el lujo de descansar sobre nuestros remos ya que si lo hacemos, pronto nos vemos arrastrados nuevamente corriente abajo. Muchos de los que se aparten de la Causa lo hacen porque han dejado de seguir desarrollándose.
Shoghi Effendi, PAR, págs. 104-105

5 La Fuerza de la Unidad

1. El bienestar de la humanidad, su paz y seguridad son inalcanzables, a menos que su unidad sea firmemente establecida. Esta unidad no podrá jamás lograrse mientras se permita que los consejos que ha revelado la Pluma del Altísimo pasen desatendidos.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 190

2. ¡Aquel, quien es el Sol de la Verdad, es mi testigo! Tan potente es la luz de la unidad que puede iluminar toda la tierra. El Dios único y verdadero, quien conoce todas las cosas, atestigua Él mismo la verdad de estas palabras.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 191

3. ...esforzaos para unir los corazones de los hombres en su Nombre, el Unificador, el Omnipotente...
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 4-5

4. Aquel Quien es el Señor de la Existencia atestigua que este Agraviado ha pedido a Dios, para sus criaturas, todo lo que es conducente a la unidad y la armonía, a la camaradería y la concordia.
Bahá'u'lláh, EHL, pág. 36

5. Si algún hombre meditare sobre lo que han revelado las Escrituras enviadas desde el cielo de la santa Voluntad de Dios, reconocerá fácilmente que el propósito de ella es que todos los hombres sean considerados como un alma...
Bahá'u'lláh, DAV, pág. 151

6. Tan completa debe ser tu consagración, que toda huella de deseo mundano debe ser lavada de tu corazón. Este es el significado de la verdadera unidad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 225

7. Las grandes y fundamentales enseñanzas de Bahá'u'lláh son la unicidad de Dios y la unidad de la humanidad. Este es el lazo de unión entre los bahá'ís en todo el mundo. Ellos se unen entre sí, y luego unen a los demás. Es imposible unir, si se carece de unidad.
‘Abdu'l-Bahá, DAV, pág. 153

8. Reflexionad: la unidad es necesaria a la existencia.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 143

9. No trastornáis la unidad bahá'í, y sabed que este unidad no puede mantenerse sino por medio de la fe en el Convenio de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 216

10. En la actualidad, el más destacable favor de Dios se concentra en torno a la unión y la armonía entre los amigos; a fin de que esta unidad y concordia puedan ser la causa de la promulgación de la unidad del mundo de la humanidad...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 104-105

11. Nos estamos forzando con alma y corazón, sin descansar ni de día ni de noche, sin aspirar a un momento de tranquilidad, por hacer de este mundo del hombre el espejo de la unidad de Dios. ... Y esta acariciada esperanza, y este nuestro anhelado deseo se cumplirá ostensiblemente, solo el día en que los verdaderos amigos de Dios se levanten para llevar a la práctica las Enseñanzas de la Belleza de Abhá...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 85

12. Quienquiera trabaje por la unidad y el compañerismo es un siervo de Bahá'u'lláh, y Bahá'u'lláh es su asistente y ayuda.
‘Abdu'l-Bahá, AB, pág. 241

6 Los Lazos Espirituales

1. Aferraos a aquello que os junte y una. Esto es, en verdad, la más exaltada Palabra que el Libro Madre ha enviado y revelado a vosotros.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 144

2. El pueblo de Bahá, que son los moradores del Arca de Dios, son todos bien conscientes del estado y la condición de cada uno, y están unidos por los lazos de intimidad y amistad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 112

3. Para conseguir buenos resultados, los miembros (de la comunidad) deben amarse unos a otros en espíritu de confraternidad. El amor y la confraternidad constituyen el fundamento.
‘Abdu'l-Bahá, LC, págs. 27-28

4. Preocupaos los unos de los otros. ...Apenaos los unos de los otros. ...Amparaos uno en otra hasta que lleguéis a ser como un solo cuerpo, como uno y todos...
‘Abdu'l-Bahá, LC, pág. 24

5. Verdaderamente, Dios ama a aquellos quienes están trabajando en Su sendero en grupos porque ellos son una base sólida...sosteniéndose uno al otro.
‘Abdu'l-Bahá, CE, pág. 22

6. ...oh vosotros los bahá'ís, esforzaos todo cuanto podáis por crear, mediante el poder de la Palabra de Dios, amor genuino, comunión espiritual y lazos perdurables entre los individuos. Esta es vuestra tarea.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 249

7. Tan a menudo comunidades nuevas, en su deseo de administrar la Causa, pierden de vista el hecho de que las relaciones espirituales son mucho más importantes y fundamentales que las reglas y normas las cuales deben guiar la conducta de los asuntos comunitarios.
Shoghi Effendi, BL, pág. 18

8. Usted debe hacer todo lo posible, mediante oración y ejemplo, para abrir los ojos de su familia a la Fe Bahá'í, pero no se apene demasiado por sus acciones. Vuélvase hacia sus hermanos y hermanas Bahá'ís que están viviendo con usted en la luz del Reino.
Shoghi Effendi, PAB, pág. 15

9. A pesar de que los lazos familiares son profundos, debemos recordar que los lazos espirituales son muchísimo más profundos; son eternos y se mantienen después de la muerte, mientras que los lazos físicos, a no ser que estén apoyados en la unión espiritual, sólo están limitados a esta vida.
Shoghi Effendi, PAB, pág. 15

10. ...los creyentes no han aprendido aún a hacer uso de la fuerza y consuelo mutuos en tiempos de necesidad.
Shoghi Effendi, PAB, pág. 15

11. Parece que lo más necesario dentro de la Causa, en todas partes, es inculcar en los amigos la necesidad de que se amen entre ellos.
Shoghi Effendi, PAB, pág. 18

7 Los Medios Espirituales

1. ...puedes ver que en este día...que ha descendido el sustento espiritual del cielo de la misericordia divina, vertiéndose de las nubes de Su amorosa bondad, y que, por mandato del Señor de toda la existencia, se agitan los mares de la vida en el Ridván del corazón.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 129

2. ¡Oh Hijo del Hombre! No te despojes de mi hermoso manto, ni pierdas el derecho a tu parte de mi maravillosa fuente; no sea que tengas que sufrir sed para siempre.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #37

3. Aun cuando el espíritu está oculto a la vista, no obstante, sus mandamientos resplandecen como los rayos de luz sobre el mundo del cuerpo humano. Del mismo modo, aun cuando el Reino del Cielo está oculto a la vista de esta gente inconsciente, no obstante, para aquel que ve con el ojo interior, está claro como el día.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 194

4. ...las cualidades del espíritu son el fundamento básico y divino, y que engalanan la verdadera esencia del hombre... Los bienamados de Dios deben dar gran importancia a este tema, y llevarlo adelante con mucho celo y entusiasmo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 139

5. El Padre Celestial dio al hombre el inapreciable don de la inteligencia, para que pudiera convertirse en una luz espiritual, penetrando la lobreguez de la materialidad, y trayendo benevolencia y verdad al mundo.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 114

6. Privado de las bendiciones del Espíritu Santo, el cuerpo material sería inerte.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 137

7. Que vuestros pensamientos se refieran a vuestro propio desarrollo espiritual, y que cerréis vuestros ojos a las deficiencias de las demás almas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 205

8. ...los avances espirituales y materiales dependen del amor y la amistad entre todos los hombres.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 290

9. Deja que seas gobernado por la atracción de la Belleza de Dios, que Su recuerdo corra como el espíritu en tu sangre, tus venas y miembros y, de esta manera, llenarte con los pensamientos del amor de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 102

10. Los problemas de este mundo pasan, y lo que dejamos de nosotros es lo que hemos conseguido espiritualmente; esto es, por lo tanto, lo que debemos mirar: ser más espirituales, acercamos más a Dios, no importa lo que nuestras mentes humanas y cuerpos estén pasando.
Shoghi Effendi, DG, pág. 72

8 La Meta Final

1. ...la meta final de la existencia humana...es la posición del verdadero entendimiento y nobleza.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 202

2. ¡Oh vosotros, hijos de los hombres! El propósito fundamental que anima a la Fe de Dios y su Religión es proteger los intereses y promover la unidad de la raza humana.
Bahá'u'lláh, DCM, pág. 70

3. Tan potente es la luz de la unidad que puede iluminar toda la tierra. Él Dios único y verdadero, quien conoce todas las cosas, atestigua Él mismo la verdad de estas palabras.
Esta meta supera todas las otras metas, y esta aspiración es el monarca de todas las aspiraciones.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 191

4. Aquel Quien es vuestro Señor, el Todo Misericordioso acaricia en su corazón el deseo de contemplar a toda la raza humana como un alma y un cuerpo.
Bahá'u'lláh, DCM, págs. 70-71

5. Pronto el orden actual será enrollado y uno nuevo desplegado en su lugar.
Bahá'u'lláh, BNE, pág. 290

6. Todos y cada uno de vosotros habéis sido llamados a la existencia con el fin de buscar su presencia y alcanzar esa exaltada y gloriosa estación.
El Báb, SEB, pág. 160

7. Todos los hombres se adherirán a una sola religión, tendrán una fe común, serán amalgamados en una sola raza, y se transformarán en un único pueblo. Todos habitarán una patria común, la cual es el planeta mismo.
‘Abdu'l-Bahá, DCM, pág. 74

8. Todos y cada uno de los Profetas han sido enviados a la tierra con un único propósito; por esto Cristo Se hizo manifiesto, por esto Bahá'u'lláh elevó el llamado del Señor: que el mundo del hombre llegue a ser el mundo de Dios; que este dominio inferior llegue a ser el Reino; esta oscuridad, la luz; esta perversidad satánica, todas las virtudes del cielo, y que la unidad, la hermandad y el amor sean conquistados por toda la raza humana, que reaparezca la unidad orgánica y las bases de la discordia sean destruidas, y que la vida eterna y la gracia sempiterna se conviertan en la cosecha de la humanidad.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 31

9. ¡Oh pueblos del mundo! El Sol de la Verdad ha aparecido para iluminar la tierra entera, y para espiritualizar a la comunidad del hombre.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 1

10. Los creyentes están edificando un refugio para la humanidad. Esta es su tarea suprema y sagrada y deberían dedicar todos los momentos que puedan a esta tarea.
Shoghi Effendi, PAR, pág. 25

11. La Revelación de Bahá'u'lláh...debe ser considerada, si nos guiamos por sus implicaciones, como la señal del advenimiento de la madurez de toda la raza humana. No debe tomársela como si fuera sólo otro renacimiento espiritual dentro de la siempre cambiante suerte de la humanidad, ni como una etapa más en una serie de Revelaciones progresivas, ni como la culminación de una serie de repetidos ciclos proféticos, sino como la señal de la última y más elevada etapa en la estupenda evolución de la vida colectiva del hombre en este planeta.
Shoghi Effendi, BNE, pág. 290

9 El Poder Regenerador

1. Por el movimiento de nuestra Pluma de gloria según el deseo del omnipotente Ordenador, hemos inspirado una nueva vida en toda estructura humana y hemos infundida una nueva potencia en cada palabra. Todas las cosas creadas proclaman las evidencias de esta regeneración mundial.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 96-97

2. Cada letra procedente de Nuestra boca está dotada de tal poder regenerador, que la capacita para traer a la existencia una nueva creación, creación cuya magnitud es inescrutable a todos, salvo Dios.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 118

3. El cirio de tu corazón ha sido encendido por la mano de mi poder; no lo extingas con los vientos adversos del yo y la pasión. El que cura todos los males es mi recuerdo; no lo olvides.
Bahá'u'lláh, PO, Persa, #32

4. ...a quienquiera que se mantenga firme y constante en esta santa, esta gloriosa y exaltada Revelación, le será dado tal poder, que lo habilitará para arrastrar y resistir todo lo que hay en el cielo y en la tierra. De esto Dios mismo es testigo.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 219-220

5. Hay un poder en esta Causa - un poder misterioso - lejos, lejos, lejos del saber de los hombres y los ángeles; ese poder invisible es la causa de todas las actividades externas. Conmueve los corazones, parte las montañas. Administra los asuntos complicados de la Causa. Inspira a los amigos. Rompe en mil pedazos todas las fuerzas de oposición. Crea los nuevos mundos espirituales. Es el misterio del Reino de Abhá.
‘Abdu'l-Bahá, CED, pág. 11

6. Con el advenimiento de los Profetas de Dios, su poder de crear una verdadera unión, la cual es tanto exterior como del corazón, reúne los pueblos...bajo el único amparo de la Palabra de Dios. Luego, un centenar de miles de almas se vuelven una sola alma, e incontables individuos emergen como un solo cuerpo.
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 89

7. En la enseñanza de Bahá'u'lláh se halla escrito: "Por el poder del Espíritu Santo, tan solo puede el hombre progresar, pues el poder del hombre es limitado, y el Poder Divino es infinito."
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 171

8. Comprendemos que el Espíritu Santo es el factor energizante en la vida del hombre. Quienquiera que reciba este poder será capaz de influenciar a todos los que entran en contacto con él.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 173

9. A pesar de lo reducido de su número y aunque se encuentra circunscripta a sus experiencias, poderes y recursos, la Fuerza que da energía a su misión tiene un alcance sin límite y su potencia es incalculable.
Shoghi Effendi, CV; pág. 47

10. ...antes que cualquiera medida que se conciba con el fin de aumentar la eficiencia de nuestras actividades administrativas, más vital que cualquier plan que los más ingeniosos de entre nosotros puedan concebir, muy por encima de la complicada estructura que el esfuerzo unido de las asambleas organizadas pueda erigir, está la comprensión en la profundidad más íntima del corazón de cada creyente verdadero del poder regenerador, la suprema necesidad, la eficacia infalible del Mensaje que lleva.
Shoghi Effendi, PAB, pág. 9

11. La Causa de Dios posee enorme poder y la razón por la cual los creyentes no obtienen más de ella es porque no han aprendido a utilizar plenamente estas grandes fuerzas de amor, fortaleza y armonía generadas por la Fe.
Shoghi Effendi, PAB, pág. 16

10 Una Transformación Espiritual

1. ...a no ser por la transformación efectuada en sus vidas, ¿cómo hubiesen podido manifestar hechos que son contrarios a las costumbres de los hombres e incompatibles con sus deseos mundanos?
Bahá'u'lláh, KI, pág. 99

2. Dios quiera que, por medio de Su benévola e invisible ayuda, despojes tu cuerpo y alma de su antigua vestimenta y te cubras con el nuevo e imperecedero atavío.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 100

3. ...¿no es el objeto de toda Revelación efectuar una transformación del carácter total de la humanidad, transformación que ha de manifestarse tanto exterior como interiormente, afectando su vida interior y sus condiciones externas? Ya que si no fuese cambiado el carácter de la humanidad, sería evidente la inutilidad de las Manifestaciones universales de Dios.
Bahá'u'lláh, KI, pág. 148

4. La tarea aun mayor de convertir fuerza satánica en poder celestial, por desconcertante y difícil que esto parezca, es una tarea que Nosotros hemos sido habilitados para efectuar. La Fuerza capaz de tal transformación supera la potencia de Elixir mismo. La sola Palabra de Dios puede vindicar la distinción de estar dotada de la capacidad requerida para un cambio tan grande y trascendental.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 132-133

5. Toda palabra que emana de los labios de Dios, está dotada con tal potencia que puede instilar nueva vida en cada ser humano...
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 93

6. Las potencialidades inherentes a la posición del hombre, la medida plena de su destino en el mundo y la excelencia inherente de su realidad, deben ser todas manifiestas en este Día prometido de Dios.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 226

7. ...en cada momento los espíritus puedan obtener nueva vida, y que la oscuridad del mundo de la naturaleza pueda ser completamente disipada; así, podéis llegar a ser luz encarnada y espíritu personificado, totalmente ajenos a las cuestiones sórdidas de este mundo y en comunicación con los asuntos del mundo divino.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, pág. 21

8. Si vosotros seguís con ahínco las enseñanzas de Bahá'u'lláh, os transformaréis indudablemente en la luz del mundo, el alma del cuerpo del mundo, el consuelo y la ayuda de la humanidad, y la fuente de salvación para el universo entero.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 114

9. ...la Causa de Dios debe ser una fuerza dinámica que transforme la vida de los hombres...
‘Abdu'l-Bahá, EEB, pág. 48

10. ¡El aspecto que debemos enfocar es la gloria de la Causa y el Poder de Bahá'u'lláh, el cual puede hacer de una mera gota un mar embravecido!
Shoghi Effendi, PAD, pág. 45

11. ...el ego puede y debe ser cada vez más subordinado al alma iluminado del hombre. Esto es lo que implica el progreso espiritual.
Shoghi Effendi, E/N, 19 Diciembre 1941

12. Verdaderamente cuando vemos la creciente oscuridad en el mundo de hoy, podemos damos cuenta perfecta de que a menos que el Mensaje de Bahá'u'lláh alcance a todos los corazones humanos y los transforme, no podrá haber paz ni progreso espiritual en el futuro.
Shoghi Effendi, E/N, 22 Febrero 1945

13. Hasta que nosotros mismos no vivamos la vida de un Bahá'í verdadero, no podremos demostrar la potencia creativa y transformadora de la Fe que profesamos.
Shoghi Effendi, POU; pág. 124

14. El poder de Dios puede transmutar por completo nuestro carácter, haciendo que seamos seres totalmente diferentes a lo que éramos antes.
Shoghi Effendi, OMT, pág. 37

15. ...desafortunadamente, no todos alcanzan con facilidad y rápidamente la victoria sobre el ego. Lo que todo creyente, nuevo o antiguo, debería comprender es que la Causa tiene el poder espiritual para recrearnos, si hacemos el esfuerzo para que ese poder influya sobre nosotros...
Shoghi Effendi, OMT, pág. 38

11 El Valor de Este Día

1. En este Día tiene lugar un gran festival en el Reino de lo alto; por cuanto todo lo que ha sido prometido en las Sagradas Escrituras ha sido cumplido. Este es el Día de gran regocijo. Concierne a todos apresurarse hacia la corte de su cercanía con extrema alegría, gozo, exaltación y deleite, y librarse del fuego de la lejanía.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 90

2. Este es el Día que ha sido iluminado por los esplendores de la luz de nuestro semblante, Día alrededor del cual todos los días y noches circundan en adoración.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 299

3. ¿Prefieres demorarte cuando la brisa anunciadora del Día de Dios ha soplado ya sobre ti, o eres de aquellos que están apartados de El como por un velo?
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 17

4. Este es el Día en que los amados de Dios deben mantener su vista dirigida hacia su Manifestación, y deben fijarla en todo lo que esta Manifestación desee revelar.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 113

5. Este es el Rey de los Días... Dichoso de aquel que ha vivido para presenciar este Día y ha reconocido su posición;
Bahá'u'lláh, DB, pág. 21

6. Este día es el día de la unión, el día de la reunión de toda la humanidad. "Por cierto que Dios ama a aquellos quienes, como si fueran un sólido muro, combaten por su Causa en apretadas filas."
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 263

7. El Sol de la Verdad está brillando desde los invisibles cielos; conoced la valía de estos días. Alzad vuestras cabezas, y llegad a ser espigados cipreses, en estas rápidas corrientes.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 261

8. Conoced la valía de este tiempo. Esforzaos con todo vuestro corazón, elevad vuestra voz y exclamad, hasta que este oscuro mundo se colme de luz, y este estrecho lugar de sobras se ensanche, y este montón de polvo de un momento efímero se transforme en un espejo de los eternos jardines del cielo, y esta esfera terrenal reciba su porción de gracia celestial.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 37

9. Conoce el valor de estos días; que no se te escape esta oportunidad. Ruega a Dios que haga de ti un cirio encendido, a fin de que guíes a una gran multitud a través de este oscuro mundo.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 102

10. Los santos de pasadas edades y siglos, todos y cada uno de ellos, anhelaron, llenos sus ojos de lágrimas, vivir, aunque fuera un momento, en el Día de Dios.
‘Abdu'l-Bahá, DB, pág. 28

12 Una Verdadera Familia

1. Si algún hombre meditare sobre lo que han revelado las Escrituras enviadas desde el cielo de la santa Voluntad de Dios, reconocerá fácilmente que el propósito de ella es que todos los hombres sean considerados como un alma...
Bahá'u'lláh, DAJ, pág. 151

2. Que todas las naciones lleguen a ser una en fe, y todos los hombres, como hermanos; que se fortalezcan los lazos de afecto y unidad entre los hijos de los hombres... Estas luchas, discordias y este derramamiento de sangre deben cesar y todos los hombres deben ser como parientes, como de una sola familia. Que ningún hombre se gloríe en que ama a su patria; que más bien se gloríe en que ama a sus semejantes...
Bahá'u'lláh, PB, pág. vii

3. ...reunámonos para apresurar el establecimiento de la Divina Causa de la unidad, hasta que toda la humanidad se considere a sí misma como una sola familia, reunida en el amor.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, págs. 125-126

4. Todas las naciones se convertirán en una; todas las religiones se unificarán; todos los hombres llegarán a formar parte de una sola familia y de un mismo parentesco.
‘Abdu'l-Bahá, RAP, pág. 52

5. Preocupaos los unos de los otros. Ayudaos mutuamente en vuestros planes y proyectos... Amparaos uno en otro hasta que lleguéis a ser como un solo cuerpo, como uno y todos...
‘Abdu'l-Bahá, LC, pág. 24

6. Debéis considerar a todos sus siervos como vuestra propia familia y parientes.
‘Abdu'l-Bahá, DAV pág. 157

7. No te pongas contento hasta que todo aquél con quien trates sea para ti como un miembro de tu familia. Considera a cada cual como un padre, como un hermano, una hermana, una madre o como un hijo.
‘Abdu'l-Bahá, MVB, pág. 44

8. Profundos como son los lazos familiares, debemos siempre recordar que los lazos espirituales son mucho más íntimos; éstos son eternos y sobreviven a la muerte, mientras que los lazos físicos, a menos que estén reforzados por vínculos espirituales, están confinados a esta vida.
Shoghi Effendi, DG, pág. 93

9. Vuélvase hacia sus hermanos y hermanas Bahá'ís, quienes están viviendo con usted en la Luz del Reino.
En realidad, los creyentes todavía no han aprendido del todo a obtener fortaleza y consolidación unos de otros en momentos de necesidad. La Causa de Dios está dotada de poderes tremendos, y la razón por la que los creyentes no lo aprovechan más es porque todavía no han aprendido a beneficiarse de esas poderosas fuerzas de amor, firmeza y armonía generadas por la Fe.
Shoghi Effendi, DG, págs. 93-94

13 Una Vida Distintiva

1. Es por vuestros actos que podéis distinguiros de los demás. Por ellos puede ser derramado sobre la tierra el brillo de vuestra luz.
Bahá'u'lláh, PEB, págs. 202-203

2. Se aproxima el Día en que Dios, por un acto de Su Voluntad, habrá de crear una raza de hombres cuya naturaleza es inescrutable para todos excepto Dios.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 125

3. Nuestros mayores esfuerzos deberán estar dirigidos hacia el desprendimiento de las cosas del mundo; debemos luchar por ser más espirituales, más luminosos, por seguir el consejo de las Enseñanzas Divinas, por servir a la causa de la unidad y de la verdadera igualdad, por ser generosos...para que la luz del Espíritu se manifieste en todos nuestros actos, con el fin de que toda la humanidad sea unida...
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 84

4. Sabed además que, en verdad, el pueblo de Bahá debe distinguirse de los demás en todos los aspectos, hasta convertirse en lámparas del Verdadero entre las criaturas, y en estrellas de guía brillando desde el Concurso Supremo.
‘Abdu'l-Bahá, ETC, pág. 28

5. Deseo la distinción para vosotros. Los bahá'ís deben distinguirse de los demás seres humanos. ...No deseo para vosotros distinción monetaria. No es una distinción corriente la que yo deseo: no es una distinción científica, ni comercial, ni industrial. Deseo para vosotros la distinción espiritual; ello es, debéis volveros eminentes y distinguidos en moral. Debéis distinguiros de todos los demás en el amor a Dios. Debéis distinguiros por amar a la humanidad; por la justicia y la concordia; por el amor y la justicia.
‘Abdu'l-Bahá, ETC, págs. 34-35

6. Una cosa que mitiga sensiblemente la agobiante carga que pesa sobre mi corazón y mi mente, es el grado en que los bahá'ís conforman su vida privada y su carácter, al elevado código establecido por Bahá'u'lláh. Esta es una norma infinitamente exaltada, y nada menor que ello demostrará ser, a los ojos de aquellos que en verdad cuentan, una prueba lastimosamente insignificante y extremadamente fútil.
Shoghi Effendi, ETC, págs. 47-48

7. La más ardua y la más noble de las tareas del mundo de hoy es la de ser un verdadero bahá'í; ello requiere la derrota, por nuestra parte, no solo de los males corrientes que prevalecen en todo el mundo, sino además de la debilidad, del apego al pasado, de los prejuicios, y del egoísmo que puedan haber sido heredados o adquiridos dentro de nuestro propio carácter.
Shoghi Effendi, ETC, págs. 53-54

8. El propósito integral de Bahá'u'lláh es que deberíamos convertirnos en una nueva clase de gente, en gente recta, bondadosa, inteligente, veraz y honesta, y que vive de acuerdo a sus grandes leyes, formuladas para esta nueva época del desarrollo del hombre. Llamarnos bahá'ís no es suficiente; nuestro más íntimo ser debe ennoblecerse e iluminarse viviendo una vida bahá'í.
Shoghi Effendi, ETC, págs. 54-55

14 Vivir la Vida Bahá'í

1. ¡Oh amigos! No descuidéis las virtudes con que habéis sido dotados, ni seáis negligentes con vuestro alto destino...
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 111

2. Que vuestros hechos sean una guía para toda la humanidad, pues lo que profesan la mayoría de los hombres, sean nobles o humildes, difieren de su conducta. Es por vuestros actos que podéis distinguiros de los demás. Por ellos puede ser derramado sobre toda la tierra el brillo de vuestra luz. Bahá'u'lláh, PEB, págs. 202-203

3. El hombre que vive la vida de acuerdo con las enseñanzas de Bahá'u'lláh, es de hecho un bahá'í. Por otra parte, una persona puede llamarse a sí misma un bahá'í durante cincuenta años, pero si vive una vida diferente, no es un bahá'í.
‘Abdu'l-Bahá, BNE, págs. 75-76

4. Que todos sean librados de las múltiples identidades que nacen de la pasión y el deseo, y en la unidad de su amor a Dios hallen un nuevo modo de vida.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 77

5. Ay, yo estoy esperando, esperando oír las alegres nuevas de que los creyentes son las personificaciones de la sinceridad y la veracidad, la encarnación del amor y la amistad, los símbolos vivientes de la unidad y la concordia. ¿No alegrarán mi corazón? ¿No satisfarán mi anhelo? ¿No manifestarán mi deseo? ¿No cumplirán el deseo de mi corazón? ¿No prestarán oído a mi llamado?
Estoy esperando, esperando pacientemente.
‘Abdu'l-Bahá, AB, pág. 355

6. El 'mejor maestro' y el 'creyente ejemplar' es, al fin y al cabo, ni más ni menos que el Bahá'í común que se ha consagrado al trabajo de la Fe, ha aumentado sus conocimientos y comprensión de las Enseñanzas, ha puesto su confianza en Bahá'u'lláh y se ha levantado para servirle al máximo de su habilidad.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 13

7. Él guarda la esperanza de que ustedes se desarrollen hasta llegar a ser Bahá'ís tanto en lo que se refiere a carácter como en creencia. Todo el propósito de Bahá'u'lláh es que lleguemos a ser una nueva especies de individuos...
Shoghi Effendi, MVB, pág. 26

8. Afirmar que somos Bahá'ís no es suficiente; nuestro ser interior debe llegar a ser noble e iluminado como resultado de vivir una vida Bahá'í.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 26

9. Lo más grande es vivir la vida --hacer que nuestra vida esté tan saturada con las enseñanzas divinas y el espíritu Bahá'í que la gente no vea sino una alegría, un poder, un amor, una pureza, un brillo, una eficiencia en nuestro carácter y trabajo...
Shoghi Effendi, MVB, pág. 95

10. El estudio de los principios, y el esfuerzo por vivir de acuerdo con ellos son, por tanto, los dos medios esenciales para asegurar el desarrollo y progreso de su vida espiritual interior, así como de su existencia exterior.
Shoghi Effendi, EEB, pág. 96

11. Él llamarnos Bahá'ís no es suficiente, nuestro ser interior debe llegar a ennoblecerse e iluminarse viviendo una vida Bahá'í.
Shoghi Effendi, E/N, 25 Agosto 1944

12. Puede decirse que hay dos clases de Bahá'ís: aquellos cuya religión es la Bahá'í y aquellos que viven para la Fe. Es innecesario decir que si uno puede pertenecer a esta última categoría, si uno puede estar a la vanguardia de los héroes, mártires y santos, más meritorio es a los ojos de Dios.
Shoghi Effendi, MVB, pág. 117

Cuarta parte
ÉXITO EN LA ENSEÑANZA

1 El Deber de Enseñar

1. Dios, sin duda, inspirará a quienquiera se desprenda de todo salvo de Él, y hará que de su corazón se viertan y fluyan copiosamente las aguas puras de la sabiduría y la prolación. Verdaderamente, tu Señor, el Todo Misericordioso, es potente para hacer su voluntad y ordena todo lo que a Él le place.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 208

2. Dios ha prescrito a cada uno el deber de enseñar Su Causa. Quienquiera se levante a cumplir este deber, antes de proclamar Su Mensaje, debe necesariamente adornarse con el ornamento de un carácter recto y loable, para que sus palabras puedan atraer los corazones de aquellos que son receptivos a su llamado.
Bahá'u'lláh, TPD, pág. 7

3. De todos los dones de Dios, el más grande es el don de la enseñanza. Esta atrae hacia nosotros la Gracia de Dios y es nuestra primera obligación.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, págs. 8-9

4. En este día cada creyente debe concentrar sus pensamientos en enseñar la Fe. ...Cada uno de los amigos debe enseñar por lo menos a un alma cada año. Esta es gloria sempiterna. Esta es eterna gracia.
‘Abdu'l-Bahá, ECD, pág. 11

5. Lo más importante de todo en estos días es guiar a las naciones y pueblos del mundo. Enseñar la Causa es de la mayor importancia, porque es la piedra angular de la base misma.
‘Abdu'l-Bahá, VI; pág. 13

6. En verdad, llevar este mensaje a la humanidad en su momento más oscuro de necesidad es el deber primordial de cada creyente.
Shoghi Effendi, DG, pág. 61

7. Bahá'u'lláh no nos ha dado Sus enseñanzas para atesorarlas y esconderlas para nuestro deleite y placer personal. Nos las ha dado para que las podamos transmitir de boca a boca hasta que el mundo entero se familiarice con ellas y disfrute de sus bendiciones e influencia edificadora.
Shoghi Effendi, LG, pág. 700

8. No tenemos maestros especiales en esta Causa. Todo el mundo es un maestro potencial. Solamente tiene que utilizar lo que Dios le ha dado y así probar que es fiel a su encargo.
Shoghi Effendi, LG, pág. 708

9. Encontrar a estas almas receptivas y enseñarles, con tacto y entendimiento, es el deber y privilegio de todo Bahá'í individual
Shoghi Effendi, ECD, pág. 29

10. Nunca deben de dejar que pase un día sin enseñar a algún alma, confiando en Bahá'u'lláh que la semilla crecerá.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 38

11. Todos los Bahá'ís, nuevos o antiguos por igual, deberían dedicarse tanto como sea posible a la enseñanza de la Fe; deberían también darse cuenta de que la atmósfera de verdadero amor y unidad que manifiesten dentro de la Comunidad Bahá'í afectará directamente al público, y será el imán más grande para atraer a la gente a la Fe y confirmarlos.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 27

12. En el Aqdas Bahá'u'lláh considera a la enseñanza como una obligación espiritual impuesta sobre todo creyente devoto y siervo de Su Fe. Si los amigos se vuelven plenamente conscientes de este deber y se levantan para hacer su parte, pronto esta Causa penetrará a todos los hogares a través del mundo y el Reino de Dios será establecida.
Shoghi Effendi, LG, pág. 700


2 La Condición del Maestro

1. Que sus almas fulguren con la llama del Fuego eterno que se encuentra encendido en el mismo centro del mundo, en tal forma que las aguas del universo serán impotentes para enfriar su ardor.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 89

2. Les incumbe escoger como mejor provisión para sus viajes, la confianza en Dios y ataviarse con el amor de su Señor, el Más Exaltado, el Todo Glorioso. Si así lo hacen, sus palabras tendrán influencia sobre sus oyentes.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 133

3. Quienquiera se levante a enseñar nuestra Causa debe necesariamente desprenderse de todas las cosas terrenales, y debe considerar, en todo momento, el triunfo de nuestra Fe como el objetivo supremo.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 222

4. El maestro no debería ver en él mismo superioridad alguna, debería hablar con la máxima benevolencia, sumisión y humildad, porque lenguaje tal ejerce influencia y educa a las almas.
‘Abdu'l-Bahá, ECD, pág. 8

5. Cuando el rostro del que habla brilla con el resplandor del amor de Dios, en el momento de su exposición de un tema, y se regocija con el vino del verdadero entendimiento, llega a ser el centro de una fuerza potente, la cual como un imán atraerá a los corazones.
‘Abdu'l-Bahá, ECD, pág. 9

6. Es una bendición maravillosa e inapreciable ser el vehículo que lleva el alimento que viene de Dios. No puede comprarse con oro. La primera condición de un maestro religioso es creer en Dios; la segunda, de volver su rostro hacia Dios; la tercera, de desprenderse de todo salvo Dios. Tales maestros constituirán las lámparas de guía iluminadas, las estrellas del cielo de la misericordia, los árboles del huerto de Abhá, las flores del jardín del misterio y las antorchas del sendero de la salvación.
‘Abdu'l-Bahá, LG, pág. 707

7. La intención del maestro debe ser pura, su corazón independiente, su espíritu atraído, su pensamiento en paz, su resolución firme, su magnanimidad exaltada y en el amor a Dios, una antorcha brillante. Si él llega a esta condición, su aliento santificado afectará aún la piedra, de lo contrario, no habrá ningún resultado.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, pág. 23

8. Devoción íntegra y desinteresada es lo que es más necesario. Cuanto más arda nuestra antorcha, tanto más luz dará y más prontamente impartirá su llama a otros.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 17

9. ...deje que su corazón arda con el deseo de servir Su Misión y proclamar Su llamado; y usted observará como la elocuencia y el poder de cambiar los corazones humanos vendrá como cosa natural.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 19

10. La enseñanza es la piedra angular principal de todo servicio Bahá'í, pero la enseñanza con buen éxito depende de muchos factores, uno de los cuales es el desarrollo de un verdadero modo de vida Bahá'í y el cumplimiento de las responsabilidades en las que hayamos incurrido.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 33

11. El calibre espiritual y la calidad moral de estos maestros es de gran importancia, y deben tener, especialmente, un espíritu puro y un verdadero amor por la Causa. Deben tener la capacidad para comunicar ese espíritu y ese amor a otros.
Shoghi Effendi, LG, pág. 708

12. ...el individuo debe llegar a ser como una caña, a través de la cual el espíritu pueda descender, para vivificar las almas.
Shoghi Effendi, LG, pág. 718

13. ...EI maestro Bahá'í debe ser todo confianza. En esto radica su fuerza y el secreto de su éxito.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 23

3 Levantarse a Enseñar

1. Levántate a hacer triunfar mi Causa y con la fuerza de tu palabra somete a los corazones de los hombres.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 60

2. Desatad vuestras lenguas y proclamad sin cesar su Causa. Esto será para vosotros mejor que todos los tesoros del pasado y del futuro, si sois de aquellos que comprenden esta verdad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 220

3. Sé irrestringido como el viento, al llevar el Mensaje de Aquel que hizo romper el alba de la Guía Divina. Considera como el viento, fiel a lo que Dios ha ordenado, sopla sobre todas las regiones de la tierra, sean habitadas o desoladas.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 226

4. Si alguien se levanta para el triunfo de nuestra Causa, a ése hará Dios victorioso, aunque se aliaren contra él decenas de miles de enemigos. Y si su amor por Mí crece, Dios establecerá su ascendiente sobre todos los poderes terrestres y celestes.
Bahá'u'lláh, DB, pág. 21

5. Enseñad la Causa de Dios, oh pueblo de Bahá, porque Dios ha prescrito a todos y a cada uno el deber de proclamar su Mensaje y lo considera como la más meritoria de todas las acciones.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 185

6. ...conoced la valía de esta preciosa Fe, obedeced sus enseñanzas, caminad por este sendero de recto trazado y enseñad este camino a la gente. Alzad vuestra voz y entonad el canto del Reino. Difundid por todas partes los preceptos y consejos del amoroso Señor, para que este mundo se transforme en otro mundo, y esta sombría tierra se inunde de luz...
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 3

7. Si se levantan para enseñar Mi Causa, deben permitir que el hálito de Aquél Quien es el Irrestringido les anime, y deben difundirla por toda la tierra con gran determinación, con mentes completamente centradas en El, con corazones totalmente desprendidos e independientes de todas las cosas, y con almas santificadas del mundo y sus vanidades.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, pág, 4

8. ...que todos y cada uno se pongan en acción y se levanten con alma y corazón y de común acuerdo, para difundir las dulces fragancias de Dios, enseñar Su Causa y promover Su Fe. Les incumbe a éstos no descansar un instante, ni buscar reposo. Activos, sin descanso y firmes hasta el fin, deben levantar en todos los países, el grito triunfante de "¡Oh Tú, Gloria de las Glorias!" (Yá Bahá'u'l-Abhá)...
‘Abdu'l-Bahá, VT, pág. 12

9. En este Día, los amados de Dios no deben esperar ni tardarse ni un instante en la enseñanza de la Causa de la Manifestación;...porque verdaderamente, en este Día, el alma que es la causa de guía de otro alma, la recompensa de un mártir en el sendero de Dios seguramente será registrada por la Pluma de la Causa por su obra.
‘Abdu'l-Bahá, LG, pág. 701

10. Enseñar la Causa de Dios, proclamar sus verdades, defender sus intereses, demostrar por medio de palabras tanto como por hechos su calidad de indispensable, su poder y su universalidad --no debe en ningún momento ser considerados como la exclusiva preocupación ni el privilegio exclusivo de las instituciones administrativas Bahá'ís, ya sean éstas Asambleas o comités. Todos deben participar, no importa cuán humilde sea su origen, cuán limitada su experiencia, cuán restringidos sus medios, cuán deficiente su educación, cuán apremiante sus inquietudes y preocupaciones, cuán desfavorable el ambiente en que viven.
Shoghi Effendi, AID, pág. 68

11. Levantémonos a enseñar Su Causa con rectitud, convicción, comprensión y valor ...hagamos que sea la pasión dominante de nuestra vida.
Shoghi Effendi, PI, pág. 89

12. Que éste sea el deber supremo y urgentísimo de todo bahá'í. Hagamos de él la pasión dominante de nuestra vida. Dispersémonos hasta los últimos confines de la tierra; sacrifiquemos nuestros intereses, comodidades, gustos y placeres personales; mezclémonos con los diversos grupos y pueblos del mundo...
Shoghi Effendi, LCV, pág. 136 ..

4 El Ejemplo de ‘Abdu'l-Bahá


1. ¡Oh! cómo anhelo que me fuese posible viajar por estas partes, aunque fuese necesario hacerla a pie y en la mayor pobreza, y al pasar por las ciudades, pueblos, montañas, desiertos y océanos, proclamar en alta voz "¡Yá-Bahá'u'l-Abhá!" y promover las enseñanzas divinas. Pero ahora esto no me es posible; por eso vivo con una gran pena; quizás, Dios mediante, vosotros seréis ayudados en esto.
‘Abdu'l-Bahá, TPD, págs. 15-16

2. En la ciudad de Baghdád, Yo hablé con un hombre ilustrado, algunos de cuyos parientes eran creyentes. No importa cuanto hicieron para darle el Mensaje, él no aceptaba. Una vez ellos lo trajeron a mi casa, justamente cuando yo me estaba levantando y me estaba peinando. Ellos dijeron: "le trajimos a tal persona aquí, por favor venga y hable con él; quizás él se hará un creyente." Yo dije, "Muy bien" Luego me volví a la Bendita Belleza y oré: "¡Oh Bendita Belleza, confírmame!" Más tarde hablé con él, y en esa misma hora se hizo creyente.
‘Abdu'l-Bahá, LG, pág. 701

3. Sea cual fuere la situación en que se encuentre, ‘Abdu'l- Bahá, con calma y tranquilidad absolutas, se halla listo para sacrificarse a sí mismo, estando totalmente resignado y sujeto a Su Voluntad.
‘Abdu'l-Bahá, VT, pág. 10

4. Este agraviado siervo ha pasado sus días y sus noches promoviendo la Causa y urgiendo a las gentes al servicio. No descansó un solo instante hasta que la fama de la Causa de Dios fue proclamada en el mundo y las Melodías Celestiales del Reino de Abhá despertaron el Este y el Oeste. Los bienamados de Dios deben seguir igual ejemplo. ¡Este es el secreto de la fidelidad, éste es el requisito de servidumbre hacia el Umbral de Bahá!
‘Abdu'l-Bahá, VT, pág. 13

5. Observadme a mí; soy tan débil y, sin embargo, he recibido la fuerza para venir a vosotros; ¡un pobre siervo de Dios a quien se le ha permitido traeros este mensaje!
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 30

6. Que recuerde el ejemplo sentado por ‘Abdu'l-Bahá y Su constante amonestación porque se derrame tal benevolencia sobre el investigador y porque se ejemplifique hasta tal grado el espíritu de las enseñanzas que él aspira a inculcarle, que el recibidor de éstas se verá espontáneamente impulsado a identificarse con la Causa que incorpora tales enseñanzas.
Shoghi Effendi, AJD, págs. 77-78

7. Debemos tener presente el ejemplo del Maestro y seguir nuestra 'luz interior', adaptando nuestro lenguaje lo mejor posible a la capacidad y madurez de aquel a quien deseamos enseñar.
Shoghi Effendi, LG, pág. 701

8. Durante estos viajes, ‘Abdu'l-Bahá puso en evidencia una vitalidad, una valentía, una unidad de propósito, una consagración a la tarea que Él se había propuesto llevar a cabo, que provocaron el asombro y la admiración de aquellos quienes tuvieron el privilegio de observar de cerca sus acciones diarias.
...sin preocuparse ni por su comodidad ni por su salud; gastando hacia la última onza de su energía día tras día, desde el amanecer hasta tarde en la noche...
Shoghi Effendi, DP, pág. 268

9. ...el rico o el pobre, el viejo o el joven, sean o no nuevos conversos de la Fe, todos aquellos que están identificados con ésta, deben participar y prestar su asistencia, cada uno de acuerdo con su capacidad, experiencia y oportunidades, en la tarea común de cumplir con las instrucciones, de realizar las esperanzas y seguir el ejemplo de ‘Abdu'l-Bahá.
Shoghi Effendi, AID, pág. 53

5 A Quien Enseñar

1. Mediante la potencia del Nombre del Bienamado, atraed a las almas receptivas hacia la santa corte de Dios, para que quizá no permanezcan privados de la celestial Fuente de agua viviente.
Bahá'u'lláh, TB, págs. 269-270

2. Que todo vuestro empeño sea para esto: llegar a ser la fuente de vida e inmortalidad, y de paz, y de consuelo, y de gozo, para toda alma humana, ya os sea conocida o extraña, ya sea opuesta a vosotros o esté de vuestra parte. No consideréis la pureza o la impureza de su naturaleza; considerad la misericordia del Señor que todo lo abarca, la luz de cuya gracia ha envuelto la tierra entera y todos los que habitan en ella, y en la plenitud de cuya munificencia están sumidos tanto los sabios como los ignorantes. Extraño y amigo por igual están sentados a la mesa de su favor.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, págs. 259-260

3. Ayudad a los caídos en el materialismo a comprender que son hijos divinos, y alentadlos a elevarse y a ser dignos de sus derechos por nacimiento; para que por vuestros esfuerzos el mundo de la humanidad se convierta en el Reino de Dios y de sus elegidos.
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 99

4. No consideréis lo escaso de vuestro número, más bien, tratad de hallar corazones puros. Una alma consagrada es preferible a un millar de otras almas.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 81

5. ...No hay tiempo que perder. No queda lugar para la vacilación. Las multitudes están hambrientas por el Pan de Vida. El escenario está montado. La firme e irrevocable promesa ha sido dada. El propio plan de Dios ha sido puesto en movimiento.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 30

6. ...él siente que el asunto de mayor importancia es confirmar gente de verdadera capacidad y habilidad, de cualquier nivel social que sean, porque la Causa necesita ahora, y siempre requerirá en forma creciente, almas de gran habilidad que puedan presentarla al público en general, puedan administrar sus asuntos siempre crecientes, y contribuir a su adelanto en cada campo.
Shoghi Effendi, LG, pág. 713

7. Sin duda la mayoría no es aún capaz de ver su verdadero significado, pero ellos no deben de ser privados, por nuestra falla de obligación, de la oportunidad de oír de ella (la Causa). Y hay muchas almas preciosas que están buscándola y están listas para abrazarla.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 24

8. La Causa de Dios tiene lugar para todos. No sería, ciertamente, la Causa de Dios si no admitiera y diera la bienvenida a todos --pobres y ricos, educados e ignorantes, los desconocidos y los prominentes-- Dios con seguridad los quiere a todos, como que los ha creado a todos.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 24

9. Los creyentes deben dar el Mensaje aún a aquellos quienes no parecen estar listos para ello, porque ellos nunca pueden juzgar la magnitud real en que la Palabra de Dios puede influenciar a los corazones y mentes de la gente...
Shoghi Effendi, ECD, pág. 23

10. Hay mucha, mucha gente lista y anhelando encontrar estas enseñanzas de Bahá'u'lláh. Los amigos, a través de las oraciones para guía, y por medio de tratar de contactar los diferentes tipos de grupos, deben buscar a estas almas sedientas y confirmarles.
Shoghi Effendi, LG, pág. 718

6 La Asistencia Divina

1. ¡Por la rectitud de Dios! Quienquiera que abra sus labios en este Día y haga mención del nombre de su Señor, las huestes de la inspiración Divina descenderán sobre él desde el cielo de Mi nombre el Omnisciente, el Sapientísimo. También, descenderá sobre él, el Concurso en lo Alto, cada uno llevando en alto, un cáliz de luz pura...
Bahá'u'lláh, TPD, pág. 5

2. Él, en verdad, ayudará a todo el que Le ayude, y recordará a todo el que Le recuerde. Esto lo atestigua esta Tabla que ha derramado el resplandor de la amorosa bondad de vuestro Señor...
Bahá'u'lláh, AID, pág. 112

3. Estamos con vosotros en todo momento y os fortaleceremos con el poder de la verdad.
Bahá'u'lláh, KA, pág. 14

4. Cualquier alma que hoy libera su lengua para entregar la Verdad y está ocupada en la difusión de las fragancias de Dios, indudablemente será asistida y confirmada por el Espíritu Santo...
‘Abdu'l-Bahá, PAD, pág. 23

5. Si alguien se levantara para promover la Palabra de Dios con un corazón puro, desbordándose con el amor de Dios y apartado del mundo, el Señor de las Huestes lo asistirá con tal poder como para penetrar el núcleo de los seres existentes.
‘Abdu'l-Bahá, ECD, pág. 6

6. No os acordéis de vuestras limitaciones; la ayuda de Dios os llegará. Olvidaos de vosotros mismos. ¡La ayuda de Dios con seguridad llegará!
‘Abdu'l-Bahá, SAB, pág. 30

7. Debemos recordar que Bahá'u'lláh siempre está a la expectativa listo para venir a nuestro auxilio si solamente nos levantamos para servirle con el espíritu de auto-sacrificio y desprendimiento absoluto.
Shoghi Effendi, LG, pág. 691

8. El vendrá en nuestra ayuda si solamente nos levantamos y llegamos a ser un canal activo de la gracia de Dios.
...De hecho, el mero acto de levantarse le ganará la ayuda y bendiciones de Dios.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 19

9. ... Bahá'u'lláh ha prometido su asistencia divina a todo el que se levante con un corazón puro y desprendido, para difundir su santa Palabra, aunque esté privado de toda capacidad y conocimiento humanos, y a pesar de las fuerzas de la oscuridad y de la oposición que puedan desplegarse en su contra.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 41

10. ...el solo hecho de esforzarse para servir, no importa cuán incapaz pueda uno sentirse, atrae las bendiciones de Dios y permite a uno volverse más apto para la tarea.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 43

11. ...deje que su corazón arda con el deseo de servir su Misión y proclamar su llamado; y usted observará cómo la elocuencia y el poder de cambiar los corazones vendrán como consecuencia.
Shoghi Effendi, PAD, pág. 39

7 La Promesa de la Victoria

1. Esfuérzate por el triunfo de mi causa, a fin de que estando aún en la tierra obtengas la victoria.
Bahá'u'lláh, PO, Árabe, #42

2. ¡Por la rectitud de Dios! Si un hombre, completamente solo, se levanta en el nombre de Bahá y se pone la armadura de Su amor, el Todopoderoso le hará victorioso, aunque se juntaran contra él todas las fuerzas de la tierra y del cielo...
Bahá'u'lláh, TPD, pág. 5

3. Si es encendido con el fuego de Su amor, si renuncia a todas las cosas creadas, las palabras que profiera abrasarán a quienes le escuchen.
Bahá'u'lláh, AJD, pág. 76

4. ¡Por Dios, fuera de Quien no hay otro Dios! Si alguien se levantara por el triunfo de nuestra Causa, a él Dios le haría victorioso aunque en su contra se aliaran decenas de miles de enemigos. Y si su amor por mí se hiciere más fuerte, Dios establecería su ascendiente sobre todos los poderes de la tierra y del cielo. Así hemos inspirado el espíritu del poder en todas las regiones.
Bahá'u'lláh, LCV; pág. 113

5. Aquel Quien conduce a la verdadera victoria, ha llegado. ¡Por la rectitud de Dios! Él es enteramente capaz de revolucionar el mundo a través del poder de una simple Palabra.
Bahá'u'lláh, TB, pág. 297

6. Concierne al pueblo de Bahá hacer triunfar al Señor mediante el poder de sus expresiones y exhortando al pueblo a través de un carácter y acciones correctas...
Bahá'u'lláh, TB, pág. 63

7. Cuando llegue la victoria, cada hombre se declarará creyente y se apresurará al refugio de la Fe de Dios. Felices aquellos que en los días de las pruebas que envuelven al mundo se han mantenido firmes en la Causa y han rehusado desviarse de su verdad.
Bahá'u'lláh, PEB, pág. 212

8. Los amigos de Dios son sostenidos por el Reino en lo alto y obtienen sus victorias mediante los masivos ejércitos de la más grande guía. De este modo, para ellos, toda dificultad será allanada, todo problema será muy fácilmente resuelto.
‘Abdu'l-Bahá, SEAB, pág. 283

9. ...todo esfuerzo sería dirigido hacia la adopción de una combinación de todas las medidas posibles, tendientes a elevar la Palabra de Dios, incrementar el número de creyentes, promover la Fe de Dios, y exaltarla y hacerla victoriosa...
‘Abdu'l-Bahá, SCD, pág. 50

10. ...Es espíritu, determinación, fe y devoción lo que materializa las victorias, una tras otra, ...y no lujo y holganza...
Shoghi Effendi, ECD, pág. 27

11. Cuando el individuo se levanta con entusiasmo, con entera dedicación y consagración, y no permite que nada lo detenga, en seguida los resultados se lograrán.
Shoghi Effendi, ECD, pág. 42

12. Aquellos que deseen alcanzar la inmortalidad, que den ese paso y eleven el Llamado Divino. Ellos quedarán atónitos ante las victorias espirituales que ganarán.
Shoghi Effendi, PAD, págs. 46-47
Back to:   Personal compilations
Home Site Map Forum Links Copyright About Contact
 
.
. .